Skip to main content

He empezado a usar Mozilla Firefox y ahora ya no puedo volver a Google Chrome

Firefox
(Crédito de imagen: Mozilla)

Era el año 2008 y llevaba dos años utilizando Mozilla Firefox tras mi dolorosa pero inevitable ruptura con Internet Explorer. Pero, por necesidad escolar y profesional, tuve que hacer el cambio a Google Chrome.

Mayormente, me fue bien. Tenía características que Firefox en ese momento no tenía, como poder sincronizar y acceder a las pestañas desde otros dispositivos o guardar todos mis marcadores en un único perfil que podía transferir a otros PCs. 

Luego, con el paso de los años, Google se volvió más invasivo. Al igual que muchas otras grandes empresas, empezó a rastrear y recopilar datos y a crear perfiles detallados que podía vender a empresas de marketing. Un negocio lucrativo para ellos, pero un clavo en el ataúd de la privacidad en Internet. 

El otro clavo es el hecho de que la cuota de mercado de Chrome se ha disparado absolutamente durante este período de tiempo. En 2008, cuando hice el cambio por primera vez, Google y Mozilla no estaban muy alejados, pero ahora, gracias a que la mayoría de los navegadores utilizan alguna forma de Chromium para impulsarlos, la brecha bien podría ser un océano.

Pero estoy aquí para decirte que no tiene por qué ser así. Finalmente, me cambié de nuevo a Mozilla Firefox en 2019 y descubrí que era un navegador increíble que tenía todas las características de Chrome y más.

El navegador no te rastrea, lo que hace que el uso de AdBlock tenga realmente sentido 

Google Chrome cuenta con una serie de extensiones AdBlock que mantienen tus datos fuera de las manos de las empresas de marketing que buscan compilar perfiles detallados hechos con tu historial de navegación. Sin embargo, el propio navegador Chrome hace lo mismo y no se puede restringir ese acceso. También se habla de que Google romperá esas extensiones de AdBlock en el 2023 con una actualización masiva, lo que es, como poco, muy preocupante.

Sin embargo, Mozilla no tiene ninguno de estos problemas. El navegador no te rastrea en lo más mínimo e incluso tiene protección de cookies incorporada y ofrece servicios de VPN por un bajo precio. Así que puedes añadir AdBlock o uBlock Origins o cualquier otra extensión que prefieras, sabiendo que Firefox no violará tu privacidad.

Hay montones de extensiones para proteger tu privacidad en Internet 

Mientras que Google Chrome tiene una buena selección de extensiones, Mozilla Firefox tiene mucho más que eso y una cantidad considerable se dedica a bloquear la amplia gama de rastreadores de Internet utilizados por la mayoría de los sitios. Y a diferencia de Chrome, Firefox es extremadamente anti-seguimiento hasta el punto de que usuarios externos (ya sea el trabajo o la escuela) no pueden instalar extensiones y programas de seguimiento en el navegador.

Estas son algunas extensiones de Firefox en particular que son, en mi humilde opinión, vitales para la mejor experiencia de navegación posible:

  • uBlock Origin: Adblock pero mejor y usa menos CPU
  • Facebook Container: evita que Facebook te rastree en todos los sitios
  • Google Container: evita que Google te rastree en todos los sitios.
  • Multi-Account Container : evita que los sitios web interactúen entre sí y que te rastreen poniéndolos en un contenedor separado
  • Disconnect: evita que los sitios de terceros le rastreen
  • Privacy Possum: falsifica los datos de seguimiento y los envía a las empresas de seguimiento
  • Privacy Badger: aprende a bloquear los rastreadores invisibles.
  • HTTPS Everywhere: habilita el cifrado HTTPS automáticamente
  • DuckDuckGo Privacy Essentials: protección completa de la privacidad para tu navegador

No sólo son útiles para mantener todos tus datos seguros y privados, sino que es realmente una buena lección el ver la cantidad de datos que se registran en cualquier momento.

Puedes guardar perfiles y transferir marcadores, así como sincronizar pestañas

Una de las características que necesitaba cuando me pasé a Chrome era la posibilidad de sincronizar y abrir las mismas pestañas en diferentes dispositivos, una característica que más tarde resultó indispensable a lo largo de la universidad y especialmente cuando empecé a trabajar como editor. Y poder guardar todos mis marcadores era vital para no perder el acceso a ellos en caso de fallo del PC, irónicamente lo que ocurrió cuando mi portátil se estropeó y perdí todos mis marcadores de Mozilla Firefox.

Pero ahora Firefox los tiene todos y es increíblemente sencillo de usar. El propio navegador guarda tus marcadores y configuraciones en un perfil, que puedes transferir a varios PC e incluso a la versión móvil del navegador. Desde ahí puedes sincronizar las pestañas entre todos tus dispositivos y abrirlas donde quieras. Incluso puedes enviar pestañas directamente de un dispositivo a otro, lo que te permite abrirlas al instante sin tener que rebuscar primero. Y todos los marcadores se guardan en tu perfil, lo que te da acceso total a ellos en cualquier dispositivo una vez que te conectes.

No abusa del procesador como Chrome 

Una gran queja entre los usuarios más incondicionales de Google Chrome es que el navegador exprime la CPU al máximo. Si bien esto es un problema para cualquier PC, tener un navegador que constantemente ocupa casi la mitad de tu capacidad de procesamiento es especialmente un problema para los portátiles u otros dispositivos con muy poca memoria RAM.

Por eso, Mozilla Firefox es un soplo de aire fresco, ya que utiliza mucho menos la CPU sin dejar de ofrecer una experiencia de navegación rápida. Así que no dudes en tener todas las pestañas abiertas que quieras en Firefox, tu dispositivo apenas notará los efectos.

Antonio Romero
Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de