Skip to main content

Samsung Display podría estar desarrollando un televisor QD-OLED enrollable para competir con LG

LG OLED ENROLLABLE
Este es el televisor OLED de la serie RX enrollable de LG (Crédito de imagen: LG)

Un nuevo informe procedente de Corea del Sur afirma que Samsung Display está trabajando en hacer sus pantallas más finas y flexibles con la intención de crear pantallas QD-OLED enrollables.

Las fuentes que han hablado con The Elec afirman que el desarrollo de la próxima generación de paneles QD-OLED está en marcha y que el "objetivo es reducir el uso de sustratos de vidrio de los dos actuales a uno", permitiendo que la nueva versión sea enrollable.

Samsung Display es, por supuesto, diferente de Samsung Electronics, los fabricantes de los televisores comerciales que puedes comprar en tu tienda de electrónica local, pero la tecnología de la primera suele llegar a los productos de la segunda.

Si este es el caso, podríamos esperar un televisor QD-OLED enrollable de Samsung Electronics en un futuro próximo.

Las pantallas enrollables son geniales pero, de momento, muy caras

El único televisor enrollable disponible en el mercado ahora mismo es el LG RX Rollable Series OLED que la compañía presentó en el CES 2019 y lanzó un año después, en el 2020. 

El precio de este modelo de 65 pulgadas es de unos 85.000€, y hay que encargarlo directamente al fabricante a través de un instalador.

Si Samsung sigue adelante con sus planes de crear una versión QD-OLED de un televisor enrollable, no se sabe cuánto costaría. Por desgracia, si los precios actuales de los televisores QD-OLED son estádares correctos, es poco probable que sea mucho más barato que el LG RX que se comercializa actualmente. La OLED S95B de Samsung cuesta varios cientos de euros más que la línea OLED 2022 de LG.

Dicho esto, si Samsung consigue encontrar una carcasa más barata para la pantalla, quizá podamos tener por fin una OLED enrollable en nuestra casa sin tener que pedir una segunda hipoteca.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


With contributions from