Skip to main content

¿Por qué Apple va a dar el salto de los 12MP a los 48MP en el iPhone 14 Pro, y no antes?

Las cámaras traseras del iPhone 13 Pro
(Crédito de imagen: Apple)

Se espera que el iPhone 14 Pro rompa con la tradición de Apple, y no solo estamos hablando de que por fin prescindirá del clásico notch, sino que además, el buque insignia podría convertirse en el primer móvil de Apple en dar el salto de un sensor de 12MP a uno de 48MP.

¿Pero supone esto algo extraordinario? Al fin y al cabo, el Nokia 808 PureView fue un móvil que debutó con una cámara de 41MP en un móvil, algo que en aquel momento fue impresionante, pero aquello fue en el 2012... Desde entonces, por supuesto, el mercado se ha llenado con teléfonos de Huawei, Xiaomi y Samsung, entre otros, que llegan con cámaras de muchos megapíxeles. 

Pero eso no quita que para los fans de Apple, el hecho de que el nuevo tope de gama llegue con un sensor de 48MP, sí que sería todo un hito, y es así por dos razones. Para empezar, los iPhone cuentan con cámaras de 12MP desde que se lanzó el iPhone 6S en 2015, por lo que esta mejora del iPhone 14 supondría el primer aumento importante de megapíxeles desde hace siete años, y desde luego, el más dramático de toda la historia de los iPhone.

Los sensores del iPhone 13 Pro vistos desde un lateral

(Image credit: Apple)

Pero también supondría un cambio importante por otra razón: el timing. Esta actualización llega en un momento en el que el iPhone 13 Pro es probablemente el móvil con la mejor cámara del mercado, y lo es en una época en la que la calidad de la cámara es extremadamente importante. Por lo tanto, ¿por qué debería Apple hacer un cambio tan drástico en su cámara?

Hay varias explicaciones posibles, y lo gracioso es que pocas de ellas tienen que ver en realidad con la fotografía. El aumento a 48MP reflejaría las tendencias que hemos visto recientemente en las cámaras mirrorless (sin espejo), que cada vez más, tratan de equilibrar las demandas fotográficas tradicionales con las nuevas y emocionantes posibilidades en la creación de imágenes.

Por lo tanto, el timing realmente tiene sentido: ahora es solo cuestión de conocer qué planea hacer Apple con todos esos píxeles adicionales...

Confiar en el proceso

En el pasado, combinar sensores pequeños con una gran cantidad de megapíxeles no era nada recomendable. ¿Por qué? Pues porque más megapíxeles significan píxeles más pequeños, y como ya os hemos explicado alguna vez, cuánto más pequeño sea el píxel, menos luz es capaz de captar y más ruido muestran los resultados. Y muchas veces, ese ruido llega a anular el aumento en el detalle que proporciona la resolución más alta. Por eso, elegir un sensor con menos megapíxeles, pero con un tamaño de píxel más grande, es una elección sensata.

Esta es la razón principal de por qué el iPhone ha seguido equipando un sensor de 12MP durante tanto tiempo. Claro que eso siempre ha hecho parecer que Apple se quedaba estancado en el pasado en este aspecto, y más teniendo en cuenta que encontramos modelos como el Samsung Galaxy S22 Ultra, que tiene una cámara de 108MP, o el Google Pixel 6 Pro con sus 50MP. Pero lo cierto es la lógica que ha seguido Apple estaba, y está, justificada... si lo que buscas es hacer fotos para subirlas a Internet.

¿Qué ha cambiado entonces, para que Apple finalmente decida modificar su estrategia? En primer lugar, se han producido avances en el procesamiento de los sensores de muchos megapíxeles. El 'pixel-binning', que junta varios píxeles adyacentes para forma un píxel más grande, es una técnica que se ha vuelto realmente sofisticada. Hasta se usa en cámaras que no son de teléfonos, como es el caso de la Leica M11, donde esta tecnología te da la opción de hacer fotos de 60MP, 36MP o 18MP.

El iPhone 13 Pro mostrando una lista de resoluciones de cámaras.

(Image credit: Future)

Sin duda, Apple intentará afirmar que inventó la tecnología con su mágico modo 'SuperPixel'. Pero los teléfonos Android han demostrado que ofrecer un modo de muchos megapíxeles junto con uno tradicional de 12MP, presenta muy pocas desventajas (o incluso ninguna). Los potentes chips y el procesamiento de múltiples fotogramas han eliminado en gran medida los problemas de ruido tradicionales, incluso si el efecto secundario pueda ser un aspecto HDR algo artificial.

No es que 12MP ya no estén bien; es una resolución que siempre seguirá siendo genial para las redes sociales. Eso sí, antes los 12MP ofrecían ciertas ventajas, y más flexibilidad, en escenarios de poca luz, en comparación con las alternativas de resoluciones más altas, pero eso hoy en día ya no es así. Por todo esto, es por lo que analistas como Ming-Chi Kuo han predicho que Apple dará el salto a los 48MP en su iPhone 14.

Una cosa es que aumentar la cantidad de megapíxeles ya no sea algo que venga de la mano con desventajas, pero ¿cuáles son las ventajas? La creciente importancia de los vídeos es probablemente la otra razón por la que Apple haya decidido cambiar a un sensor de 48MP. Los vídeos se han convertido en el foco de atención principal de los desarrolladores de cámaras de Apple, y el nuevo sensor podría tener un gran impacto en este aspecto.

Cambiar de enfoque

¿Qué hará el iPhone 14 con todos esos píxeles adicionales? La respuesta más obvia es la capacidad de grabar en 8K. El iPhone 13 Pro es capaz de grabar en 4K con 60fps, pero es necesario un sensor de al menos 33MP para poder grabar en 8K, por lo que esto es algo que Apple podría ofrecer gracias a actualizar a un sensor de 48MP.

Más de uno se preguntará: ¿pero... quién necesita un teléfono con una cámara que pueda grabar vídeos en 8K? Pues es verdad; ahora mismo, nadie. Ni siquiera los cineastas profesionales entregan sus vídeos o películas en 8K, porque muy pocas personas tienen la posibilidad de ver vídeos en esa resolución, y además, es complicado tratar con archivos de un tamaño tan grande. Pero eso no significa necesariamente que el vídeo de 8K en el iPhone 14 sea una característica que carezca de sentido.

Uno de lo beneficios de grabar en 8K es que te da la opción de recortar posteriormente el metraje y explorar ángulos alternativos, consiguiendo un resultado en 4K. Lo sabemos, esto no es algo que resulte tan atractivo en un móvil como en una cámara en condiciones, pero si el iPhone 14 finalmente ofrece grabación de vídeos en 8K, tenemos bastante claro que Apple usará esa capacidad para aprovecharla en algún tipo de software nuevo al que pondrán un nombre muy fashion.

La pantalla de un iPhone mostrando la herramienta Doubletake de Filmic Pro.

(Image credit: Filmic)

Por ejemplo, se nos ocurre un modo nuevo en el que el iPhone 14 use esos píxeles adicionales para ofrecerte distintos ángulos en 4K (o 1080p) de una misma escena desde una sola lente. 

Algunos creadores de vídeos usan el 'reencuadre' para lograr este efecto cuando editan cierto tipo de entrevistas, mientras que el modo 'DoubleTake' de la aplicación Filmic te permite hacer algo similar con varias cámaras de iPhone. Los clips de este último tienen un límite de 1080p, por lo que usar una resolución de 8K desde la cámara principal podría ser una forma alternativa de conseguir nuevos ángulos cuando se edite un vídeo de forma automatizada, como la función 'Reencuadre automático' de Adobe Premiere Pro.

Es posible que la cámara 8K del iPhone 14 no sea solo para vídeos tradicionales. El analista Ming-Chi Kuo también planteó la posibilidad de que esa resolución sea ideal para crear contenido para las próximas Apple Glasses, que se espera que cuenten con dos pantallas micro-LED 4K (una para cada ojo). Lo ideal es que los vídeos para realidad virtual tengan un mínimo de resolución 8K. Una vez más, este es un beneficio que no podría aprovechar la mayoría de las personas, pero al fin y al cabo, prepararse para el futuro tiene todo el sentido del mundo.

Mantenerse en lo más alto

Vale pero... ¿qué pasa con la fotografía tradicional en el iPhone 14? Independientemente de todos esos beneficios "de lujo" que aportaría un sensor de 48MP, lo que la nueva cámara tendrá que ofrecer sí o sí, es un rendimiento que esté, como mínimo, a la altura de lo que hemos tenido hasta ahora con la cámara de 12MP, cuando se trata de hacer fotos. Por suerte, hay varias razones para esperar que el iPhone 14 igualará al iPhone 13 Pro en este aspecto, o seguramente, que lo supere.

Una de esas razones es que se espera que el sensor que tendrá el iPhone 14 será más grande que el del buque insignia actual. Filtraciones recientes han sugerido un aumento de un 25-35% en el tamaño de la diagonal, lo que se traduce como una capacidad superior para captar la luz, y por tanto, mejores resultados.

El sensor de cámara del iPhone 13 Pro

(Image credit: Apple)

El modo por defecto de la cámara del iPhone 14 seguramente siga siendo el de 12MP gracias a la técnica del pixel-binning, de forma que aprovechará los 48MP disponibles para crear un píxel más grande. 

Pero en escenarios donde haya buena luz, tendrás la posibilidad de poder hacer fotos con esa alta resolución de 48MP, lo que también permitiría mejorar el zoom híbrido, de forma que el móvil de Apple podría rivalizar con el Samsung Galaxy S22 Ultra en ese aspecto.

Lo que no tendrá el iPhone 14, según los últimos rumores, será una lente periscópica para competir con la del teléfono de Samsung. Según dos filtradores y analistas con reputación, este tipo de lente no llegará hasta 2023 con el iPhone 15 Pro y el iPhone 15 Pro Max, permitiendo zoom óptico 5x.

Esto último también quiere decir que, si bien parece que el iPhone 14 llegará con una cámara principal de 48MP, es posible que los fotógrafos más exigentes prefieran esperar al año que viene y a que Apple implemente el periscopio, o al menos, hasta que se empiecen a publicar resultados reales de la cámara del iPhone 14. 

Si bien Apple no suele cometer errores y suele asegurarse de que una novedad funciona antes de lanzarla al mercado, lo cierto es que un cambio así en la cámara es algo complejo, y es posible que se encuentren con algunos problemas iniciales no esperados.

Llegan tarde, pero con suerte, por una buena razón

Que Apple sea prácticamente el último en llegar con el cambio a una cámara de 48MP para su iPhone 14, es algo típico de la compañía, ya que muy pocas veces es la primera empresa en lanzar una nueva tecnología. La filosofía de Apple es más bien pulir al máximo una novedad, y luego presentarla como una característica "innovadora"... pero solo una vez la tecnología esté optimizada y sea lo más perfecta posible.

Pero si bien dejar atrás la cámara de 12MP sería algo trascendental, tampoco es un cambio tan significativo como lo fue antes. Muchos fotógrafos argumentarían que no es particularmente beneficioso para hacer fotografías, y las especificaciones de la cámara de un teléfono (con la posible excepción del tamaño del sensor) ahora son mucho menos importantes que el software que se implemente para su procesamiento.

Un esquema que muestra los componentes internos del iPhone 13 Pro

(Image credit: Apple)

El software es precisamente un área en el que el iPhone siempre ha destacado, a pesar de que a menudo viene acompañado de un hardware técnicamente "inferior" al de sus rivales de Android. Por lo tanto, estamos ansiosos por ver qué hace el iPhone 14 con su rumoreado sensor de más megapíxeles, y si es capaz de ofrecer algunos trucos de software nuevos junto con los Estilos Fotográficos y el Modo Cinemático ya presentes en el iPhone 13.

Pero lo más importante, es lo que hará Apple con las demás cámaras del iPhone 14, y con los trucos "no fotográficos" que el sensor de 48MP podría aportar en los campos del vídeo y la RA/RV (realidad aumentada y virtual).

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

With contributions from