Skip to main content

MacBook Pro de 15 pulgadas (2019): análisis

La máquina de productividad de Apple tiene la última tecnología de Intel

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)
(Image: © Future)

Nuestro veredicto

Una vez más, Apple ha creado un ordenador portátil profesional muy bien diseñado: el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019). Sus componentes internos mejorados le brindan tal potencia que se agradece, pero la falta de puertos impide que sea un dispositivo realmente versátil.

Pros

  • Potente
  • Opciones de configuración decentes
  • La pantalla sigue siendo increíble

Contras

  • Caro
  • Falta de puertos
  • Los problemas del teclado permanecen

Si bien el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) no parece que vaya a cambiar radicalmente nada en comparación con su predecesor, trae algunas actualizaciones que son bienvenidas, incluido un teclado mejorado y algunos de los procesadores más recientes y potentes de Intel.

Esta mejora gradual del MacBook Pro es comprensible en muchos sentidos. Es muy poco probable que renueves tu ordenador portátil todos los años, por lo tanto el hecho de que, aparentemente, el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) no ofrezca un gran salto con respecto al modelo del año pasado, no resulta tan importante.

Sin embargo, lo que es importante es si el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) ofrece una actualización convincente para las personas que usan MacBook Pro desde hace años. Además, habiendo portátiles con Windows que ofrecen alternativas elegantes y potentes (especialmente en la creciente categoría Ultrabook), ¿puede el modelo de este año tentar a los usuarios de Windows a cambiar a macOS? Vamos a comprobarlo.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

El MacBook Pro (2019) es un portátil diseñado para profesionales. (Image credit: Future)
Hoja de especificaciones

Aquí tenemos la configuración del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) recibida por TechRadar para analizar.

CPU: procesador Intel Core i9 a 2.4GHz (ocho núcleos, hasta 5.0GHz)
Gráficos: AMD Radeon Pro Vega 20
RAM: 32GB (DDR4 de 2,400MHz)
Pantalla: pantalla Retina de 15.4 pulgadas, 2,880 x 1,800 (LED retroiluminado, IPS, brillo de 500 nits, amplia gama de colores P3)
Almacenamiento: SSD de 4TB
Puertos: 4x Thunderbolt 3 (USB-C), conector para auriculares de 3.5mm
Conectividad: 802.11ac Wi-Fi, Bluetooth 5.0
Cámara: FaceTime HD de 720p
Peso: 1.83kg
Tamaño: 34.93 x 24.07 x 1.55cm (ancho x profundo x alto)

Precio y disponibilidad

El MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) llega con dos especificaciones principales (que puedes configurar para adaptarte mejor a tus necesidades y presupuesto). Primero, hay una opción con un procesador Intel Core i7 de 6 núcleos a 2,6 GHz de novena generación, Radeon Pro 555X con 4 GB de memoria GDDR5, 16 GB de RAM DDR4 de 2400 MHz y almacenamiento SSD de 256 GB por 2.829,00€.

Luego, hay un modelo con un procesador Intel Core i9 de 8 núcleos a 2,3 GHz de novena generación, Radeon Pro 560X con 4 GB de memoria GDDR5, memoria DDR4 de 16 GB y almacenamiento SSD de 512 GB por 3.300€.

En varias partes del mundo, este precio resulta favorable en comparación con el modelo base del año pasado, que se vendió por 2.799€ y venía con una CPU Intel Core i7 de 6 núcleos y 2,2 GHz, GPU Radeon Pro 555X, 16 GB de Memoria DDR4 y SSD de 256GB. Estas son prácticamente las mismas características, aparte del procesador y la GPU renovados.

Así que mientras que países como EEUU y Australia básicamente obtienen una renovación gratuita, los usuarios de otros lugares como España o Reino Unido habrán notado un aumento de precio. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el IVA incluido o no en el precio según la política de cada país.

Como mencionamos anteriormente, estos modelos se pueden configurar para agregar componentes más potentes si los necesitas, y si puedes pagarlos.

De hecho, el modelo que Apple nos proporcionó para analizarlo es uno que debimos configurar nosotros mismos. Es el modelo de gama más alta, por lo que viene con un procesador Intel Core i9 de octava generación con 8 núcleos y una velocidad de 2.4GHz (hasta 5.0Ghz), 32GB de RAM, AMD Radeon Pro Vega 20 con 4GB de memoria HBM2 y 4TB de SSD de almacenamiento por 3.300€.

Esto significa que si estás interesado en comprar el modelo que hemos probado aquí, tendrás que gastarte mucho dinero. Sin embargo, al menos hay opciones de menor precio, y el MacBook Pro básico de 15 pulgadas (2019) resulta favorable en comparación con con el Razer Blade Pro 17 (2019), uno de los últimos ordenadores portátiles con Windows que tiene como objetivo alejar a los profesionales de Apple. Este cuesta 2899.99€ si optamos por el modelo base con un procesador Intel de 9a generación de 6 núcleos y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce RTX 2060.

Comparando los dos, diríamos que el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) le saca ventaja en cuanto a productividad, considerando las especificaciones, la calidad de construcción y el precio (ligeramente) más bajo.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

¿Te resulta familiar? ¡Eso es porque tiene el mismo diseño que el modelo del año pasado! (Image credit: Future)

Diseño

Si alguna vez ha visto o usado un MacBook Pro, entonces ya sabes cómo es el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019). La última vez que la serie tuvo un cambio de diseño importante fue en 2016 con la inclusión de la barra táctil, así que el modelo de 2019, físicamente, parece prácticamente idéntico a todas las versiones anteriores.

Esta será una buena noticia para cualquiera que piense que el diseño del MacBook Pro es prácticamente perfecto, pero decepcionará a aquellos que estén esperando una nueva apariencia emocionante.

Entonces, las dimensiones del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) son 34.92 x 24.07 x 1.55 cm, lo cual resulta idéntico al modelo del año pasado, y un poco más pequeño que los MacBook Pro lanzados antes de su renovación en 2016.

El nuevo MacBook Pro 15 pesa 1,83 kg y, de nuevo, es exactamente igual que el modelo del año pasado.

En cuanto al color, podrás elegir entre dos: gris espacial o plateado. Y en cuanto a los puertos, dispone de cuatro puertos Thunderbolt 3 / UBC-C (dos a cada lado del portátil), así como un puerto jack de auriculares: algo extraño en un dispositivo de Apple hoy en día.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

Los puertos están limitados a cuatro conectores Thunderbolt 3 y un conector para auriculares. (Image credit: Future)

Mientras que a algunas personas les puede gustar la simplicidad de tener solo cuatro puertos Thunderbolt, los cuales son rápidos y versátiles (ya que son compatibles con muchos tipos de conexión y que también pueden funcionar como puertos de carga), para muchas otras personas, la falta de puertos es una verdadera molestia, especialmente cuando se trata de un producto dirigido a profesionales.

Esto también significa que cualquier persona que dependa de elementos más antiguos, como ratones, teclados o discos duros externos, deberá comprar un adaptador aparte. Esto puede parecer complicado y supone un coste adicional, ya que Apple no incluye un adaptador. Resulta un punto bastante negativo teniendo en cuenta que estás pagando tanto dinero por un ordenador portátil, y más aún cuando muchos de sus rivales ahora sí incluyen un adaptador, como por ejemplo Acer, con el nuevo Swift 7.

Ahora bien, una de las excusas para la falta de puertos en el MacBook sería haber mantenido el diseño delgado del Pro. En primer lugar, dejemos claro que, si estás buscando una máquina de productividad, en realidad lo que quieres es algo que te permita trabajar con las herramientas de las que dependes y con el mínimo esfuerzo, lo cual es más importante que tener un portátil ridículamente fino.

En segundo lugar, el Razer Blade Pro 17 (2019) demuestra cómo se puede tener un portátil fino (sus dimensiones son 395 × 260 × 19.9 mm) con lo cual no es mucho más grande que el MacBook Pro, sobre todo considerando que tiene una pantalla de 17 pulgadas) y aún así tener muchos puertos: Ethernet, dos USB 3.2, dos USB-C 3.2, un conector de audio de 3.5 mm, HDMI 2.0b y un lector de tarjetas SD. Este es precisamente el tipo de selección de puertos que muchas personas, especialmente los fotógrafos, encontrarían útil.

También vale la pena recordar que si estás cargando el MacBook Pro, entonces tendrás que usar uno de esos preciosos puertos Thunderbolt para ello, limitando aún más la cantidad de puertos que puedes usar.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

La pantalla sigue brillante y colorida. (Image credit: Future)

Al igual que con los MacBook Pro anteriores (y otros dispositivos de Apple), tampoco hay forma de abrir el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) y reparar o actualizar sus piezas sin anular la garantía. Si bien muchas personas estarán de acuerdo con esto, lo que realmente significa es que estás a merced de Apple (y de los proveedores aprobados por Apple) si algo sale mal. ¿Y si quieres agregar más RAM o un disco duro más grande para prolongar su vida después de una compra tan cara? Pues olvídalo.

Volviendo al Razer Blade Pro 17 (2019) por un momento, este portátil permite una actualización relativamente fácil de la RAM y el almacenamiento, con una ranura de almacenamiento adicional para otro SSD si lo necesitas. Si bien es posible que muchas personas no aprovechen esto, lo convierte en una perspectiva más atractiva para los profesionales que desean obtener el portátil más preparado de cara al futuro.

La pantalla de 15.4 pulgadas sigue siendo la misma que la del año pasado, lo cual no es malo, ya que la pantalla Retina sigue siendo impresionante con una resolución de 2.880 x 1.800 y además es compatible con el espacio de color DCI-P3, esencial para los editores de video. También se incluye la función True Tone, que hace que los colores en la pantalla se vean más brillantes y realistas (aunque no con demasiada precisión), e incluso puedes activar o desactivar esta función según tus preferencias (y necesidades).

En general, el diseño del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) no ofrece nada nuevo. Pero si te encanta el aspecto del MacBook, esto será música para tus oídos.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

La Touch Bar vuelve de nuevo con el modelo de 2019. (Image credit: Future)

Teclado

Desde el lanzamiento de los modelos de MacBook Pro de 2016, que introdujeron el mecanismo de mariposa en los teclados de los ordenadores portátiles, ha habido quejas de que los teclados a veces funcionan mal, sobre todo si se cuelan migas o polvo entre las teclas.

El año pasado, Apple agregó una membrana de silicona en un intento por evitar que los escombros causen estragos, pero en realidad no funcionó. La noticia de que algunos teclados estaban defectuosos preocupaba comprensiblemente a cualquiera que invirtiera una suma nada despreciable en los últimos portátiles de Apple.

La buena noticia es que los modelos de 2019 de MacBook Pro volvieron a ajustarse, y aunque el teclado todavía usa teclas mariposa, Apple asegura que ha cambiado los materiales utilizados en el mecanismo para reducir la probabilidad de que las teclas se atasquen o no respondan cuando se presione, que eran dos problemas que tenían los teclados anteriores.

Apple no ha sido muy clara con los cambios exactos que ha realizado en el teclado, pero durante el tiempo que lo usamos, no tuvimos ningún problema. Sin embargo, tampoco es que los tuviéramos con modelos anteriores.

Si bien el cambio ha sido bienvenido, es una pena que Apple no haya alterado radicalmente el diseño del teclado para garantizar que esos problemas nunca ocurran. El hecho de que incluya los nuevos modelos de MacBook Pro (2019) en su Programa de servicio de teclado, que reemplazará un teclado defectuoso de forma gratuita, sugiere que Apple no ha solucionado completamente el problema. Con suerte, cualquier problema con los teclados del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) resultará muy poco común.

El teclado en sí no da la sensación de ser muy diferente al usarlo, tal vez parece un poco más suave al escribir que los teclados sin membrana, pero en general funciona como siempre. En resumen, se compone de teclas grandes que son fáciles de presionar y cómodas para escribir.

Los teclados también han sido retro-iluminados para poder usarse en entornos oscuros, y además contamos con la Touch Bar, una pantalla táctil de vidrio delgado que se extiende a lo largo de la parte superior del teclado y muestra botones sensibles al contexto en su pantalla de resolución de 2170 x 60. Estos botones cambian según la aplicación o tarea que esté realizando y están diseñados para ofrecernos atajos rápidos para una jornada de trabajo más fluida.

Probablemente hayas tomado una decisión sobre lo útil (o no) que es la Touch Bar si ya has usado modelos MacBook Pro anteriores. A nosotros nos gusta bastante, y desde su lanzamiento con el modelo de 2016, más aplicaciones lo utilizan.

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)

Touch ID te permite iniciar sesión con tu huella dactilar (Image credit: Future)

Junto a la Touch Bar hay un escáner de huellas dactilares para iniciar sesión en el portátil de forma rápida y segura, así como para autorizar pagos. Es rápido y fácil de configurar, lee con precisión tu huella y enciende sin problemas, algo que muchos lectores de huellas en portátiles no logran del todo.

El trackpad también sigue siendo el mismo. Es grande y receptivo, y funciona bien si no quieres utilizar un ratón externo.

En general, acogemos con cuidado los cambios que Apple ha realizado en el teclado, y el tiempo dirá si han sido suficientes para impedir más problemas. Sin embargo, desearíamos que hubiera ido más allá a la hora de erradicar estas dudas, aunque eso probablemente hubiera implicado una renovación importante del teclado.

De hecho, se rumorea que tal renovación está prevista para un MacBook Pro de 16 pulgadas que podría lanzarse a finales de este año.