Skip to main content

Netflix confirma el fin del uso compartido de contraseñas... y está a punto de llegar

Woman using Netflix on a laptop
(Crédito de imagen: Shutterstock / sitthiphong)

Netflix ha confirmado que empezará a tomar medidas contra el uso compartido de contraseñas antes de finales del 2022. 

Anteriormente se había informado de que el gigante del streaming estaba probando en ciertos países un recargo a cualquier hogar que viera contenidos de Netflix utilizando la cuenta de otro suscriptor, pero ahora los nuevos informes han confirmado que se extenderá a todos los territorios en los que opera Netflix. 

En una carta a los accionistas como parte de los resultados del primer trimestre, en abril, los ejecutivos del gigante del streaming afirmaron que alrededor de 100 millones de hogares compartían una contraseña con otra cuenta.  Así que, a pesar de que Netflix presume de tener 221 millones de suscriptores de pago, la cifra real debe ser mucho mayor. 

Por ello, Netflix probó un sistema en Chile, Costa Rica y Perú en el que se añadía un recargo de 2,99 dólares a las cuentas que quisieran compartir sus datos de inicio de sesión fuera del hogar. 

La prueba debe haber sido un éxito, porque el New York Times informa de que los ejecutivos de Netflix han dicho a los empleados que se iniciará una ofensiva contra el uso compartido de contraseñas en los últimos tres meses del 2022, es decir, ya en octubre. 

La noticia llega en un momento en el que Netflix se esfuerza por aumentar sus ingresos tras un periodo horrible en la historia de la compañía. 

El 21 de abril se conoció la noticia de que la plataforma había perdido 200.000 suscriptores desde el inicio del 2022 y, como resultado, el valor de Netflix cayó en más de 54.000 millones de dólares. Posteriormente, Netflix canceló una serie de programas, archivó muchos proyectos en desarrollo, incluido uno del príncipe Harry y Meghan Markle, y cerró Tudum, su presencia editorial. 

Una serie de medidas de austeridad, ahora acompañadas de la noticia de que el uso compartido de las contraseñas llegará a su fin.

¿Y esto cómo me afecta?

En pocas palabras, si compartes tu cuenta de Netflix con alguien de fuera de donde vives, te costará más hacerlo. Es posible que compartas una cuenta con una pareja con la que no vives actualmente, o con tus padres, mientras estás fuera estudiando, o quizás compartas el coste con un grupo de amigos. Ahora, te lo pondrán más difícil para hacerlo. 

También será una molestia para mucha gente. Si tienes hijos que se quedan regularmente con los abuelos, ahora tendrás que pagar un recargo por tener Netflix en un dispositivo en su casa.

Con la crisis del coste de la vida, este recargo probablemente convencerá a muchos suscriptores de Netflix de abandonar el servicio por completo. Es de suponer que los ejecutivos de la empresa de streaming habrán apostado por conservar unos pocos suscriptores fieles, y soportar las críticas que recibirán por este cambio.


¿Por qué hace esto Netflix?

Mientras Netflix seguía creciendo y el precio de sus acciones estaba en alza, no había razón para que la empresa hiciera algo que pudiera hacerla impopular entre los suscriptores, pero ahora necesita más ingresos. 

En medio de la creciente competencia de otros servicios de streaming como HBO Max, Hulu y Disney+, no solo se ha hecho más difícil la lucha por hacer crecer su base de suscriptores, sino que esos servicios, todos ellos respaldados por gigantes de la radiodifusión, acaparan ahora sus contenidos, lo que obliga a Netflix a poner cada vez más dinero en la realización de sus propias películas y programas. 

En medio de una oleada de cancelaciones y despidos, Netflix se está apretando el cinturón, pero está claro que no es suficiente. Como decíamos más arriba, esta medida enfadará a la gente, y muchos suscriptores se darán de baja, pero si el cambio genera más ingresos para la empresa y Netflix puede volver a presumir de un número creciente de suscriptores en el 2023, los ejecutivos de la compañía lo considerarán una apuesta que merece la pena.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


With contributions from