Skip to main content

Intel está ganando la partida a AMD en estos momentos

An AMD Ryzen processor slotted into a motherboard
(Crédito de imagen: AMD)

A pesar de haber disfrutado de unos años de aumento de la cuota de mercado, las predicciones sobre los ingresos de las CPUs de escritorio AMD Ryzen auguran caídas de alrededor de un 26% en el 2022, con el éxito del lago Alder de Intel como una de las causas probables.

Según informa WCCFTech (opens in new tab), Joseph Moore (opens in new tab), analista de mercado de Morgan Stanley, afirma que los ingresos de AMD Ryzen podrían caer en picado este año debido a una mezcla de varios factores dentro de la industria. El mercado de los ordenadores personales experimentó un descenso general en el 2022 (que en sí mismo fue causado por varios problemas), y con menos gente que busca comprar CPUs de escritorio para casa, la competencia ha sido feroz.

Por desgracia para AMD, los procesadores Alder Lake de 12ª generación de Intel fueron muy bien recibidos y, como AMD se está quedando atrás con los lanzamientos de nueva generación, parece que la gente que está construyendo un PC no tenía ganas de esperar la llegada de Zen 4.

Sin embargo, no todo es pesimismo. Aunque Moore también predice una caída adicional del 2% en los ingresos de AMD Ryzen en el 2023, esto se considera una corrección del mercado, y se predice que AMD verá una "relativa estabilidad a partir de entonces". AMD también está ganando en otras áreas de negocio, como los servidores y los procesadores para portátiles, por lo que aunque esto probablemente escuece, está lejos de ser el fin de los días para esta compañía.


AMD necesita acelerar el ritmo

Los próximos procesadores Ryzen 7000 de AMD para ordenadores de sobremesa podrían lanzarse a mediados de septiembre, según los últimos rumores, que también podrían haberse atribuido a la caída de las ventas de las CPU Ryzen 5000. Después de todo, muy poca gente quiere comprar un producto justo antes de que esté a punto de ser sustituido.

Dicho esto, supuestamente hay mucho "exceso" de stock, y una vez que los chips Ryzen 7000 sean presentados, es probable que la generación anterior de procesadores tenga una reducción de precio decente para despejar el stock, lo que es una gran noticia para aquellos con un presupuesto ajustado que buscan una ganga.

Sin embargo, si AMD quiere sacar ventaja, tendrá que lanzar Ryzen 7000 antes de que Intel saque al mercado el Raptor Lake. Cuando los procesadores de la serie Ryzen 5000 llegaron por primera vez, fueron anunciados como la mejor opción para los gamers de PC y simplemente no pueden permitirse perder esa reputación. Al fin y al cabo, es lo que atrae a la fiel base de fans de AMD, pero no puedes venderte únicamente en base a las expectativas de los fans.

Sin embargo, otros factores de la industria podrían entrar en juego y afectar a cualquiera de las partes, independientemente de quién tenga el mejor producto. Se espera que las ventas de placas base caigan en picado este año, y tanto Asus como Gigabyte (que representan aproximadamente el 70% de todo el mercado) estiman que el volumen de ventas caerá aproximadamente un 25% en comparación con el2021. 

Se dice que los paquetes de GPU que contenían las placas son en parte culpables, ya que los consumidores se vieron prácticamente obligados a comprar hardware innecesario sólo para tener en sus manos una tarjeta gráfica Nvidia Ampere o AMD RDNA2. Se podría suponer que, dado que los AMD Ryzen 7000 requerirán placas base AM5 a finales de este año (así como los procesadores Core de 13ª generación de Intel, que requieren nuevos chips de placa base de la serie 700), podríamos ver un aumento de las ventas, pero un reciente informe de DigiTimes (opens in new tab) sugiere lo contrario.

Va a ser bastante difícil vender procesadores en un mercado en el que se predice que las placas base necesarias para utilizarlos se venderán en cantidades decepcionantes. A pesar de todos los rumores que circulan por ahí, lo mejor es esperar. No tenemos ni idea de si todo el bombo y platillo de ambas partes estará a la altura de las expectativas, así que, aunque es tentador lanzarse a una actualización inmediata, hay que esperar a conocer datos precisos sobre el rendimiento.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de