Cómo proteger tu teléfono contra el robo de identidad

Un móvil robado puede dar a un delincuente fácil acceso a su vida digital

(Image: © Shutterstock / ImYanis)

Cada día añades más y más información a tu teléfono. Cada vez se convierte en una representación digital más completa de ti. Las cuentas bancarias, la aplicación de PayPal, incluso los gestores de contraseñas... todo está ahí, junto con las cuentas de las redes sociales, las fotos... la lista es larga.

La implicación es clara. Tu teléfono representa un enorme riesgo para tu privacidad y tu identidad. Una vez robado, un teléfono puede ser minado en busca de datos que luego pueden ser utilizados para robar tu identidad, convirtiéndote en una víctima de fraude de identidad.

Protege tu teléfono contra el robo

El primer paso para minimizar el robo de identidad a través de su smartphone es intentar evitar su robo.

Para empezar, no dejes el teléfono a la vista en tu coche. En su lugar, utiliza la guantera o ponlo bajo un asiento. Si el teléfono no está a la vista, no será un objetivo. Lo mismo ocurre con cualquier dispositivo que almacene datos personales e identificables.

En la calle, mantén tu teléfono fuera de la vista de los demás. Guárdalo en el bolsillo interior de tu chaqueta. Si no, guárdalo en una funda segura en tu bolso, llevándolo bien colocado. Usa auriculares Bluetooth de manos libres para evitar sacar el teléfono para hacer o recibir llamadas.

También debes conocer las tácticas de los delincuentes callejeros a la hora de robar teléfonos. Tienen varias tácticas para entrar en tu espacio personal y agenciarse tus pertenencias. Ejemplos clave:

Te preguntan la hora en algún sitio muy concurrido. Si tu reacción inicial es sacar el teléfono para mirarla, podrías estar en riesgo. Responde que no la sabes o sigue avanzando sin responder.

Esto puede ocurrir sin darte cuenta. Te abordan en un lugar lleno de gente, como el momento en el que la gente entra y sale en un metro, decenas de personas que pasan por delante de ti a la vez. Es una oportunidad inmejorable, así que mantén tu teléfono fuera de la vista de los demás.

Aunque muchas de estas prácticas son completamente obvias, es crucial tenerlas en cuenta.

Unbreakable Lock

(Image credit: KAUST)

Protege los secretos de tu smartphone

A continuación, debes asegurarte de que, si te roban el teléfono, no revele nada de tu identidad que pueda utilizar un ladrón. Varias herramientas y aplicaciones pueden asegurar que tu teléfono no comparta tus secretos.

1. Encripta tu teléfono

Utiliza la opción de cifrado del disco completo de tu teléfono para asegurarte de que no se puede acceder a los datos sin la autenticación correcta. Todas las plataformas móviles tienen una opción de encriptación, así que invierte algo de tiempo de averiguar cómo activarla. Ten en cuenta que los datos no pueden recuperarse una vez encriptados si olvidas la contraseña del teléfono.

2. Autenticación segura

La mayoría de los teléfonos ofrecen reconocimiento facial, un escáner de huellas dactilares o la opción de introducir una contraseña segura. Evita los PIN de cuatro dígitos y los patrones, ya que dejan una marca de huellas en la pantalla que puede usarse para descifrar el código. Por comodidad y fiabilidad, la seguridad por huella dactilar o pulgar ha demostrado ser la más eficaz.

3. Utiliza una herramienta de bloqueo de aplicaciones

Si te roban el teléfono y consiguen acceder a él, algunas aplicaciones (como los contactos, el email, las unidades en la nube y las redes sociales) revelarán tus secretos nada más abrirlas. Puedes establecer contraseñas individuales para las aplicaciones sensibles con un bloqueo de aplicaciones instalado. Probablemente, te hayas dado cuenta de que esto puede resultar incómodo en algunos casos, pero en general, es una buena opción de seguridad.

4. Instala una app antirrobo

Las herramientas que detectan ciertos cambios pueden iniciar una alarma antirrobo. Por ejemplo, si desenchufa el teléfono del cargador, se cambia de sitio o se sustituye la tarjeta SIM sin autorización, puede activarse una alarma. Este tipo de apps suelen contar con la opción de desactivar la alarma o incluso enviarla de forma silenciosa, avisando a un contacto designado (o a todos) de que el teléfono ha sido robado.

5. Encontrar y borrar un teléfono robado

Find My Device en Android y Find My para iPhone pueden utilizarse para borrar un teléfono que te han robado de forma remota. Aplicaciones como Cerberus y Prey también pueden hacer esto y fotografiar al autor del robo usando la cámara del teléfono. Si te roban el teléfono, puedes destruir los datos de manera remota a través de una aplicación web.

Todas estas herramientas pueden emplearse para proteger tu teléfono del acceso no autorizado. Si eres reacio a usar alguna de ellas, al menos utiliza el cifrado del disco y el servicio de detección de teléfonos de tu plataforma.

Permanece atento al robo de identidad de cuentas telefónicas

Otro tipo de robo de identidad es el que se produce en el uso de los teléfonos móviles. El robo de identidad de cuentas telefónicas se produce cuando se compra un móvil a tu nombre sin que lo sepas. Puedes haber sido víctima de esto, o tu dirección puede haber sido utilizada con el nombre de otra persona. Se trata de una táctica habitual para aprovecharse de una calificación crediticia superior y conseguir financiación para comprar un móvil.

El fraude de cuentas telefónicas se produce robando la identidad de la víctima de una de las dos maneras siguientes:

  • Existen sitios de la deep web con bases de datos llenas de datos de cuentas robadas, se compran los detalles y luego se utilizan para comprar un teléfono, con las facturas a cargo de la víctima.
  • La suplantación de identidad puede usarse para engañar a la víctima para que divulgue los datos personales necesarios para abrir una cuenta. A continuación, se llevan a una tienda de móviles, acompañados de un documento de identidad falso, y se compra el teléfono.

Este tipo de robo de identidad debería poder detectarse rápidamente. Cuando llegue el extracto de la cuenta, ponte en contacto con la red de telefonía móvil y denuncia el contrato como fraudulento.

(Image credit: Pexels)

Protege tu identidad, protege tu teléfono

Con tanta información personal en el bolsillo, tiene sentido entender los riesgos y tomar precauciones con respecto a la seguridad de tu móvil.

A estas alturas, debería ser obvio: proteger tu teléfono es un paso crucial en la lucha contra el robo de identidad. Así que sigue estos pasos para asegurarte de que nunca lo pierdes de vista, de que permanece totalmente seguro frente a usos no deseados y de que no filtra tus datos a los ladrones.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?