Skip to main content

Samsung Galaxy S21 FE: análisis

Un poco tarde y con pocas cosas que llamen la atención

Samsung Galaxy S21 FE
(Image: © Future)

TechRadar Veredicto

Sobre el papel, el Samsung Galaxy S21 FE es un buen gama media, con características como una buena pantalla, procesador potente y cámaras más que suficientes para los que buscan un móvil 'no tan caro'. Aun así, el precio es mucho más alto del que piensas, sin mencionar los problemas de velocidad de carga, los lags del software y la corta vida de la batería.

Pros

  • +

    Pantalla vibrante

  • +

    Mucha potencia en el procesador

  • +

    Diseño pulido

Cons

  • -

    Excesivamente caro

  • -

    Tarda mucho en cargar

  • -

    La batería no aguanta mucho

Análisis en dos minutos

El Samsung Galaxy S21 FE hace justicia al 'más vale tarde que nunca': llega unos cinco meses más tarde de lo esperado, y 11 meses y una semana después de la familia Galaxy S21. El S21 FE ha llegado solo un mes antes de que se presenten los de la serie Galaxy S22.

Este es, supuestamente, el miembro 'barato' de la serie Samsung Galaxy S21, ofreciendo funciones y especificaciones del S21 en un precio más barato gracias a una selección de recortes que un usuario medio no notaría. Este teléfono no es el primer Fan Edition de Samsung (el Galaxy S20 FE fue mucho más popular).

De primeras, el precio es un problema. Se supone que el S21 FE debe ser el barato de la familia (algo que denota su nombre con el FE), pero como llega tan tarde con respecto al resto de la serie S21, su precio es superior, ya que los demás ya han sido rebajados. Puedes comprar el Galaxy S21 (uno más antiguo con mejores especificaciones y funciones) por menos precio (alrededor de 649€). Como dice Rick Rossovich en Top Gun: 'No hay lugar para los segundones'.

Es una pena que el Samsung Galaxy S21 FE tenga ese precio, ya que el móvil podría haber tentado a muchos si hubiera sido más bajo. Hoy en día, puedes comprar smartphones con el mismo procesador, pantalla y cámara por menos dinero.

Pero el precio no es el único problema. El teléfono, incluso con su carga inalámbrica, es algo lento cargando, y tampoco es que dure mucho entre cargas. Tuvimos que restringir nuestro uso habitual para asegurarnos que el móvil duraba todo el día.

También nos dimos cuenta de que el software tenía lag, y cambiar de menús, cerrar y abrir apps o simplemente desbloquear el teléfono a veces tardaba más de lo que tarda otro móvil. Nos sorprende teniendo en cuenta el procesador, la tasa de refresco de la pantalla y la RAM, pero no es la primera vez que hemos visto a la One UI de Samsung comportarse así.

No nos malinterpretes, el Samsung Galaxy S21 FE no es un mal móvil, y por eso tiene la puntuación que tiene (y no una negativa). La pantalla del S21 FE es vibrante y brillante, lo que nos hizo disfrutar del contenido. El potente procesador es bueno para gaming, y las cámaras podían con lo que les pedíamos.

Si encuentras una buena oferta estas rebajas, reacondicionado o de segunda mano, el móvil vale mucho la pena. Pero con el precio de venta al público, es difícil de recomendar.

Samsung Galaxy S21 FE: precio y disponiblidad

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

El Samsung Galaxy S21 FE viene en dos versiones. La primera con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento cuesta 759€, mientras que el de 8GB y 256GB sube hasta los 829€.

El Galaxy S21 salió en su día por 859€ para la variante de 8GB/128GB, pero a día de hoy es fácil encontrarlo por 649€ (y ha estado incluso más barato durante el Black Friday).

Además, muchos gama media como el Realme GT, iPhone SE (2020) o Xiaomi Mi 11 cuestan mucho menos, y mucho vienen con especificaciones que los hacen una mejor elección.

Así que es complicado no pensar que el precio del Samsung Galaxy S21 FE es demasiado alto para lo que ofrece a cambio, sobre todo cuando puedes comprar el S21 por menos dinero.

Diseño

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

Te perdonamos que confundas el Galaxy S21 FE con sus hermanos no-FE, ya que excluyendo su tamaño, es un clon del S21 normal y el S21+.

Como ellos, el FE tiene la misma cámara trasera en el Contour Cut (así es como llaman al módulo). La única pequeña diferencia es que el FE usa plástico alrededor de ellas, mientras que el S21 usa metal.

Sí, es un móvil de plástico, ¿o deberíamos de llamarlo Glasstic? Ese es el nombre comercial que ha elegido Samsung, aunque sus similitudes con el vidrio (un material muy común en los smartphones) acaban con el nombre. Hay pros y contras de usar plástico: es un teléfono más duradero y fácil de agarrar, pero se siente mucho más barato en la mano.

Como con el S21, el botón de encendido y los de volumen están en el lado derecho, y llegamos fácilmente usando el terminal. Hay un USB-C pero no hay jack de auriculares, así que necesitarás un adaptador o auriculares bluetooth para escuchar música.

Es un móvil muy pulido, y tiene el mismo grosor que el S21, a pesar de ser más alargado, así que es muy cómodo en el agarre. Samsung no ha desperdiciado ningún espacio, ya que los marcos de la pantalla son increíblemente finos.

Hay cuatro colores para el Samsung Galaxy S21 FE: negro, blanco, rosa y verde. Como puedes comprobar, nosotros hemos probado el primero.

Pantalla

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

Con un panel de 6,4 pulgadas, el Galaxy S21 FE se sitúa entre las 6.1 del S21 y las 6,7 del S21+, y la resolución es la misma: 1080 x 2400 con 120Hz de tasa de refresco.

Otra similitud es la tecnología Dynamic AMOLED 2X de la pantalla: básicamente un nombre comercial para un panel AMOLED de Samsung que se vio por primera vez en los Galaxy S20. Para resumir tanto nombre, la pantalla es muy brillante y nos ha encantado usarla en el móvil.

El panel es el punto fuerte del Galaxy S21 FE. Los colores, contraste, y brillo son geniales, y está hecho para ver contenido y jugar a juegos.

Rompiendo la pantalla hay un agujero para la cámara frontal, peor no es demasiado grande, así que no perdemos tanta pantalla.

Cámaras

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

Aunque algunas especificaciones son diferentes, el rendimiento de la cámara del Galaxy S21 FE es muy similar al de S21 y S21+. Incluso diríamos que hay muchas más similitudes que diferencias.

El sensor principal es uno de 12MP que, como el gran angular de 12MP, son herederos del S21. Pero mientras que el S21 tenía un teleobjetivo de 64MP, el S21 FE tiene uno de solo 8MP.

Este teleobjetivo saca una menor resolución que el del 21, pero tiene la misma lente, que permite zoom óptico 1.1x e híbrido 3x; este recorte no marcará la diferencia para la mayoría de los usuarios.

Al frente del teléfono hay una cámara de 32MP, un salto de los 10MP que tiene el resto de los modelos S21, pero la resolución no lo es todo si hablamos de calidad de la cámara. 

Las imágenes de la cámara principal era muy coloridas, algo común en los Samsung. Parece que el software de optimización de escenas nunca ha escuchado eso de sobresaturación. Aun así, la cámara principal es capaz de hacer fotos rápidas que bien podrían servir para redes sociales, sobre todo aquellas hechas en situaciones de mucha luz.

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

También es de agradecer que las fotos hechas con cada uno de los tres sensores compartan un perfil de color. Muchos teléfonos no tienen esa sincronía, así que al pasar de un objetivo a otro afectaba a cómo se veían los colores y el brillo. En el S21 FE, te garantizamos que no importa el nivel de zoom que elijas, las sombras se verán igual.

Muchos modos de fotografía y vídeo que había en Samsungs anteriores también vuelven aquí, como Toma Única, que captura una imagen con varias lentes para que elijas la mejor; o Grabación Dual, que permite grabar vídeo de la cámara delantera y trasera al mismo tiempo.

Hablando de esa cámara delantera, las fotos son brillantes y con mucho detalle, incluso con poca luz, lo cual nos sorprende. Pero evitábamos a toda cosa el modo retrato, ya que a veces no acertaba aplicando el bokeh digital, aunque su equilibrio de exposición y contraste era bueno distinguiendo entre el sujeto y el fondo.

Si tenemos que criticar algo, es la cámara trasera: el enfoque automático no acaba de cuajar para primeros planos, ya sea de muy cerca (flores) o a media distancia (tu mascota). Puedes ajustarlo mientras haces una foto, pero en el caso de nuestros inquietos amigos, no tendrás tiempo de cambiarlo manualmente para enfocarlos.

En cuanto a la grabación de vídeo, tanto la cámara delantera como la trasera llegan a la resolución 4K y 60fps, y aunque nos lo esperábamos en las traseras, es una sorpresa que esté también en la delantera, ya que poco teléfonos tienen 4K delante. El Galaxy S21 graba en 8K, así que a las cuatro personas que lo usaban en todo el mundo les decepcionará que el FE no lo lleve. A nosotros nos da igual.

Ejemplos de la cámara

Imagen 1 de 5

Samsung Galaxy S21 FE camera sample

Una imagen de un parque, muy simple (Image credit: Future)
Imagen 2 de 5

Samsung Galaxy S21 FE camera sample

La misma imagen, pero con el gran angular (Image credit: Future)
Imagen 3 de 5

Samsung Galaxy S21 FE camera sample

Una foto de interior, con un árbol de Navidad saturadísimo (Image credit: Future)
Imagen 4 de 5

Samsung Galaxy S21 FE camera sample

Foto hecha con la cámara selfie (Image credit: Future)
Imagen 5 de 5

Samsung Galaxy S21 FE camera sample

Nos ha costado mucho enfocar las flores, y solo una de ellas lo está realmente (Image credit: Future)

Rendimiento y especificaciones

No nos sorprendería que el Samsung Galaxy S21 FE fuera el último móvil en equipar el Snapdragon 888, el que fuera el mejor procesador Android de 2021. A día de hoy, ese puesto lo ocupa el Snapdragon 8 Gen 1 que ya se usa en varios dispositivos.

Ese 888 es 5G, así que el Galaxy S21 FE tiene conectividad rápida si tienes una tarifa 5G y hay cobertura en tu ciudad. El procesador viene con 6GB u 8GB de RAM, dependiendo del modelo que elijas.

A pesar de no ser el último procesador o el más potente, la diferencia entre el Snapdragon 888 y su sucesor es mínima, y sigue siendo un potentísimo chip que podrá con cualquier aplicación sin inmutarse.

Tuvimos una buena sesión de gaming y su rendimiento fue admirable: cargaba rápido, opciones gráficas muy altas y sin mucho lag.

El teléfono es bueno para el gaming, y también para el streaming de contenido, pero recomendamos que uses auriculares. ¿Por qué? Pues porque es muy fácil que acabes tapando la salida de audio cuando lo tengas cogido en horizontal.

Software

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

El Galaxy S21 FE viene con Android 12 y la capa de Samsung, One UI 4, encima. Los principales cambios que trae Android 12 son las personalizaciones mejoradas, sobre todo la elección de una paleta de colores para los menús e iconos, y One UI 4 también la equipa.

La RAM, el procesador y la tasa de refresco de la pantalla deberían hacer de la navegación del FE una maravilla, pero en nuestra opinión no ha sido así. Saltar de un menú a otro, abrir apps y desbloquear el teléfono a veces iba con lag, especialmente usando la navegación por gestos. En concreto, usar la búsqueda integrada del menú para buscar una app era muy lento.

No todos se darán cuenta o les importará esto, ya que el teléfono no es lento en sí, pero hay que tener en cuenta que no es tan fluido como cabría de esperar por sus especificaciones. Como crítico tecnológico, sería vergonzoso no señalar este aspecto.

También cabe destacar que toda esta lentitud estaba solo en los menús. Cuando usábamos aplicaciones, el teléfono iba como un tiro.

Batería

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

El Samsung Galaxy S21 FE tiene una batería de 4.500mAh, lo normal en un smartphone de su tamaño, pero aun así teniendo problemas de duración.

Con un uso medio (algo de redes sociales, música en streaming y algún juego casual y capturas aquí y allí), la batería se quedaba justa y sobrevivió por poco a un día entero. Si le das un uso más intenso tendrás que cargar el móvil a media tarde para que aguante encendido hasta la mañana siguiente.

Así que si no le das mucho uso al smartphone, la batería del Galaxy S21 FE es buena, sin más; pero si buscas uno que dure todo el día sin problema, no será suficiente.

Cargarlo tampoco nos ha sorprendido, ya que los 25W del FE son muy poco competitivos comparados con el altísimo número de teléfonos con carga rápida del mercado, muchos llegando a los 65W o incluso 120W.

Con esos 25W, el terminal tarda una hora y media en llegar al 100%, aunque nos imaginamos que muchos esperarán a la noche para cargarlo.

Sorprendentemente para un teléfono 'económico' como este, el Galaxy S21 FE también ofrece 15W de carga rápida, y 4.5W de carga reversible para poder alimentar otros dispositivos. No son velocidades de vértigo, pero teniendo en cuenta que no todos disponen de esas funciones, esto podría ser útil para algunas personas.

¿Debería comprar el Samsung Galaxy S21 FE?

Samsung Galaxy S21 FE

(Image credit: Future)

Cómpralo si...

Quieres un móvil mediano que sea bonito
Aunque el Samsung Galaxy S21 FE tiene una pantalla similar a la de sus hermanos, encaja muy bien entre ellos en términos de tamaño.

Quieres las cámaras del Galaxy S21
A pesar de algunos cambios poco llamativos y casi inapreciables, el Galaxy S21 FE tiene, básicamente, las mismas cámaras que su hermano.

Quieres un móvil fino
El Samsung Galaxy S21 FE es cómodo en la mano y tiene un equilibrio de tamaño y peso geniales, así que si no quieres un ladrillo, esta es una buena opción.

No lo compres si...

Encuentras el Galaxy S21 más barato
El Samsung Galaxy S21 es mejor que el FE en muchos aspectos, así que si lo encuentras a mejor precio, cómpralo. Por otro lado, podrías esperar al S22, que llegará muy pronto.

Necesitas carga rápida
Los 25W de carga del FE no son rápidos, y menos cuando tarda una hora y media en cargar entero. Si vas a necesitar cargar tu móvil de vez en cuando durante el día, hay opciones mejores.

La duración de la batería es importante
A menudo nos dimos cuenta de que necesitábamos usarlo menos para que el Galaxy S21 FE durase un día entero entre cargas; si quieres un móvil que aguante más de un día, no será el mejor para ti.

Primer análisis: enero de 2022

Tom Bedford
Tom Bedford

Tom's role in the TechRadar team is to specialize in phones and tablets, but he also takes on other tech like electric scooters, smartwatches, fitness, mobile gaming and more. He is based in London, UK.


He graduated in American Literature and Creative Writing from the University of East Anglia. Prior to working in TechRadar freelanced in tech, gaming and entertainment, and also spent many years working as a mixologist. Outside of TechRadar he works in film as a screenwriter, director and producer.