La pantalla plegable más grande del mundo podría dar pistas a Samsung sobre su próximo Fold

Viewsonic foldable LCD display
(Crédito de imagen: Viewsonic)

Viewsonic, especialista en pantallas, ha desvelado su enorme pantalla LCD plegable (pero no enrollable) LDS-135-151. 

Dado su precio, 85.000 dólares en EE.UU. (opens in new tab), y su deliberada falta de características audiovisuales de vanguardia, su principal objetivo serán los eventos corporativos, las presentaciones y las exposiciones, donde las pantallas de gran formato son la norma.

Viewsonic afirma que la pantalla viene premontada y lista para ser utilizada literalmente desde la caja (viene con una carcasa portátil de viaje), con dos alas que se pliegan en el centro de la pantalla como un menú de restaurante.

De talla enorme

Como era de esperar, su tamaño es un poco enorme, con un peso neto de 225kg y bruto de 330 kg. Cuando está completamente extendida, la superficie de visualización mide 3m x 1,69m, más grande que algunas habitaciones del centro de Madrid y casi tan grande como nueve televisores de 50 pulgadas montados en matriz de 3 x 3.

La pantalla está diseñada para ser utilizada las 24 horas del día y tiene una vida útil de 100.000 horas (es decir, más de 11 años de uso constante) y, si hubiera algún problema, Viewsonic ha diseñado una solución inteligente. Aunque el LDS-135-151 tiene una pantalla sin marco y sin biseles de costura, los propios usuarios podrán retirar uno de los 20 módulos LED frontales intercambiables en caliente utilizando una herramienta de aspiración eléctrica que viene incluida.

Una potencia visual

El resto de las especificaciones son igualmente espectaculares: seis puertos HDMI, cuatro puertos USB (incluido uno de tipo C que puede utilizarse para la visualización) y un conector LAN. 

Del audio se encargan un par de altavoces de 20W de Harman Kardon, de Samsung, pero los usuarios pueden conectar sus propios altavoces, o también hay un conector SPDIF.

No tiene lector de tarjetas de memoria y, aunque incorpora un disco duro, solo tiene 64GB de almacenamiento a bordo y funciona con el anticuado sistema operativo Android 9.0 (lanzado en agosto del 2018).

Para aquellos que busquen utilizarlo como un monitor empresarial llamativo, como una enorme pantalla de comercio o para mostrar vídeos, solo hay que tener en cuenta que tiene un paso de píxeles bastante grueso de 1,5 mm, lo que significa que se ve mejor a distancia. Eso explica que su resolución nativa sea de sólo 1920 x 1080 píxeles. Lástima que no sea táctil ni pueda utilizarse como un Surface Hub 2S, la plataforma de colaboración propia de Microsoft, ya que no tiene webcam ni micrófonos. 

La pantalla es compatible con Crestron, Extron, AMX y el propio sistema de control AV de Viewsonic, myViewBoard Manager. Esto significa que los usuarios podrán transmitir contenidos de forma inalámbrica desde hasta cuatro dispositivos diferentes de forma simultánea, ya que el LDS-135-151 es compatible con Picture-in-Picture y Picture-By-Picture. 

Sin embargo, aún no hay detalles sobre la disponibilidad fuera de los Estados Unidos, ni sobre la garantía, así que permanece atento, te contaremos más si hay novedades.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de