Skip to main content

5 razones por las que deberías comprar un teléfono barato en lugar de uno caro

El Moto G22 tumbado boca abajo
El Moto G22 tumbado boca abajo (Crédito de imagen: Future)

Si estás buscando un nuevo móvil, un punto clave es siempre el presupuesto: quieres comprar el mejor teléfono que te puedas permitir. Pero tal vez, incluso si tienes el dinero para un dispositivo de primera calidad, deberías optar por un teléfono barato (opens in new tab).

"Espera", estarás pensando, "¿me estás pidiendo que me gaste menos de lo que puedo en mi nuevo móvil?". Pues sí, exactamente eso.

Verás, a pesar de que los teléfonos económicos son más flojos que los de gama alta en bastantes aspectos (obviamente), hay algunos campos en los que realmente superan a los modelos de gama alta.

Así que vamos a repasar algunas áreas en las que los smartphones baratos superan a sus rivales más caros. 

1. Cuestan menos dinero

Vale, tenemos que empezar diciendo obviedades. Un teléfono barato es (¿cómo lo sabías?) más barato que uno de gama alta.

Si gastas menos en tu teléfono, tienes más para gastar en mejores baterías, fundas, cables de carga, etc. Además, tienes un extra para cosas no relacionadas con el teléfono. Ya sabes: facturas, comida, transporte, etc.

Los smartphones funcionan según la regla de los rendimientos decrecientes: un dispositivo de 400 dólares no es dos veces mejor que uno de 200 dólares, y un teléfono de 1.200 dólares no es el doble mejor que una versión de 600 dólares o cuatro veces mejor en cualquier sentido que uno de 300 dólares.

Así que si quieres la mejor relación calidad-precio, la encontrarás en un móvil económico.

Moto G9 Power

Moto G9 Power - con una batería excelente (Image credit: Future)

2. Mejor batería

Los teléfonos no tienen una gran duración de la batería a veces: cuando se tienen en cuenta características como el 5G, las altas tasas de refresco, los procesadores de gama alta, etc., una batería gigante puede agotarse increíblemente rápido.

Pero, ¿sabes qué es lo que no tienen los móviles baratos? Así es: ninguna de esas características. Si un smartphone es sólo 4G, tiene una pantalla de baja resolución, y funciona con un chip de nivel medio, utiliza la batería a un ritmo mucho más lento. Todos los smartphones que más duran son los económicos.

Esto es doblemente cierto si se tiene en cuenta que a los fabricantes de teléfonos baratos les gusta utilizar baterías enormes en sus teléfonos: muchos tienen paquetes de energía de 5.000mAh. Motorola incluso ha utilizado baterías de 6.000mAh en algunos dispositivos, y algunas marcas chinas de teléfonos a prueba de golpes han llegado incluso a más.

Si quieres un móvil que te dure, tienes que optar por un teléfono barato con menos prestaciones. Esto también hace que estos dispositivos sean fiables durante más tiempo.

3. Diseños más resistentes

El cristal se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en los smartphones, ya que aporta una sensación de calidad y se ve bien desde todos los ángulos. 

¿Pero sabes qué no es el cristal? Duradero. Puede romperse fácilmente por una simple caída. También es resbaladizo, por lo que los móviles de cristal son más difíciles de sujetar. Por eso, los teléfonos de gama media y alta son más susceptibles de sufrir daños, aunque las marcas les pongan llamativos términos de marketing como "Gorilla Glass Victus" o "Ceramic Shield".

Los fabricantes de teléfonos baratos suelen evitar el cristal. Esto se debe principalmente al coste, pero es beneficioso para los aficionados a los teléfonos asequibles porque el plástico es más resistente.

Un teléfono de plástico tiene muchas más probabilidades de sobrevivir a una caída o a un golpe fuerte, lo que permite evitar la experiencia de tener que reparar el dispositivo con tanta frecuencia (o nunca, con suerte).

Realme 9 Pro Plus

Realme 9 Pro Plus - con una trasera de plástico preciosa (Image credit: Future)

4. Chips más frescos

Los teléfonos baratos suelen tener los chips más frescos, y nos referimos obviamente a la temperatura, no a que estén recién fabricados.

Los teléfonos de gama alta tienen chips de gama alta, que proporcionan mucha potencia de procesamiento para tareas como el gaming. Sin embargo, un efecto secundario desagradable de las cargas de potencia es que estos chips pueden calentarse increíblemente si los usas durante mucho tiempo.

En contra de la intuición, esto significa que los chips de gama media pueden ser mejores para el gaming si te gusta jugar durante mucho tiempo y no necesitas los gráficos de la gama más alta que haya.

Como puedes imaginar, los dispositivos económicos suelen tener un interior no tan potente, por lo que generalmente no tienen problemas de sobrecalentamiento, y están bien para jugar. Además, hoy en día, es raro encontrar teléfonos que sean lentos, incluso en el mercado de bajo coste.

5. Una mayor gama de escáneres de huellas dactilares

Hay una tendencia en el mercado de los móviles de gama alta hacia los escáneres de huellas dactilares en pantalla, donde el sensor para desbloquear el teléfono está situado bajo la pantalla.

Esta es una buena forma de desbloquear el dispositivo para algunos, pero si prefieres un escáner situado en la parte trasera o lateral, no lo encontrarás en la gama alta del mercado.

Sin embargo, este no es el caso de los móviles baratos: encontrarás esos sensores de dígitos por todas partes en la gama baja del mercado. Algunos teléfonos los tienen en la pantalla, otros los tienen en uno o ambos lados del teléfono, mientras que muchos tienen el escáner en la parte trasera.

Así que si te gusta tocar la parte trasera de tu teléfono para desbloquearlo, o acariciar el lateral del dispositivo, en lugar de simplemente tocar la pantalla, los dispositivos económicos son, en realidad, los mejores teléfonos para ti.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de