Skip to main content

5 cosas en las que una cámara réflex sigue superando al iPhone

La Canon EOS 90D al lado del iPhone 13 Pro
(Crédito de imagen: Future)

¿Tiene sentido comprar una cámara réflex en 2022? Si sigues grabando y haciendo fotos con el iPhone, la respuesta puede que sea sí.

Las cámaras réflex puede que se consideren una categoría de cámaras anticuada, ya que solo un par de compañías venden nuevos modelos y ahora son las cámaras sin espejo la opción más popular entre los que se compran una nueva.

Pero las réflex también representan una forma barata de tener una cámara con objetivos intercambiables y un visor; y lo más importante, siguen haciendo muchas cosas mejor que un iPhone cuando hablamos de fotografía.

Hemos elegido cinco aspectos clave en los que las réflex siguen dejando a un smartphone en el suelo. Sigue leyendo para descubrir qué esperar de tus fotos y vídeos haciendo el cambio de un iPhone a una réflex.

1. Zoom óptico

Un chico cogiendo una réflex con un teleobjetivo

(Image credit: Cristian Zamfir / Shutterstock)

Aunque es cierto que un pequeño número de smartphones tienen zoom óptico, no se encuentra en prácticamente ningún smartphone. La mecánica de crear un zoom óptico requiere espacio, y el espacio en un móvil premium es muy difícil de encontrar. En la mayoría de dispositivos, tiene más sentido usar una lente focal fija y ofrecer zoom digital. ¿Lo malo? Cuando haces la foto, el zoom digital se basa en recortar la imagen, y el resultado suele acabar perdiendo bastante detalle.

Esto no supone un problema con la réflex, que puede incorporar diferentes objetivos en función de lo que busques. Un zoom estándar cubre desde el angular hasta un teleobjetivo medio, convirtiéndolo en el ideal para un paisaje o un retrato; mientras que una lente de zoom es la mejor si vas a hacer fotos a objetos en la lejanía (vida salvaje o deportes, por ejemplo).

Gracias a la habilidad de poder cambiar los elementos de la lente de forma interna, el zoom de una réflex se consigue de forma óptica, no digital, y de esta forma no se pierde detalle cuando haces zoom para que el sujeto esté centrado en la imagen.

También cabe decir que se puede usar el 'zoom digital' de una réflex recortado de la foto original la imagen que quieres. Siempre podrás recortar con cualquier software en tu ordenador, pero hay ciertas cámaras que también pueden hacerlo.

2. Rango dinámico y rendimiento con poca luz

Una réflex en un trípode durante el atardecer

(Image credit: HTWE / Shutterstock)

Sea el tipo de réflex que sea, una cámara de este tipo tiene un sensor físicamente más grande que el de un iPhone. Eso les da a las réflex una gran ventaja en calidad de imagen, sobre todo en rango dinámico y rendimiento en condiciones oscuras.

El rango dinámico es la diferencia entre los tonos de color brillantes y oscuros que puede capturar una cámara. Tener un alto rango dinámico (HDR) significa que las imágenes mostrarán una gran variedad de tonos, aportando más detalle en las áreas más brillantes y oscuras de una imagen o un vídeo.

Los iPhones consiguen este efecto mediante la fotografía de bracketing u horquillado, mezclando imágenes con distintas exposiciones en una sola imagen HDR. Puede funcionar muy bien en ciertas condiciones, pero no tiene nada que ver con una réflex. Esto hace que un alto rango dinámico tenga más impacto, aunque sea algo más complejo de conseguir.

El rendimiento en condiciones nocturnas se ha hecho cada vez mejor en el iPhone, pero cuando se trata de sacar una imagen nítida y sin ruido con una luz muy tenue, no hay smartphone capaz de superar a una réflex con un objetivo rápido. A mayor sensor, mayor luz captará cuando use la velocidad de obturación.

3. Fotografía a plena luz

Un hombre haciendo una foto con una réflex

(Image credit: MUNGKHOOD STUDIO / Shutterstock)

Intentar componer una buena foto en un día soleado puede ser complicado con un móvil, ya que habrá destellos que impidan ver bien lo que está enfocando. No hay muchas soluciones para eso: lo único que puedes hacer es ir a donde haya sombra o subir el brillo al máximo, pero ninguna opción es siempre la ideal o la más práctica.

Gracias a su visor óptico, una réflex no tiene esos problemas. Puedes poner el ojo en el visor para ver 'a través de la lente' cómo quedará tu imagen, y no se verá afectada por la entrada de los rayos de sol.

Sin embargo, ten en cuenta que, a diferencia de los visores electrónicos que usan muchas cámaras sin espejo, el de una réflex no puede mostrar cosas como la exposición, la interfaz o la imagen que has hecho.

Lo que puedes ver en un visor óptico es la profundidad de campo (las áreas en tu foto que van a estar enfocadas cuando le des al botón): suele estar a medio camino antes de hacer la foto.

4. Agarre y ergonomía

Dos manos sujetando una cámara réflex

(Image credit: Gregorius Yoessa / Shutterstock)

Los iPhones están diseñados para ir en el bolsillo. No están hechos para ser cómodos en la mano mientras haces fotos y, por lo tanto, muchos fotógrafos profesionales usan una funda que tenga un mejor agarre en el iPhone. Para la mayoría de fotógrafos, coger un iPhone es un problema con el que lidiar, más que algo que celebrar.

Las réflex son un caso totalmente distinto. Están diseñadas principalmente para que se puedan coger de forma excelente, sobre todo en comparación con un smartphone.

Tantas generaciones han dado pie a. un diseño común a todas las cámaras réflex: un mango que sobresale de la mano derecha del usuario, normalmente con ondas, surcos y texturas para que sea más estable. La mano izquierda aguanta el objetivo, y eso sin mencionar el collar que tienen muchas, que da aún más seguridad. Una réflex es muchísimo más cómoda y la estabilidad rara vez es un problema.

El botón de disparar está colocado para que el índice del usuario descanse cómodamente, y suele ser muy sensible y responder muy bien, ya que no se tiene una pantalla táctil (ni botón de volumen, que también suele actuar de disparador). El resto de controles y ajustes como la ISO, velocidad de obturación, enfoque automático y compensación de exposición suelen estar al alcance del pulgar, lo que facilita mucho la forma en la que puedes configurar una foto en una cámara réflex, más que en un iPhone.

5. Fotografía de objetos a alta velocidad

La Canon EOS 1DX Mark III

(Image credit: Future)

Los iPhones pueden hacer muchas fotos en un corto periodo de tiempo (manteniendo pulsado el disparador), lo que ayuda a capturar un objeto que se mueve rápidamente. Pero el enfoque y la exposición automáticos rara vez mantienen el tipo, y pueden dejar al sujeto poco expuesto o ni siquiera enfocado.

Las cámaras réflex, sobre todo las de gama alta, suelen ser mucho mejores en este tipo de situaciones, y es una de las razones por las que las Canon y Nikon suelen estar entre las favoritas de muchos periodistas de fotografía de deportes o vida salvaje. 

La Canon EOS-1D X Mark III puede disparar constantemente a 20fps asistida por IA con 191 puntos de autoenfoque, mientras que la Nikon D6 puede disparar a 14fps con 105 puntos. Combinando un AF preciso con un gran búfer, los usuarios de cámaras réflex pueden sacar cientos de fotos en unos segundos, y luego elegir la mejor en el ordenador.

Quien avisa no es traidor: las réflex más baratas y de gama media no son tan rápidas, así que elegir un modelo sin espejo rápido puede tener más sentido si necesitas velocidad y no tienes el presupuesto para una réflex más premium.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de