Skip to main content

Cuidado con las VPN gratuitas: los peligros de confiar en un software sin garantías

Peligros de las VPN gratuitas
(Crédito de imagen: NordVPN)

Las VPN (redes privadas virtuales) son servicios con los que la mayoría de usuarios de Internet en nuestro país han empezado a familiarizarse hace relativamente poco. Paulatinamente, el internauta medio ha empezado a darse cuenta de los peligros que conlleva exponer su privacidad en línea y, por supuesto, quiere tomar medidas pare evitar que esto suceda. 

Sin embargo, ya sea por desconocimiento o por economía, una gran cantidad de personas recurre a servicios gratuitos de VPN, ignorando que los riesgos que ocultan este tipo de programas pueden superar con creces a los beneficios reales que pueden ofrecer.

Según un reciente estudio de NordVPN al que hemos tenido acceso en exclusiva, un 54% de los usuarios españoles tiene instalada una VPN gratuita, y este tipo de VPNs proporcionan una falsa sensación de seguridad y, en algunos casos, dan justo el servicio contrario que aseguran, comprometiendo nuestra privacidad y saturando los equipos y dispositivos con todo lo que no queremos que entre.  

Malas costumbres, grandes riesgos.

El estudio de NordVPN, que se basa en una encuesta a internautas españoles de diferente sexo, rango de edad, lugar de residencia y hábitos online, reveló que un 84% de los participantes usa un servicio VPN y, aunque un 45% reconoció usarlo por miedo a ser observados en la red, más de la mitad ha recurrido a un software gratuito, ignorando por completo los riesgos que conllevan.

Según el experto en privacidad digital Daniel Markuson, “actualmente hay más de 1000 proveedores ofreciendo seguridad online gratuita. Sin embargo, estas ofertas de software suenan demasiado buenas para ser ciertas, y con frecuencia hacen que tengas todavía menos seguridad: obtienen sus beneficios vendiendo los datos de sus usuarios a empresas de publicidad”

Además del desconocimiento de este tipo de prácticas, una sociedad todavía no muy mentalizada para protegerse frente a las amenazas de la red es más sensible a que su seguridad y sus datos queden desprotegidos, como hemos podido comprobar recientemente con el ciberataque al SEPE. Y si las administraciones públicas no han sido un ejemplo de precaución ante estos riesgos, tampoco lo somos en el ámbito privado, ya que el estudio de NordVPN también concluye que el 44% de los españoles que buscan tener más privacidad online usando redes privadas virtuales comparte sus cuentas con sus parejas o con otros miembros de su familia, lo que se contradice con el propósito de la privacidad que dicen buscar.

¿De qué tipo de riesgos estamos hablando?

Amenazas de seguridad

(Image credit: Shutterstock.com)

Hay varias características que hacen que un proveedor de VPN sea seguro, pero las VPNs gratuitas raramente las ofrecen. Para quienes consideran instalar los servicios VPN gratuitos, Daniel Markuson enumera los 5 peligros clave que se deben tener en cuenta:

- Uso de tu información privada: los programas gratuitos de VPN son conocidos por acceder a la información privada y la actividad online de sus usuarios, que luego venden a las empresas de publicidad y a terceros. Y uno podría creer que, de ser cierto, se podrían tomar acciones legales contra estas empresas, pero un buen número de estos servicios se cubren las espaldas admitiendo estas prácticas en sus políticas de privacidad.

- Sobrecarga de publicidad: no les pagas tú, pero de algún lado sacan su beneficio. Para ganar dinero, las VPNs gratuitas generalmente bombardean a sus usuarios con publicidad. Una red privada virtual se utiliza para proteger tu información sensible y ocultar tu actividad online. Pero si tu VPN te muestra publicidad, lo más probable es que también comparta tu actividad online con terceros.

- Malware preinstalado: según un estudio de la CSIRO, un 38% de todas las VPNs gratuitas para Android tienen malware incorporado. Las VPNs gratuitas suelen depender de la publicidad para ganar dinero, así que no de extrañar que están directamente asociadas con los anunciantes. Es menos probable que las VPNs de pago dependan de la publicidad para obtener ingresos.

- Uso de tu conexión a internet: algunos proveedores de servicios pueden usar tu PC o Mac como un nodo de salida para clientes de pago: su tráfico puede terminar pasando a través de tu conexión a internet, de forma que tu proveedor pensará que es tuyo. Además, este uso de la capacidad de procesamiento de tus dispositivos también les abre la puerta a los ciberdelincuentes. 

- Navegador saboteado: algunos proveedores de servicios VPN pueden sabotear tu navegador y redirigirte a webs adicionales sin tu permiso. Según el mismo estudio de la CSIRO, algunas VPNs redirigieron a sus usuarios a webs como alibaba.com, ebay.com o target.com

Los peligros de las VPN gratuitas

(Image credit: Shutterstock)

Aparte de los contras que acabamos de enumerar, no esperes que una VPN gratuita sea un software de la calidad que probablemente andas buscando. Ya estés intentando acceder a un servicio de streaming en el extranjero, o entrando a una red privada de trabajo durante un viaje, puedes tener problemas de velocidad y de servicio cuando menos lo esperes.

“Las VPNs gratuitas también tienen una oferta escasa de servidores y ubicaciones en todo el mundo. Es más, los proveedores de servicios gratuitos suelen limitar la cantidad de datos que puedes usar, y tienden a ralentizar tu conexión a internet, ofreciendo una calidad muy pobre”, añade Daniel Markuson.