Skip to main content

MacBook Pro de 15 pulgadas (2019): análisis

La máquina de productividad de Apple tiene la última tecnología de Intel

MacBook Pro (15 pulgadas, 2019)
(Image: © Future)
Benchmarks

Así es como funcionó el MacBook Pro (2019) de 15 pulgadas en nuestro conjunto de pruebas comparativas:

CPU Cinebench: 3.142 puntos
Gráficos: 129.63 fps
Geekbench 4 de un solo núcleo: 5,829
Multi-núcleo: 30,478
Duración de batería (prueba de película de TechRadar): 7 horas y 36 minutos 

Tal y como era de esperar al tratarse de un MacBook Pro nuevo con el tipo de especificaciones que nos enviaron, el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) funciona muy bien, con macOS 10.14, y resulta rápido y receptivo durante las tareas diarias.

Sin embargo, estarías haciendo un flaco favor a un ordenador portátil de este nivel si solo lo usaras para cosas normales, como navegar por la web y escribir correos electrónicos, pero incluso con las cargas de trabajo más intensivas con las que lo probamos, como la transcodificación de archivos de video de alta definición, el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) funcionó de forma efectiva.

Al igual que con el modelo del año pasado, notamos que el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) se calentó bastante durante ciertas tareas, y puedes llegar a sentir ese calor detrás de las teclas mientras escribes. Los ventiladores del MacBook Pro también son propensos a entrar en acción, y aunque se puede escuchar cómo se ponen en marcha, no distraen demasiado.

MacBook Pro (de 15 pulgadas, 2019)

El rendimiento es bueno, tal y como se esperaba (Image credit: Future)

Respecto a las estadísticas sin procesar de nuestros resultados de referencia, podemos observar qué parte de la renovación de la versión de gama alta de este año se compara con la del año pasado.

En la benchmark de CPU Cinebench, el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) obtiene 3.142 puntos, un gran salto en comparación con los 1.057 de 2018. La benchmark del procesador Geekbench 4 mostró una gran mejora con respecto al modelo del año pasado, con una puntuación de de 5.829 para un solo núcleo (frente a 5.542) y una puntuación de 30.478 para múltiples núcleos (frente a 23,431).

Entonces, en cuanto a procesador, el nuevo MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) es toda una actualización. Los gráficos también reciben un impulso, con la AMD Radeon Pro Vega 20 de gama alta con 4GB de HBM2 en el modelo 2019, que recibe una puntuación de 129.63 FPS según Cinebench, en comparación con los 102.28 FPS que logró la AMD Radeon Pro 560X del modelo de 2018.

Sin embargo, hay ciertos aspectos que se deben tener en cuenta sobre estos resultados. Empezando por considerar que los resultados de las comparativas son un buen indicador de la potencia bruta de un dispositivo, pero no cuentan toda la historia.

MacBook Pro (de 15 pulgadas, 2019)

Si te gustaron los anteriores modelos de MacBook Pro, te encantará la última versión. (Image credit: Future)

El tiempo que pasamos con el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) no nos dejó ninguna duda sobre que se trataba de un portátil muy potente, pero también lo es el modelo de 2018. Sinceramente, si ya tienes el modelo del año pasado y estás satisfecho con su rendimiento, no lo descartes por este modelo solo por unos pocos números más altos.

Otra cosa importante a tener en cuenta sobre estos resultados es que estos números son para el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) tuneado que nos envió Apple. A menos que tengas mucho dinero y necesites ese tipo de potencia, no utilizarás exactamente el mismo modelo que nosotros. Si deseas este tipo de resultados, prepárate a pagar mucho por ello.

Duración de la batería

Con los componentes más potentes incluidos en el modelo de este año, la duración de la batería parece haber disminuido un poco, ya que el portátil duró 7 horas y 36 minutos durante nuestras pruebas de batería, las cuales implicaban reproducir un video de 1080p al 50% de brillo y volumen. Esto sigue siendo aproximadamente la duración de un día de trabajo, y es posible que puedas obtener un poco más de duración de la batería cambiando algunas configuraciones y desactivando funciones no deseadas, pero sería prudente que llevaras el cargador del MacBook Pro para asegurarte de que no se quede sin batería.

Si estás pensando en realizar tareas más intensivas, como la reproducción de video, definitivamente querrás enchufar el portátil.

Apple afirma que el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) puede soportar 10 horas de navegación inalámbrica por internet, lo que parece ser el reclamo predeterminado para los MacBook Pro hoy en día. Pero aunque no observamos que la batería durase tanto tiempo durante nuestras pruebas, es cierto que dura más que algunos de sus rivales de Windows, especialmente el Razer Blade Pro, que tiene una duración de batería vergonzosamente baja, probablemente debido a sus orígenes como ordenador portátil para juegos.

Lo que realmente destaca el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) en comparación con los portátiles de Windows, como con los modelos anteriores, es en cuánto tiempo dura la batería en espera, puesto que Apple asegura hasta 30 días de tiempo de espera. Esto significa que puedes cerrar la tapa del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) sin apagarlo correctamente, e incluso después de varios días, cuando lo vuelvas a abrir, todavía quedará batería.

Nosotros comprobamos que esto es verdad, aunque no tuvimos la oportunidad de probarlo completamente durante esos 30 días, y es una hazaña aún más elogiable cuando tenemos en cuenta que un ordenador portátil con Windows, cuando está cerrado, sigue consumiendo batería bastante rápido.

MacBook Pro (de 15 pulgadas, 2019)

¿Quieres el MacBook más potente de todos los tiempos? Este es el que buscas. (Image credit: Future)

Conclusión

Pero entonces, ¿vale la pena renovar tu portátil por el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) con respecto al modelo de 2018? Absolutamente no, nadie debería plantearse esa opción. Sin embargo, si tienes un MacBook Pro antiguo, especialmente uno de antes de su actualización en 2016, definitivamente deberías considerar el modelo de este año. Si bien es solo una renovación mínima a gran escala, eso no quita el hecho de que sea el MacBook más potente que el dinero puede comprar en estos momentos.

La incorporación de los últimos procesadores de 8 núcleos de Intel marca una gran diferencia en el rendimiento del MacBook Pro de 15 pulgadas (2019), por lo que, si estás pensando en comprarte uno, te recomendamos esta opción, no solo por un mayor rendimiento, sino también porque eso significa que estás más preparado para el futuro, ya que no sentirás la necesidad de renovar durante mucho tiempo.

Sin embargo, si tienes un MacBook Pro más reciente, puedes ignorar cómodamente esta versión, puesto que los cambios en las especificaciones no son lo suficientemente revolucionarios como para hacer que tu MacBook Pro actual quede obsoleto.

Además, si estás esperando un diseño más destacable, hay rumores de que Apple está trabajando en un nuevo MacBook Pro de 16 pulgadas que podría llegar con una revisión muy necesaria del teclado.

¿Y en cuanto a los usuarios de Windows? ¿Es el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) lo suficientemente bueno como para que se pasen de bando? Honestamente, no. Si no te interesaba el diseño de los MacBook Pro anteriores, el modelo de este año no cambia eso. Además, si los informes de problemas con el teclado te preocupan, el hecho de que Apple no lo haya cambiado completamente puede disuadirlo aún más. En ese caso, esperar el modelo de 16 pulgadas, si es que existe, probablemente sea la opción más prudente.

Aún con todo, el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019) hace el trabajo y tiene el diseño y la calidad de construcción que esperamos de Apple (incluido ese molesto teclado). Si estás ansioso por obtener el MacBook más potente del mundo, y tienes el dinero en efectivo para la versión de 8 núcleos en concreto, quedarás muy satisfecho.

Una vez más, Apple ha creado un ordenador portátil profesional y bien diseñado con el MacBook Pro de 15 pulgadas (2019). Sus componentes internos mejorados le dan un impulso de renovación bienvenido, pero la falta de puertos, por ejemplo, impide que sea un dispositivo verdaderamente versátil.