Skip to main content

Si quieres un MacBook, cómpralo ya: el confinamiento por el Covid está afectando mucho a los proveedores de Apple

Trabajadores en la fábrica Foxconn en Wuhan haciendo cola para hacerse el test de Covid-19.
(Crédito de imagen: Feature China/Future Publishing via Getty Images)

Conforme van aumentando los casos de Covid en China, muchos de los principales proveedores de tecnología se están viendo obligados a cerrar sus fábricas o a restringir el movimiento de sus trabajadores, algo que podría convertirse en un gran problema para Apple este año, ya que aproximadamente la mitad de sus proveedores chinos están en la región más afectada del país y sus alrededores.

Un nuevo estudio realizado por Nikkei Asia ha descubierto que la mitad de los 200 proveedores principales de Apple se encuentra en la propia ciudad de Shanghái, o en sus alrededores; una zona que actualmente se encuentra en medio de un confinamiento de semanas por orden del gobierno chino. 

Shanghái se enfrenta ahora mismo a uno de los mayores aumentos de casos de Covid que China ha visto desde el inicio de la epidemia de Covid en 2019. Debido a la política oficial de "Cero Covid" adoptada por el gobierno chino, cualquier persona que dé positivo en la prueba de Covid es obligada a permanecer aislada, en un intento por frenar o eliminar la transmisión comunitaria del coronavirus.

Esta situación está preocupando mucho a los líderes y analistas del sector, ya que la cantidad de fábricas que se han cerrado, o que están funcionado a capacidad reducida, podría agravar rápidamente la crisis de la cadena de suministro que está causando falta de disponibilidad e inflación de precios en todo el mundo.

Las autoridades chinas no son ajenas a esta amenaza, y esta semana se ha comunicado que las fábricas podrían empezar a reabrir si trabajan en un circuito cerrado, en el que los trabajadores de la fábrica permanecen aislados y no interactúan con la comunidad. Según The Guardian, a los trabajadores de la fábrica de Tesla, por ejemplo, se les dijo que debían dormir en el lugar de trabajo, en vez de ir a casa después de su jornada.

TechRadar se ha puesto en contacto con Apple para que nos comente la situación en Shanghái y las preocupaciones relacionadas con la cadena de suministro, y si nos dan una respuesta os lo contaremos.

La cadena de suministro de Apple está resistiendo bien, pero... ¿podrá seguir aguantando?

Si bien Apple no es la única gran empresa tecnológica afectada por el cierre de fábricas en Shanghái y sus alrededores, el hecho de que muchos de sus principales proveedores estén allí podría ser especialmente problemático.

Nikkei Asia afirma que más de 70 proveedores de Apple tienen fábricas en la vecina provincia de Jiangsu y la mayoría de ellas están en Kunshan y Suzhou, dos ciudades cercanas a Shanghái. Otros 30 proveedores se encuentran en la propia Shanghái y, en conjunto, suministran todo tipo de productos, desde placas de circuitos impresos hasta baterías. Esto incluye a importantes ensambladores de productos como Pegatron.

"Creemos que el impacto es mucho más grave que el de la interrupción del suministro del año pasado, ya que afecta a un abanico de la cadena de suministro muy amplio", ha dicho el presidente del proveedor de pantallas AU Optronics, Paul Peng, al hablar sobre las reducciones forzosas del consumo de energía que el gobierno chino ordenó en septiembre de 2021. "La interrupción no es para una sola empresa o industria, es un incidente de la cadena de suministro global que podría llevar a un parón de la cadena de suministro en el peor de los casos".

Suponiendo que la producción se reanuda en Shanghái y alrededores en breve, cosa que es muy optimista teniendo en cuenta que los casos de Covid no hacen más que aumentar en esa región, todavía hará falta que pase un buen tiempo para que las líneas de producción vuelvan a estar trabajando en toda su capacidad.

Lo que es peor todavía para Apple, es el momento del año en el que está sucediendo todo esto. Se necesitan bastantes meses para que productos como los MacBook y los iPhone sean producidos, probados, empaquetados y enviados a los mercados globales de Europa y Norteamérica. Los productos que deberían llegar a las tiendas entre noviembre y diciembre, deben comenzar a fabricarse en las próximas semanas. Una interrupción en este momento podría hacer que no se pudieran cumplir los plazos para finales de 2022.

"Mayo y junio serán cruciales para muchos proveedores de marcas de electrónica de consumo", le ha dicho a Nikkei Asia un ejecutivo de un proveedor de HP. "Si la producción no aumenta a tiempo para que los productos se envíen por vía marítima, existe la posibilidad de que se pierdan la temporada de ventas navideñas en Europa y Estados Unidos debido a la saturación de los puertos, a menos que se envíen por vía aérea, lo cual resulta mucho más caro."

Si los proveedores de Apple no pueden reanudar la producción a tiempo para enviar los productos en la fecha prevista, entonces no solo estaría en peligro la época navideña, sino que también se pueden ver afectados los lanzamiento que la compañía tiene planeados para la segunda parte de 2022, como el nuevo iPhone 14 y el MacBook Air (2022), que son probablemente los productos estrella de la empresa.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

With contributions from