Skip to main content

El nuevo prototipo de Oculus VR podría contar con una pantalla externa que permita ver quién está dentro

Las Oculus Quest 2
(Crédito de imagen: Oculus / Facebook)

Los equipos de Realidad Virtual y Aumentada de Facebook han presentado un nuevo prototipo de casco de Realidad Virtual con una pantalla externa que podría servir para que otros usuarios vean los ojos y la cara de quien está dentro.

La tecnología en cuestión invierte el paso de la cámara a través de las lentes integradas de las Oculus Quest 2, las cuales pueden grabar entornos externos y mostrarlos dentro del visor del dispositivo, en vez de utilizar cámaras internas para mostrar tus ojos en una pantalla externa.

Esta cámara interna proyecta "una vista tridimensional de los ojos del usuario [...] en una perspectiva correcta" en una pantalla ubicada en la parte exterior del dispositivo, lo cual permite que alguien pueda hacer contacto visual con otras personas de su entorno virtual.

Este prototipo de tecnología de Realidad Virtual que invierte el sentido de la cámara está diseñado para favorecer "interacciones más fluidas entre personas con y sin cascos en contextos sociales o profesionales", y sobre todo el "contacto visual de forma natural".

Por lo tanto, ya estés gritando por culpa de un juego de Realidad Virtual o deambulando por un edificio virtual de una agencia inmobiliaria de verdad, este tipo de tecnología debería ayudarte a reducir la sensación de incomodidad y aislamiento que todavía se asocia con estar encerrado en un casco de Realidad Virtual, ya que este nuevo modelo permite a los usuarios cercanos verse en la vida real, aunque a través de varias capas de pantalla.

Este prototipo es el último proyecto de los equipos de Facebook, de la unidad de Investigación y Desarrollo de Realidad Virtual y Aumentada, quienes también presentaron en marzo diseños de dispositivos de muñeca controlados por la mente.


Análisis: ¿Cuánto contacto visual necesitamos?

Investigador con el dispositivo prototipo de RV mostrando sus ojos

(Image credit: Facebook Reality Labs)

Aunque la nueva tecnología presentada por los equipos de Facebook todavía se encuentra en etapa de "prototipo", la verdad es que existen motivos para su uso comercial.

La sensación de aislamiento de la Realidad Virtual puede resultar desagradable para algunos, de modo que el gran desafío para los fabricantes de dispositivos de Realidad Virtual como Oculus, marca propia de Facebook, es ampliar el público interesado en Realidad Virtual más allá de los gamers y los auténticos fans de este tipo de tecnología, como nosotros.

Hacer que la tecnología se vuelva más social y esté conectada con nuestro entorno real podría ayudar a que la Realidad Virtual se vuelva más accesible para la mayoría de personas.

Sin embargo, si hablamos de una segunda pantalla en el exterior de un dispositivo, así como de cámaras internas, habrá ciertos costes adicionales involucrados.

La gran ventaja de las Quest 2 es que se trata de un dispositivo independiente y relativamente asequible, y la posibilidad de que suba de precio por la segunda pantalla, que muchos ni siquiera utilizarán, no parece una estrategia inteligente.

Quizás podamos ver una versión 'social' aparte de este dispositivo, probablemente con especificaciones más bajas en comparación con los modelos insignia de Oculus, ideal para usuarios más jóvenes, más mayores o aquellos que pretendan darle un uso más cotidiano.

Sin embargo, también es probable que esta tecnología de transferencia inversa nunca llegue al mercado. El estudio afirma que "la reconstrucción facial mejorada [...] sigue siendo un desafío", lo cual sugiere que el lanzamiento anticipado de esta tecnología podría acabar ofreciendo un tipo de contacto visual bastante antinatural, que no convencería a nadie.

Teniendo en cuenta que este tipo de tecnología se encuentra en etapa de "prototipo", no esperamos que llegue a las Oculus Quest 3, al menos, y tal vez su aplicación sea mucho más útil cuando los dispositivos de Realidad Virtual evolucionen y se parezcan a una gafas normales.

Vía RoadtoVR