Skip to main content

Visa denuncia a Amazon por el veto de las tarjetas de crédito en el Reino Unido

Visa
(Crédito de imagen: Visa)

Visa ha rebatido las acusaciones del gigante del comercio electrónico Amazon de que las comisiones que cobra por las transacciones con tarjeta de crédito son demasiado elevadas, un nuevo asalto en una escalada del juego financiero, en el que los consumidores serán los que acaben pagando.

Amazon reveló recientemente que pronto dejará de permitir a los clientes del Reino Unido pagar sus artículos con tarjetas de crédito Visa, alegando "el continuo y elevado coste de los pagos". Más tarde se supo que la empresa también podría poner fin a su asociación con Visa para el uso de sus tarjetas de crédito en los Estados Unidos.

El consejero delegado de Visa, Al Kelly, ha salido en defensa de su empresa, que dice estar comprometida con la resolución de la disputa con Amazon. También ha ilustrado la complejidad de la posición de Visa sobre las comisiones, que están sujetas a una combinación de presiones externas.

"Claramente, estamos en una negociación complicada", dijo Kelly a The Financial Times. "Lo que es diferente aquí es que Amazon, desafortunadamente, decidió hacer públicos los detalles de la negociación y, extrañamente, ha elegido amenazar con castigar a los consumidores".

"En Visa, tenemos la responsabilidad en los mercados donde los precios no están regulados de fijar el precio, y nadie está nunca contento con nosotros. Si el precio baja, las instituciones financieras no están contentas; si el precio sube, los comerciantes no están contentos."

Tarjetas Visa en Amazon

La medida de Amazon de dejar de aceptar las tarjetas de crédito Visa en el Reino Unido es solo la última ofensiva en una disputa activa entre las dos compañías.

En respuesta a un aumento de las comisiones de Visa, Amazon introdujo recientemente un recargo del 0,5% en los pagos realizados con tarjetas de crédito Visa tanto en Singapur como en Australia, que corre a cargo del consumidor. En ambos países, se ofreció a los clientes un descuento en la primera compra efectuada con un método de pago alternativo.

En el Reino Unido, mientras tanto, Visa comenzó a cobrar un 1,5% adicional en los pagos transfronterizos con tarjeta de crédito entre el Reino Unido y la UE, aprovechando que el límite de las tasas impuesto por la UE ya no se aplica después del Brexit.

Amazon también ha dicho anteriormente que se siente agraviado por las subidas de las tasas de Visa que se justifican por la necesidad de protegerse contra el fraude y el robo de identidad, ya que el comerciante (no el proveedor de pagos) es legalmente responsable de los casos de fraude.

A primera vista, parece que Amazon está usando el veto de las tarjetas de crédito Visa como moneda de cambio en las negociaciones en curso, pero algunos creen que la empresa también tiene motivos ocultos.

Por ejemplo, el boicot a Visa podría provocar un aumento en el uso de la propia línea de tarjetas de crédito y pago de Amazon, emitida por Mastercard. Además de no tener recargos, los pagos realizados con las tarjetas de Amazon también hacen que los clientes consigan recompensas y descuentos en futuras compras.

En una charla con City AM, Amazon negó que la medida de prohibir las transacciones con tarjetas de crédito Visa tenga algo que ver con sus propias tarjetas de pago.

Fuente: FT

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?