Skip to main content

Análisis: Samsung Galaxy Fold

El teléfono con mayor visión de futuro, pero que no deberías comprar

Samsung Galaxy Fold
(Image: © Future)

Nuestro veredicto

El Galaxy Fold sorprende más que cualquier otro teléfono del mercado, pero aún así solo recomendaríamos su compra a aquellos usuarios a los que les sobre el dinero, les guste tener lo último en tecnología y que más que nada deseen poder mostrar su nueva adquisición a la gente. Técnicamente es una maravilla, pero tiene limitaciones tecnológicas. Marca un nuevo camino que esperamos que tenga una secuela más optimizada.

Pros

  • Tiene una forma genial
  • Lleva los juegos a un nuevo nivel
  • La batería es la más potente de Samsung

Contras

  • Despiadadamente caro
  • Pantalla de plástico muy vulnerable

Análisis en dos minutos

El Samsung Galaxy Fold es el teléfono con más visión de futuro del 2019, y nos ofrece finalmente una versión plegable para un terminal, que sin lugar a duda resulta sorprendente para cualquiera que lo vea. Pero aún así, no es algo que podamos recomendar a muchos.

A donde sea que fuéramos con el Fold, la gente se fijaba en nuestro dispositivo y le daba curiosidad saber qué era. Todos se sorprendieron mucho al enseñarles que nuestro teléfono muestra una pantalla de 4.6 pulgadas y se convierte en una mini tablet de 7.3 pulgadas al desplegarlo.

Pero también se llevaron una buena sorpresa al decirles que cuesta el doble que los mejores teléfonos del mercado, y que encima ha mostrado tener problemas de durabilidad. Evidentemente, son motivos suficientes como para echarse para atrás en la compra.

Samsung intentó refinar el diseño del Galaxy Fold, durante los cinco meses que se retrasó su lanzamiento debido a que varios usuarios que pusieron a prueba el teléfono antes de su puesta a la venta, y se encontraron con que el dispositivo tenía varios puntos débiles por donde se rompía. Pero a pesar de estos arreglos, sigue dándonos miedo que se estropee su pantalla de plástico o que sufra un desgarro de píxeles.

La buena noticia es que la pantalla de nuestro Galaxy Fold, de momento, sigue igual que el día que lo sacamos de la caja. Tiene un pliegue en el medio, pero realmente solo se aprecia si nos fijamos conscientemente o si le da mucha luz. Algo que sí que resulta bastante molesto es la diferencia en la tasa de refresco de ambas partes de la pantalla cuando el teléfono está desplegado, lo que causa un pequeño desfase entre un lado y el otro; es una de esas cosas que una vez que te das cuenta no puedes parar de verlo.

El Galaxy Fold es un buen ejemplo de por qué la capacidad de plegarse es el futuro en telefonía. Su pantalla de 7.3 pulgadas nos permite mostrar varios contenidos a la vez, y además se agradece el gran tamaño al jugar, así como al editar fotos, o al abrir grandes hojas de cálculo, etc.

Por otro lado, su tamaño cuando lo tenemos plegado es más práctico en algunas situaciones. Es cierto que sigue siendo largo, pero es bastante estrecho, lo que nos permite manejar cómodamente el teléfono con una sola mano y, por ejemplo, nos facilita su uso en calles muy concurridas. La parte externa del teléfono es de cristal, y si bien este material normalmente es bastante resbaladizo, hay que decir que en este caso el efecto se reduce gracias a su forma. 

El Galaxy Fold tiene la potencia y la configuración de cámaras del Galaxy S10 Plus, lo cual está muy bien, pero echamos de menos algunos de los modos de fotografía y vídeo que tiene el Note 10 Plus. Que sea el teléfono más vanguardista y con el lanzamiento más tardío de Samsung (debido a su retraso de cinco meses), no lo convierte en el que tiene la cámara más completa. Tampoco encontrarás el lápiz inteligente 'S Pen' incluido con el teléfono, aunque de todos modos tampoco sería inteligente usarlo con una pantalla de plástico.

La duración de la batería fue lo más difícil de juzgar. Con sus 4.380mAh, es la mayor batería del año de Samsung y nos ha llegado a durar un día y medio. Pero la durabilidad cambia drásticamente si lo usamos desplegado debido a la gran pantalla, y al probarlo así se nos descargó en menos de un día.

El Samsung Galaxy Fold es toda una sensación, solo comparable a cuando se lanzó el primer iPhone, y esta es la única justificación para que cueste 2.000€. Este teléfono solo está indicado para aquellos a los que les sobra el dinero y les gusta presumir de sus nuevos juguetitos, y acabará en un cajón junto con las Google Glass y otros dispositivos adelantados a su tiempo.

Las demás personas deberían esperar a que esta idea se desarrolle mejor, con más durabilidad y con un precio más asequible.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Samsung Galaxy Fold: fecha de lanzamiento y precio

  • Duplica el precio de los tope de gama: 2.000€
  • Se lanzó al mercado en España el 18 de octubre de 2019
  • Querían haberlo lanzado el 26 de abril de 2019
  • Disponible en dos colores: Cosmos Black (negro) y Space Silver (plateado) (finalmente se han descartado otros colores)

El lanzamiento del Galaxy Fold fue a finales de 2019 y se hizo de forma escalonada según el país. No nos fue fácil hacernos con uno para hacer este análisis; en Reino Unido se quedaron sin existencias nada más ponerlo a la venta.

En España salió al mercado el 18 de octubre. Inicialmente la idea era lanzarlo el 26 de abril pero tuvieron que retrasar la fecha para poder solucionar algunos defectos del dispositivo. Eso sí, el precio no lo bajaron.

El precio del Galaxy Fold en su lanzamiento fue de 2.000€, casi el doble que el iPhone 11 Pro. El teléfono en España solo está disponible con conectividad 4G LTE, mientras que en otros países se comercializa con 5G.

Con intención de que te lleves algo más al pagar tanto dinero, Samsung incluye con la compra del terminal unos Samsung Galaxy Buds y una funda (que más que nada protege la pantalla de arañazos). Además ofrece soporte técnico ilimitado, así como una garantía de 1 año para el teléfono. 

El precio es nuestro mayor inconveniente. Es difícil justificar un precio tan desorbitado para un dispositivo que, a pesar de impresionar, no tiene una durabilidad verificada y se siente vulnerable.

También estamos algo decepcionados con que los únicos dos colores disponibles sean el Cosmos Black (negro) y el Space Silver (plateado), si bien en un principio se anunciaron dos colores más, al final cambiaron de opinión.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Diseño plegable y durabilidad

Especificaciones del Galaxy Fold

Peso: 276g
Plegado: 62.8 x 160.9 x 17.1mm
Desplegado: 117.9 x 160.9 x 7.6mm
Sistema Operativo: Android 9
Tamaño de la pantalla principal: 7.3 pulgadas
Resolución: QXGA+ (2152 x 1536)
Tamaño pantalla delantera: 4.6 pulgadas
Resolución: HD+ (1680 x 720)
CPU: Octa-core
RAM: 12GB
Almacenamiento: 512GB
Batería: 4.380mAh
Cámara plegado: 10MP
Cámara delantera desplegado: 10MP + 8MP
Cámara trasera: 16MP + 12MP + 12MP

La llegada del Samsung Galaxy Fold te da la oportunidad de tener en tus manos el futuro de los teléfonos y las tablets gracias a su diseño 2 en 1 genial, siempre y cuando la tecnología de la pantalla plegable aguante.

Al estar plegado, podemos disfrutar de una pantalla frontal alta y estrecha de cristal de 4.6 pulgadas y al desplegarlo tendremos nuestra mini tablet de 7.3 pulgadas con cobertura de plástico. Samsung la llama 'Infinity Flex' y su diseño realmente deslumbra.

El componente fundamental del Galaxy Fold es su bisagra de doble eje de 20 piezas que previene que la pantalla sobrepase una apertura de 180 grados. Y se nota que aquí se han esforzado, ya que se ve resistente y no tan delicada como lo es la pantalla.

El Fold se despliega suavemente, y al cerrarlo queda fijado con un satisfactorio clic magnético, igual que si cerráramos un libro. ¿Os acordáis de la sensación de colgar una llamada simplemente plegando un teléfono en los modelos antiguos? Pues esa sensación ha vuelto, lo único que ahora probablemente sea una videollamada en vez de una ordinaria.

También ha vuelto el efecto ladrillo del teléfono. Cuando está plegado, el Galaxy Fold tiene un grosor de 17.1mm y un peso de 276g, si comparamos esto con los 7.9mm y los 196g del enorme Note 10 Plus, podemos comprobar la gran diferencia.

También es cierto que es más estrecho de lo que puede parecer, y a pesar de su grosor podemos metérnoslo sin demasiados problemas en el bolsillo (a no ser que llevemos pantalones de esos ultra ajustados). Además, cabe también en el típico bolsillo de chaqueta donde otros muchos terminales no entran, eso sí, abultará como si lleváramos metidos dos teléfonos en vez de uno.

Estéticamente parece algo larguirucho y se siente extrañamente pesado estando plegado. No es precisamente atractivo, y su tamaño y peso probablemente hagan que muchos posibles compradores se echen atrás. Tenemos que decir que esa es la primera impresión que se han llevado las personas a las que les hemos enseñado el Fold.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Desplegado ya tiene un grosor mucho más razonable: 7.6mm. A la derecha encontrarás el lector de huella dactilar, el botón de encendido y Bixby, así como el controlador de volumen. Lo han puesto ahí para que sea accesible esté o no desplegado el teléfono, aunque nos parece algo complicado de localizar.

La hendidura para el lector de huellas no es lo suficientemente pronunciada y es necesario cubrir completamente toda su área con tu dedo para que funcione. A nosotros se nos quitaron las ganas de usarlo y preferimos desbloquearlo con el reconocimiento facial o con un código.

Tiene dos altavoces, uno en la parte superior y otro en la inferior, y es fácil taparlos accidentalmente con la mano cuando estás usando el teléfono en forma horizontal al jugar a juegos o ver vídeos. Cualitativamente son unos Dolby Atmos stereo muy potentes. Un truco: en vez de volverte loco para intentar sujetar el teléfono sin tapar los altavoces, prueba a rotarlo180 grados, las mayoría de las aplicaciones girarán y en esta posición no tendrás problemas.

El teléfono está cubierto de cristal cuando está plegado. Normalmente este material es algo resbaladizo pero el tamaño que tiene el Fold facilita el agarre.

Esta facilidad de manejo que presenta es lo que más nos llamó la atención cuando lo pusimos a prueba. Mientras que casi todo lo de este terminal nos parece futurista, su forma estrecha nos recordó a los antiguos tiempos, cuando sujetar y trastear el móvil con una mano era fácil gracias a su tamaño, no como ahora.

Si te gustan las pantallas grandes, pero estás cansado de transportar un teléfono enorme, este es el más grande... y el más pequeño que hemos probado (en los últimos años). Esta es una idea innovadora que lleva ya 10 años en desarrollo, Samsung dice que han probado "1.000" prototipos distintos antes de quedarse con este diseño. Y no está mal para empezar, pero estamos seguros de que lo irán puliendo.

Imagen 1 de 2

Samsung Galaxy Fold review

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 2

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Pantalla

  • Pantalla principal de 7.3 pulgadas y pantalla exterior al estar plegado de 4.6 pulgadas
  • Leer, navegar y jugar en una pantalla con relación de aspecto 4.2:3 es genial
  • La mayoría de las películas en una relación de aspecto de 16:9 se rellenan con fondo negro para no deformarse
  • El HDR10+ y el brillo son geniales, pero no lo son la tasa de refresco desigualada a ambos lados y el pliegue central.

Más allá del fascinante diseño plegable, la pantalla principal es impresionante y tan solo tiene algunas advertencias técnicas, que ilustran la innovación y sus obvias desventajas.

Podemos navegar por internet con la pantalla de 7.3 pulgadas a un tamaño 1.4 veces mayor que en el Galaxy Note 10 Plus, y los vídeos y juegos pueden ser hasta 2.2 veces más grandes si aprovechan toda la pantalla. Son razones importantes por las que tener un teléfono plegable. Lamentablemente, la mayoría de los vídeos con la relación de aspecto tradicional, es decir, 16:9, solo se reproducirán a un tamaño 1.3 veces mayor, y tendrán una gran área negra arriba y abajo.

La relación de aspecto de esta gran pantalla, 4.2:3, nos parece fantástica para leer, navegar por internet y jugar. Es como lo veíamos en las televisiones antiguas, y tiene bastante sentido: nos da una visión más amplia y sitio de sobra para poder usar varias aplicaciones a la vez. Nosotros hicimos la prueba con tres aplicaciones y nos pareció muy útil.

Samsung ha dotado al Galaxy Fold con HDR10+, lo que nos da más contraste en vídeos compatibles y le da brillo suficiente a la pantalla como para poder verla en exteriores.

El pliegue es lo que más llama la atención cuando alguien despliega el teléfono por primera vez. Y sí, se ve, pero no resulta molesto en la práctica.

Verás que con luz muy intensa refleja el pliegue central, en interiores o exteriores, y hace visible el surco.

Al igual que pasa con el notch de algunos móviles, tus ojos se acostumbrarán pasado un tiempo y ya verás que al jugar o ver vídeos te fijarás más en las imágenes  y en la acción e ignorarás el pliegue.

Lo que es más difícil de pasar por alto es la tasa de actualización descompensada a un lado y al otro. Si, por ejemplo, te pones a leer un artículo en una página web y vas deslizando el dedo para ir pasando el texto, verás que no se mueve igual en los dos lados. Samsung es conocido por ofrecer las mejores pantallas, y tenemos que decir que esto no nos lo esperábamos. Su pantalla exterior de 4.6 pulgadas tiene un marco importante y deja claro que esta es la primera generación. Sí, el Galaxy Fold abre un nuevo camino de teléfonos plegables que nos encanta, pero todavía tiene algunos problemas obvios que debes tener en cuenta.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Interfaz

  • La función 'App Continuity'  te permite cambiar fácilmente de una pantalla a otra
  • El modo 'Multi-Ventana Activa' te permite tener hasta 3 aplicaciones abiertas a la vez

El hardware del Samsung Fold es solo la mitad de la historia. Su software se hizo reactivo a la transición de la pequeña pantalla frontal a la grande del modo desplegado, y funciona bastante bien gracias a una función llamada 'App Continuity'.

Pudimos usar el navegador Chrome, ver artículos de Yelp y usar Google Maps con el teléfono plegado, y después, al desplegarlo, esta función nos permitió seguir exactamente por donde íbamos.

También funciona de la forma inversa (pasando de la pantalla grande a la pequeña), aunque tuvimos que marcar cada aplicación en un pequeño menú de configuración de pantalla. Nosotros escogimos las que nos hacían falta: Chrome, Google Maps y WhatsApp. En caso contrario, el teléfono finaliza todas las aplicaciones y pasa a mostrar en la pantalla delantera los elementos fijos, que son la hora, la fecha y la batería.

Samsung dice que "las posibilidades con el modo 'Multi-Ventana Activa' son ilimitadas". Eso es verdad, siempre que con ilimitadas se refieran a un tope de 3 aplicaciones. Evidentemente el espacio es limitado por lo que todo está algo apretado, pero pudimos tener abierta una hoja de cálculo en la cajita más grande, tendiendo a la vez una videollamada activa en la mediana y el Slack en la más pequeña de todas, para poder al menos ver el mensaje más reciente de nuestro grupo de TechRadar.

No todas las aplicaciones son compatibles con el modo 'Multi-Ventana Activa', y extrañamente, la opción de crear una pareja de aplicaciones todavía no está disponible en el Fold.

Mientras que la pantalla de 4.6 pulgadas tiene una relación de aspecto tradicional completamente compatible con las aplicaciones, la gran pantalla interior de 7.3 pulgadas, al ser casi cuadrada, puede mostrar las aplicaciones de una forma un poco rara.

Los desarrolladores de juegos pueden configurar las aplicaciones para que se adapten a una relación de aspecto de 4:3, como pasa con el Clash Royale y el PlayerUnknown's Battlegrounds, que se muestran aprovechando todo el espacio disponible y sin distorsiones o elementos pixelados.

Sin embargo, no siempre funciona a la perfección. Por ejemplo, el Pokemon Go se muestra bien cuando miramos el mapa y capturamos Pokemon, pero los menús se ven como con demasiado zoom, lo que hace que no se muestre toda la información y que haya que desplazarse hacia abajo para ver todas las opciones. Además también se aprecia una pequeña falta de nitidez.

Se puede jugar perfectamente, pero el inconveniente del menú puede resultar algo molesto. Es responsabilidad del desarrollador del juego solucionar este tipo de cosas, lo cual se haría a través de una actualización, pero no sabemos si harán todo este trabajo para solucionar un problema que solo tiene un teléfono concreto.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Rendimiento

  • Tan rápido como el Galaxy Note 10, pero la serie iPhone 11 sigue siendo más rápida
  • 12GB de RAM para poder manejar tres aplicaciones a la vez
  • 512GB de almacenamiento, pero no tiene ranura para poder ampliarlo con una tarjeta microSD

El Samsung Galaxy Fold no supera en rendimiento a los teléfonos actuales, como si fuera un ordenador de increíbles especificaciones optimizadas para jugar adquirido por un precio absurdo. Aquí lo que estás pagando son las características de su pantalla plegable, no el mejor chip. Una vez dicho esto, tiene el mismo rendimiento que el Galaxy S10 y el Note 10 gracias a su Snapdragon 855.

Es cierto que podrían haberlo equipado con el nuevo Snapdragon 855 Plus, pero han dejado al Fold con la configuración que estaba prevista para su lanzamiento en abril, cuando aún no había salido este chip superior. ¿Algo bueno e importante? Los 12GB de RAM que tiene te darán un alto rendimiento incluso abriendo múltiples aplicaciones a la vez.

El teléfono se ha ganado una puntuación de 2.598 al ponerlo a prueba con el software de análisis Geekbench 5, siendo el iPhone 11 Pro el único que lo supera de forma notable, con sus 3.420 puntos. Con estas especificaciones, el Fold debería funcionar bien durante mucho tiempo, al menos si dependiera solo de su interior.

Samsung Galaxy Fold

El Fold puede hacer de trípode improvisado si lo abres a medias (Image credit: Future)

Cámaras

  • 1 cámara selfie estando plegado, 2 cámaras delanteras desplegado y 3 cámaras traseras
  • Su calidad es, en general, bastante parecida al Galaxy S10 Plus
  • Fotografías increíbles con filtros divertidos, pero las cámaras no es que sean tan geniales

El Samsung Galaxy Fold tiene seis cámaras, y son técnicamente las mismas que las cinco que tiene el S10 Plus y las cuatro que tiene el Note 10. Vamos a explicar cómo funciona esta afirmación.

La pantalla delantera tiene una cámara de 10MP con apertura f/2.2, además de un tamaño de píxel individual de 1.22 micrones y un campo de visión de 80 grados. Esta es la misma configuración que la cámara selfie del Note 10, solo que en este caso no podemos hacer vídeos con el modo 'Live Focus'. Sí que podemos hacer fotos con este modo y el resultado es aceptable. Lo cierto es que nosotros más que nada hemos usado esta cámara para desbloquear el móvil con el reconocimiento facial.

Una vez desplegado el teléfono, nos encontramos con dos cámaras: una de ellas es la misma de 10MP que encontramos con el móvil plegado, y la otra es una cámara de 8MP RGB, con apertura f/1.9, 1.12 micrones de tamaño de píxel individual y 85 grados de visión. Esta segunda lente se usa para percibir mejor la profundidad y es heredada del S10 Plus (que la tiene incrustada en pantalla). Nosotros la usamos, por ejemplo, para hacer una foto con el modo 'Live Focus' y su filtro Color Point de blanco y negro selectivo.

Imagen 1 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Teleobjetivo Galaxy Fold

Imagen 2 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold

Imagen 3 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Gran angular del Galaxy Fold

Imagen 4 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Teleobjetivo del Galaxy Fold de noche (sin usar el modo nocturno)

Imagen 5 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold de noche (sin usar modo nocturno)

Imagen 6 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold de noche (con modo nocturno activado)

Imagen 7 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold con el modo Live Focus y el filtro Color Point

Imagen 8 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara selfie del Galaxy Fold (menos campo de visión)

Imagen 9 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara selfie del Galaxy Fold (más campo de visión)

Imagen 10 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Teleobjetivo del Galaxy Fold

Imagen 11 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold

Imagen 12 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Gran angular del Galaxy Fold

Imagen 13 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Teleobjetivo Galaxy Fold

Imagen 14 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold

Imagen 15 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Gran angular del Galaxy Fold

Imagen 16 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold

Imagen 17 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold de noche

Imagen 18 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal del Galaxy Fold

Imagen 19 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Cámara principal Galaxy Fold con luz escasa

Imagen 20 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Galaxy Fold modo Live Focus con filtro Color Point

Imagen 21 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Galaxy Fold modo Live Focus con el filtro Blur (desenfoque)

Imagen 22 de 22

Samsung Galaxy Fold camera review

(Image credit: Future)

Galaxy Fold modo Live Focus con el filtro Color Point

Las tres cámaras traseras del Galaxy Fold vienen directas del S10 Plus: una cámara principal de 12MP (apertura dual f/1.5 + f/2.4, 1.4 micrones, 77 grados de visión), un teleobjetivo de 12MP (apertura f/2.4, 1 micrón, 45 grados de visión) y una lente gran angular (apertura f/2.2, 1 micrón, 123 grados).

Samsung tiene la mejor lente gran angular del mercado, incluso con el iPhone 11 acercándose con sus 120 grados de visión. Lamentablemente, el Fold carece de las mejoras que tuvieron el Note 10 y el Note 10 Plus: un teleobjetivo, vídeo con modo Live Focus y el nuevo filtro 'Big Circles' para fotos.

Sea como sea, estas cámaras te impresionarán. La aplicación es robusta y fácil de usar y sigue permitiendo ser iniciada simplemente pulsando dos veces el botón de encendido. Comparado con el iPhone 11 Pro, las fotografías muestran algunos colores extraños y el modo nocturno no es igual de bueno. Pero ningún teléfono hace mejores fotografías de gran angular ni tiene filtros tan buenos como el Color Point de Samsung, lo que hace que las cámaras de esta marca sean las más divertidas de usar.

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Batería

  • Dos baterías que se combinan para ofrecer 4.380mAh de potencia
  • La media de duración es de día y medio, pero varía mucho
  • No es compatible con la carga súper rápida 

Es una regla de tres: cuanto más grande sea el teléfono, más capacidad tendrá su batería. Aunque esto tiene un inconveniente: cuanto más grande sea la pantalla, más rápido se descargará el dispositivo.

La batería de 4.380mAh es la más potente de Samsung, pero igualmente la pantalla de 7.3 pulgadas es la más grande. Hicimos una primera prueba para comprobar la duración de la batería, lo tuvimos desplegado dos tercios del tiempo y le dimos un uso constante al terminal, como resultado tardó una media de día y medio en descargarse. 

Hicimos después una segunda prueba, en este caso queríamos poner el teléfono más al limite, para lo cual jugamos un montón, vimos vídeos en exceso y ejecutamos múltiples aplicaciones a la vez. De esta manera se descargó tras un día.

La duración de la batería depende drásticamente de cuánto tiempo usemos cada una de las pantallas. Por comparar, la batería del Samsung Galaxy Note 10 Plus dura algo más, ya que siempre tardó algo más de día y medio en descargarse cuando lo pusimos a prueba.

Echamos de menos en el Fold la carga súper rápida de Samsung, y es algo que realmente nos hubiera venido muy bien en un teléfono con tanta potencia. Viene con un cargador de 15W, igual que tenía el S10, y no es que los cargadores de 25W y de 45W que podíamos usar con el Note 10 haya que comprarlos por separado, ¡es que ni siquiera son compatibles!

Samsung Galaxy Fold

(Image credit: Future)

Cómpralo si...

Quieres impresionar a la gente con tu teléfono
Desde luego que puedes dar el espectáculo del día si llevas este teléfono a una reunión social, y más si te gusta hablar de tecnología, este teléfono te ayudará a iniciar la conversación. Su pantalla plegable produce un efecto sorprendente en la gente.

Quieres jugar en una pantalla enorme y buena
No tenemos ninguna duda de que los juegos son los que más favorecidos salen de la experiencia de jugar en un teléfono plegable. Volver después a nuestro iPhone nos hizo sentir como que estábamos jugando en un teléfono de juguete.

No lo compres si...

Puedes esperar a que salga el siguiente teléfono plegable
No nos vamos a molestar en decirte "no te lo compres porque es demasiado caro", eso es algo evidente. Aún teniendo dinero suficiente, esperar a que salga la secuela de este teléfono es una decisión inteligente y lógica.

Sabes que lo acabarás rompiéndolo
En nuestro caso, el Fold que pusimos a prueba ha sobrevivido y no ha sufrido daños. Pero francamente sabemos que podría haber pasado en cualquier momento. Y no estamos hablando de las cosas típicas como que se nos caiga al agua, o las llaves en el bolsillo, etc., sino de cosas más inofensivas como una moneda o la tarjeta de crédito colándose entre las pantallas plegadas, o incluso una simple y leve presión.