Skip to main content

Las CPUs de 15ª generación de Intel podrían dar lugar a portátiles gaming potentes pero asequibles

Intel Logo
(Crédito de imagen: Shutterstock / Alexander Tolstykh)

Lo que podrían ser los procesadores de 15ª generación de Intel, con nombre en código Arrow Lake, podrían ofrecer un gran salto en el rendimiento de los gráficos integrados. 

El Arrow Lake de Intel podría ser la gama de CPU de 15a generación que suceda al Meteor Lake de 7nm, o eso es lo que dice este último rumor, pero ten en cuenta que aquí se está hablando muy a largo plazo, por lo que muchas cosas podrían cambiar, aunque este sea realmente el plan de Intel. El Lunar Lake, del que habíamos escuchado que llegaría tras el Meteor Lake, en realidad vendrá después del Arrow Lake, según las últimas filtraciones.

La teoría es que los chips Arrow Lake llegarán en el 2023, y en la versión de sobremesa podrían funcionar con 8 núcleos en la gama alta, al igual que el Alder Lake de próxima generación, pero con 32 pequeños núcleos de bajo consumo de apoyo. Hay que coger esta información con pinzas, pero este rumor (que proviene del filtrador de hardware de YouTube AdoredTV) no va sobre los chips de los ordenadores de sobremesa, sino de las supuestas CPUs para portátiles. 

Los Arrow Lake-P (procesadores para portátiles) supuestamente estarán equipados con hasta 6 núcleos 'Lion Cove' de potencia completa y 8 núcleos 'Skymont' de baja potencia, y en realidad parece mucho menos convincente que lo que puede haber en los sobremesa en un futuro. 

Sin embargo, lo interesante de este rumor es la afirmación de que Intel avanzará enormemente con las capacidades gráficas integradas de Arrow Lake en los ordenadores portátiles, hasta el punto de integrar 320 EU (unidades de ejecución) en la GPU superior. 

Para darle perspectiva, el chip Tiger Lake actual más sólido cuenta con 96 EU, por lo que el Arrow Lake triplica ese nivel de rendimiento, lo que suena realmente impresionante. Pero, de nuevo, son rumores sobre planes a muy largo plazo.


Análisis: vienen tiempos emocionantes para los portátiles gaming económicos

Dado que los gráficos integrados de Tiger Lake ya hacen un papel muy decente con los juegos de portátiles gaming y mueven sin problema algunos títulos a 1080p, si Arrow Lake realmente triplica el rendimiento, está muy claro que esta generación de chips para portátiles será capaz de cubrir fácilmente la demanda de FullHD. Podríamos estar ante una GPU integrada que compita con las ofertas de gama media como la 6700 XT, pero el rendimiento general, por supuesto, dependerá de otros factores como el ancho de banda de la memoria. 

Lo que esto significa es que los portátiles podrían tener algunas capacidades gaming bastante buenas usando solo una CPU Arrow Lake, y sin necesidad de añadir una GPU, y las demandas de espacio, uso de energía y enfriamiento que suelen requerir (por no mencionar el impacto sobre el precio del portátil). 

Resumiendo: en algún momento, quizás en unos pocos años, podríamos ver portátiles gaming más asequibles, pero verdaderamente capaces que funcionen únicamente con un chip Intel y sus gráficos integrados. Cruzamos los dedos para que así sea, pero hay que ser conscientes de que esta tecnología llegaría muchísimo más adelante, por lo que, hoy por hoy, es una especulación más inconsistente que un simple rumor.

Fuente: PC Gamer