Google abandona Rusia oficialmente

Kremlin
(Crédito de imagen: Shutterstock)

Google ha roto oficialmente con Rusia, después de que el gobierno embargara sus cuentas bancarias locales e hiciera imposible que continuara operando allí. 

"La incautación por parte de las autoridades rusas de la cuenta bancaria de Google Rusia ha hecho insostenible el funcionamiento de nuestra oficina en el país, incluida la contratación y el pago a los empleados con sede en Rusia, el pago a los proveedores y a los vendedores, y el cumplimiento de otras obligaciones financieras", dijo Google en un comunicado al Wall Street Journal (opens in new tab)

La mayoría de los empleados de Google en Rusia ya han abandonado el país, tras la invasión de Ucrania, y seguirán trabajando desde otros lugares. Algunas fuentes dijeron al WSJ que muchos trabajarán desde Dubai, donde Google tiene una gran oficina. 

Un tribunal ruso congeló la cuenta bancaria de Google en marzo, lo que impulsó a la empresa a empezar a planificar una salida oficial y definitiva. Un agente judicial transfirió los fondos de la cuenta bancaria, lo que significa que Google ya no puede pagar al personal ni a los proveedores. No está claro cuánto se ha embargado. 

La filial de Google acabará declarándose en bancarrota en Rusia, según una declaración reglamentaria, al no poder seguir haciendo frente a los pagos. 

En marzo, Google dejó de vender anuncios en Rusia (opens in new tab) en Search, YouTube y sitios web de socios externos, tras anuncios similares de Twitter y Snap. Las sanciones de EE. UU. han hecho imposible el negocio en Rusia para las empresas occidentales. 

Un campo de minas virtual 

Aunque sus operaciones comerciales lleguen a su fin, Google afirma que tiene previsto seguir ofreciendo sus servicios gratuitos (como YouTube, Search, Maps y Gmail) a los internautas rusos. 

YouTube, en particular, ha sido objeto de una intensa presión por parte del gobierno ruso, que pretendía que se prohibieran ciertos contenidos en el servicio. Rusia aún no ha bloqueado completamente YouTube, que es muy popular en el país. 

La decisión de Rusia de invadir Ucrania ha marginado al país en Occidente, ya que oligarcas, políticos y funcionarios están sometidos a amplias sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea. 

Empresas occidentales, como Meta y Apple, se han visto afectadas por la guerra y han optado por dejar de ofrecer sus productos y servicios en Rusia. 

Hasta ahora, Google ha sido multado con 11 millones de rublos, unos 170.000 dólares, por la supuesta difusión de información inexacta a través de YouTube. 

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de