Skip to main content

La Intel Arc A380 podría estar obstaculizándose a sí misma por una función para aumentar el rendimiento

Intel Arc A380 GPU
(Crédito de imagen: Intel / VideoCardz)

Parece que podríamos tener la respuesta de por qué la tarjeta gráfica para ordenadores de sobremesa Arc A380 de Intel ha mostrado un rendimiento dudoso en los benchmarks filtrados previamente.

Según unos nuevos benchmarks filtrados por el usuario de Twitter 0x22h (opens in new tab), y compartido por VideoCardz (opens in new tab), la A380 tiene una función escondida llamada “Advanced Performance Optimizations” (APO), que significa en español "Optimizaciones Avanzadas de Rendimiento", que lo que hace es mejorar el rendimiento de la GPU para programas de pruebas como 3DMark cuando está activada. 

De momento, solo tenemos información sobre los resultados de pruebas como TimeSpy y Port Royal, ya que los desarrolladores de 3KMark, UL, acaban de aprobar las pruebas para el nuevo driver 1743.

Estas filtraciones muestran que en el test con TimeSpy, la gráfica Intel Arc A380 alcanzó 5241 puntos, mientras que con esta función deshabilitada, la puntuación bajó a 4449, lo que supone una caída del 15%. Por otro lado, con el test de trazado de rayos Port Royal, la puntuación bajó en un 4% una vez que se desactivó la función.

Si esto es cierto, podría significar que Intel podría haber incluido una función en su GPU que debe estar activada para alcanzar un rendimiento mejor. Y cuando se deshabilita, el rendimiento cae lo suficiente como para que la Intel Arc A380 se quede bastante por detrás de otras gráficas del mercado.

Desde TechRadar hemos contactado con Intel para que nos comenten lo que se ha afirmado en esta filtración sobre la función, y os contaremos lo que nos cuenten cuando recibamos una respuesta.

¿Cómo le irá a Intel en el mercado de las GPUs?

Se ha hablado mucho (opens in new tab) de lo bien que le podría ir a Intel con su GPU, pero lo cierto es que el camino de la compañía en este merado está teniendo un comienzo complicado.

Estos nuevos benchmarks filtrados arrojan nueva luz sobre cómo la función de "Optimizaciones Avanzadas de Rendimiento" de la que hablamos podría haber estado obstaculizando la A380. Es posible que por eso los benchmarks que habíamos visto hasta ahora mostraban resultados sorprendentemente bajos en comparación con otras gráficas del mercado. Las puntuaciones conseguidas con la función deshabitada no muestran el potencial real de esta GPU, ya hace que parezca mucho peor de lo que es en lo que respecta a su rendimiento.

Para empeorar las cosas más todavía, la GPU se lanzó por un precio muy elevado cuando se puso a la venta en China, y además, la falta de disponibilidad fuera de ese país retrasará aún más su lanzamiento mundial.

Sin embargo, todavía hay esperanzas de que la cosa mejore: como se trata de un nuevo controlador, Intel debería ser capaz de resolver los problemas en poco tiempo. Solo es cuestión de esperar para ver si Intel puede superar su mal comienzo y hacerse un hueco en el mercado de las GPU con su línea Arc.

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de