The Witcher temporada 2: análisis

Lanza al brujo monedas por la temporada 2 de The Witcher

Geralt y Ciri montando a Sardinilla en la temporada 2 de The Witcher
(Image: © Jay Maidment/Netflix)

TechRadar Veredicto

La temporada 2 de The Witcher sin duda supera a la primera. Es más grande, más consistente y mejor que la primera entrega de esta serie de fantasía de Netflix. Con todo lo que estaba en juego después del final de la temporada 1, el equipo creativo del programa necesitaba buscar la forma de mejorar la serie todavía más, y ofrecer una segunda temporada más ambiciosa, llena de acción y repleta de emociones. Y sin duda lo han conseguido. Puede que para algunos la segunda temporada no sea perfecta al 100%, pero, al evitar en gran medida las pequeñas pegas que tenía la temporada 1, es una continuación muy superior a lo que habíamos visto hasta ahora.

Pros

  • +

    El vínculo creciente entre Geralt y Ciri es rico y emocionalmente atractivo

  • +

    Muy interesantes asociaciones inesperadas entre personajes

  • +

    Secuencias de acción más emocionantes

  • +

    Más divertida y entretenida que la temporada 1

Cons

  • -

    Algunas decisiones irracionales de personajes

  • -

    En alguna ocasión, explicaciones de la trama algo mejorables

¿Por qué puedes confiar en TechRadar? Nuestros revisores expertos pasan horas probando y comparando productos y servicios para que pueda elegir el mejor para usted. Obtenga más información sobre cómo probamos.

Hay algo extrañamente reconfortante en el lanzamiento de la temporada 2 de The Witcher (opens in new tab) justo antes de las Navidades. 

Tal vez sea el hecho de que esta nueva tanda de capítulos de esta serie de fantasía live-action llega casi años después de que se estrenara la primera temporada en Netflix (opens in new tab). O tal vez sea porque la nueva temporada nos permite visitar montañas cubiertas de nieve y lugares helados, cosa que encaja muy bien con esta época invernal del año.

Pero tal vez, en realidad se deba a que todas esas personas a las que le gusta una buena serie, estaban deseando que volviera una serie de las buenas a la plataforma, que es convincente y entretenida, y puede gustar a cualquiera.

¡Y jolín que si la espera merecía la pena! Han cumplido con creces. No solo supera lo que habíamos visto hasta ahora, sino que además la segunda temporada de esta adaptación de Netflix de las obras literarias de Andrzej Sapkowski conforma una secuela fascinante que ofrece un drama mágico y lleno de acción que deleitará y sorprenderá a los fans.

La Bella y la Bestia

Geralt empieza a entrenar a Ciri en Kaer Morhen en la temporada 2 de The Witcher

(Image credit: Jay Maidment/Netflix)

Retomando la historia inmediatamente después del final de la temporada 1, cuando finalmente Geralt (Henry Cavill) y Ciri (Freya Allan) se reúnen, la temporada 2 comienza con el dúo buscando a Yennefer (Anya Chalotra), una vez que ha terminado la Batalla del Monte de Sodden.

Después de que a Geralt le digan que al parecer Yenefer, su antiguo amor, ha muerto en la lucha, decide llevar a Ciri al lugar más seguro que conoce: Kaer Morhen, el hogar de su infancia y la fortaleza donde se reúnen y se entrenan los brujos.

Y con razón la quiere proteger. Mientras los humanos, elfos, magos y monstruos del Continente luchan por la supremacía más allá de los muros de Kaer Morhen, Geralt no solo se esfuerza por mantener a Ciri a salvo de estas fuerzas externas: también trata de protegerla de sus propios misteriosos poderes, que tienen el potencial de destruir el mundo si Ciri no aprende a controlarlos.

La temporada 2 nos presenta una relación entre Ciri y Geralt muy del estilo padre-hija. Sin dudas los fans esperaron toda la primera temporada a que estos dos se reunieran, hasta que finalmente sucedió al final. Por lo tanto, era de esperar que los viéramos juntos en esta temporada y que compartan muchísimas escenas.

Geralt, interpretado por Henry Cavill, se prepara para la batalla en la temporada 2 de The Witcher

(Image credit: Jay Maidment/Netflix)

Está claro que la espera ha merecido la pena. La floreciente relación entre Geralt y Ciri nace de la naturaleza opuesta de estos dos personajes; la serenidad de Geralt complementa la fragilidad de Ciri, mientras que la humanidad de ella contrarresta, y a veces choca, con la frialdad del brujo. Estas personalidades contradictorias hacen que las interacciones de estos dos personajes sean realmente interesantes de ver. Aunque Ciri a menudo acepta seguir las reglas de Geralt, también desafía a su protector de vez en cuando por sus obstinadas políticas de "seguridad primero" y "matar a toda costa".

Sus confrontaciones verbales ofrecen una divertida dinámica de pseudo-tensión a su vínculo y también ponen a Geralt en una posición nada conocida para él. Sigue siendo el antihéroe que adoran los fans de The Witcher, pero, gracias a que Ciri cuestiona a veces sus formas, se ve obligado a pulir un poco su forma de ser y variar su visión del mundo.

Esta búsqueda interior convierte a Geralt en un personaje más completo y multidimensional que el que vimos en la temporada 1: sí, Ciri aprende mucho de su experimentado protector, pero podría decirse que es la princesa de Cintra la que le enseña a Geralt a ser mucho más que el despiadado 'carnicero' al que todos conocen.

La pesadilla del Lobo

Kim Bodnia como Vesemir en la temporada 2 de The Witcher en Netflix

(Image credit: Jay Maidment/Netflix)

Pero hay muchos otros personajes importantes e inusuales en la temporada 2.

En los nuevos capítulos podemos conocer al mentor de Geralt, Vesemir (Kim Bodnia), así como a sus hermanos brujos, cuando el protagonista vuelve a Kaer Morhen. El hecho de que Geralt llegue con una mujer, algo inusual en ese secreto lugar ya que se supone que solo los hombres pueden convertirse en brujos, hace que se tensen las relaciones con sus hermanos, y todo esto conduce a que Ciri tenga que estar demostrando constantemente su valía. Irónicamente, Kaer Morhen se convierte en un lugar donde Geralt finalmente no puede defenderla, y es algo que le da muchos quebraderos de cabeza, ya que no puede protegerla las 24 horas del día.

Sin embargo, Ciri consigue demostrar que no es presa fácil, se enfrenta constantemente a los desafíos que se le presentan, y lo cierto es que lo hace con una gran determinación que a más de uno le recuerda a su protector. Conforme va avanzando la temporada, todo empieza a liarse más, a ser más peligroso y hay mayores obstáculos a los que se tienen que enfrentar.

Las conversaciones entre Geralt y Vesemir son igualmente muy interesantes. Ver a estos dos personajes tan importantes de The Witcher interactuar por primera vez, en live-action, es realmente emocionante. No solo podemos conocer al hombre que le enseñó todo a Geralt, tanto en lo emocional como en lo físico, sino que descubrimos que también hay complicaciones dentro de su propia relación.

La espera ha merecido la pena. La floreciente relación entre Geralt y Ciri es... muy agradable de ver.

Es cierto que Vesemir actúa como guía para Geralt, dándole importantes consejos conforme este se enfrenta a una situación poco familiar para él al haberse convertido en la figura paternal de Ciri. Pero el propio Vesemir, personaje al que Kim Bodnia da una fantástica profundidad, sentimiento y complejidad moral, se enfrenta a sus propios dilemas. A medida que avanza la temporada 2, se debate entre su lealtad a Geralt y Ciri, y la propia supervivencia de los brujos.

La temporada 2 también ofrece muchas interacciones y asociaciones inesperadas entre personajes. Algunas son muy breves, como cuando Tissaia (MyAnna Buring) y Geralt hablan en el Monte de Sodden. Pero otras asociaciones duran más, como cuando Cahir (Eamon Farren) y Yennefer forman equipo durante varios capítulos, situación que por cierto nos plantea un mundo alternativo en el que la asesora de Cahir podría haber sido Yenneffer en vez de Fringilla (Mimî M. Khayisa). Incluso habrá algo que disfrutarán al máximo los fans: ver por fin a los tres protagonistas en una misma habitación.

Estas interacciones de personajes, que inyectan frescura a la serie, solo son posibles gracias a la narrativa más lineal de la temporada 2. Si bien en la primera temporada de The Witcher hubo múltiples líneas de tiempo, las tramas de la temporada 2 tienen lugar en la misma época. Esto permite que los caminos de varios personajes se crucen y que los misterios de la serie se desvelen en el presente. Todos aquellos a los que les costó entender la historia en la temporada 1 por las distintas líneas de tiempo, estarán encantados con la continuidad de la temporada 2, porque es mucho más fácil de seguir.

Un mundo mágico, cautivador y fascinante

Yennefer y Fringilla reunidas en la temporada 2 de The Witcher

(Image credit: Jay Maidment/Netflix)

Otro gran atractivo de la temporada 2 de The Witcher es la gran inmensidad de su mundo. Los fans pudieron viajar por el Continente en la temporada 1 a través de las aventuras de los personajes, pero dada su inmensidad y cómo se desarrolla la historia en las novelas, no se visitaron todas las regiones de esta tierra ficticia.

La segunda temporada de The Witcher trata de rectificar esto. Nos presentan nuevas localizaciones clave, incluidos Kaer Morhen, Redania, Melitele y la agencia de detectives Codringher y Fenn de Dorian, y esto amplía la extensión del Continente y expande el mundo que conocimos en la primera temporada. Las muchas menciones a los monolitos y a la Conjunción de las Esferas, así como la importancia de los elfos en los nuevos capítulos, profundizan el conocimiento sobre el Continente y ayudan a desentrañar el misterio detrás de las poderosas habilidades de Ciri.

Los fans de la serie que no han leído los libros de The Witcher, no necesitan preocuparse de si se les escapará algo. Sí, algunos hilos resultan menos familiares si no has leído las novelas, como por ejemplo la búsqueda por parte de los elfos de una localización especialmente mágica en el capítulo 3, y la razón por la que lo hacen. Pero por lo general, la temporada 2 sabe muy bien cómo exponer todo al espectador por el bien de su trama, y esto hace que no se sienta pesada, y que sea agradable de seguir sin tener que ser experto en la historia de The Witcher. Los puntos clave de la trama y las revelaciones impactantes se explican de manera que se pueden entender, y eso es algo muy bienvenido.

Un Leshy se prepara para atacar a Geralt y a Ciri en la temporada 2 de The Witcher

(Image credit: Premiere Pro/Netflix)

Además de su narrativa, la temporada 2 supone una mejora en muchos otros aspectos.

Las apariciones de los monstruos, si bien menos frecuentes, están mucho mejor enlazadas con la trama, y los enfrentamientos tienen mucha más acción. Las luchas de Geralt contra criaturas como los Bruxa son más dramáticas y apasionantes que antes. Hay una tensión en estas peleas que no estaba del todo presente en los enfrentamientos de la temporada 1, y sí, eso se debe en gran parte a la determinación de Geralt por mantener a Ciri a salvo de cualquier daño. El aumento de la complejidad de estos enfrentamientos era algo necesario: Geralt está ahora a cargo de también de la vida de Ciri, ya no solo debe protegerse a sí mismo, por lo que las peleas con monstruos de la temporada 2 tenían que ser más grandes, importantes y mejores antes.

No son solo los enfrentamientos de Geralt con los monstruos del Continente lo que ha subido de nivel. También son más relevantes las consecuencias de cada palabra que se pronuncia y cada decisión que se toma. Desde los crecientes conflictos políticos dentro de la Hermandad de Hechiceros hasta las propias acciones de Geralt, pasando por el tira y afloja con Ciri y las numerosas traiciones de personajes, la temporada 2 no se corta a la hora de subir la apuesta e impresionar a la audiencia.

Y todo lo anterior no quita que la segunda temporada también sea divertida. De hecho, lo es más que la primera, y esto en gran parte es gracias a los líos en los que se mete Jaskier (Jacob Batey) él solito. Pero no solo eso, incluso el propio Geralt nos brinda alguna que otra broma, cosa que también hace que se pueda empatizar más con el personaje. En conclusión, a pesar de todo el caos presente en el Continente, más de una vez te sacarán una sonrisa cuando veas la temporada 2 de The Witcher.

Veredicto sobre la temporada 2 de The Witcher

Jaskier, interpretado por Jacob Batey, canta su nueva canción en la temporada 2 de The Witcher

(Image credit: Susie Allnett/Netflix)

La temporada 2 de The Witcher es ambiciosa, emocionante y fascinante, y sin dudas supone una gran mejora respecto a la primera temporada de la serie.

Sin dudas, la última entrega de la adaptación live-action de The Witcher de Netflix es más sustanciosa, lo que refleja la confianza que tiene la creadora y los productores de la serie en poder llevar la historia hacia direcciones que tal vez no se atrevieron a explorar previamente. Aunque respecto a esto cabe decir que, tal y como nos contó Hissrich (opens in new tab), en realidad en la primera temporada estaban preparando el terreno y presentando el mundo del Continente, con la intención de poder hacer este grandioso trabajo y profundizar más en la segunda temporada.

Se siente para los espectadores como una serie que ya está libre de tener que hacer todas las presentaciones de los personajes más importantes, y que ya ha construido una base, cosa que le permite ahora profundizar más, así como presentar escenas de acción más impactantes, grandes e íntimas, y momentos conmovedores y sorprendentes. Incluso hay una nueva canción pegadiza de Jaskier que se te quedará en la cabeza durante semanas (aunque personalmente nos gusta más la primera).

Si queremos sacar alguna pega, nada es perfecto. Hay algunas decisiones de personajes que nos parecen un pelín irracionales, y podrían haber explicado un poco más en profundidad alguna escena, pero por lo general, la temporada 2 de The Witcher es muy superior a la anterior.

Por extraño que parezca, la segunda entrega de The Witcher se siente como una historia más madura para su trío principal, y, aunque suene a cliché, trata sobre la familia elegida que hacemos cada uno a lo largo de la vida.

La segunda temporada de The Witcher se estrenó el 17 de diciembre y está disponible al completo en Netflix.

Tom Power
Entertainment Reporter

As TechRadar's entertainment reporter, Tom covers all of the latest movies, TV shows, and streaming service news that you need to know about. You'll regularly find him writing about the Marvel Cinematic Universe, Star Wars, Netflix, Prime Video, Disney Plus, and many other topics of interest.


An NCTJ-accredited journalist, Tom also writes reviews, analytical articles, opinion pieces, and interview-led features on the biggest franchises, actors, directors and other industry leaders. You may see his quotes pop up in the odd official Marvel Studios video, too, such as this Moon Knight TV spot (opens in new tab).


Away from work, Tom can be found checking out the latest video games, immersing himself in his favorite sporting pastime of football, reading the many unread books on his shelf, staying fit at the gym, and petting every dog he comes across.

Got a scoop, interesting story, or an intriguing angle on the latest news in entertainment? Feel free to drop him a line.