Las mejores películas de Navidad para ver en familia... o no

Gremlins en Navidad
(Crédito de imagen: Warner Bros)

¡Por fin llega la Navidad! Me muero de ganas de ver a la familia, engordar un par de kilos a base de comilonas y dulces, y de disfrutar de un par de días libres. 

Por supuesto, una de esas tardes ociosas, tras sobrevivir a la ingesta de todo lo que a mi madre se le ocurra cocinar, la dedicaré  a volver a ver algunas de mis películas favoritas para las vacaciones invernales. Qué le voy a hacer, soy un clásico. Dejo las zapatillas bajo el árbol en la Noche de Reyes, me como las 12 uvas en Nochevieja, canto villancicos para recibir mi regalo en Nochebuena y, como está mandado, le hago una visita a McClane mientras caza terroristas alemanes, o disfruto de cómo lo que empezaron siendo unas adorables criaturas peludas, acaban destrozando todo un pueblo para celebrar su Navidad particular. Si tengo suerte y mis sobrinas aún no se han hecho demasiado mayores (o yo demasiado aburrido), quizás las obligue a ver uno de esos clásicos que tan feliz me hicieron de niño, y que seguramente a ellas les parezca ridículo, inverosímil y pasado de moda, pero con el adecuado chantaje emocional y un pequeño soborno en forma de aguinaldo, acabarán fingiendo que disfrutan. Al fin y al cabo las fiestas son para compartir.

Bromas aparte, se acercan unos días en los que da una especial satisfacción pasar la tarde calentito en el sofá, viendo de nuevo alguna gran película que evoca buenos recuerdos, contagia el espíritu navideño y te arranca algunas risas. Además, volver a ver una película que sabes que te encanta es la mejor forma de evitar una decepción. Por ello, me gustaría compartir con vosotros mi lista de pelis navideñas favoritas. Seguramente no será la más original que veas, pues muchas de las pelis seleccionadas son ya más tradicionales que el mismísimo Santa Claus, pero siempre hay alguna por ahí que no recordabas y que vas a desear volver a ver en cuanto leas el título. 

Pasa y echa un vistazo, porque seguro que acabas poniéndote alguna. Para no fallar, es una lista muy variada, con cine para toda la familia y algunas un poco más para mayores, de varios géneros y con títulos repartidos entre todas las plataformas de streaming más importantes. Ya tengas Netflix, HBO Max, Prime Video o Disney+, tienes peli para ver estas fiestas.

Consigue ahora tu suscripción a Prime Video

Consigue ahora tu suscripción a Prime Video
Suscríbete hoy mismo a Prime Video y tendrás acceso a muchas películas de esta lista y un montón más, junto con excelentes series como Nine Perfect Strangers, The Boys, El Cuento de la Criada, The Office, House, y muchísimas otras. Además tendrás acceso al servicio de compras de Amazon Prime, que te ofrece descuentos en cientos de productos de Amazon, ofertas flash y envíos gratuitos.     

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Guardianes de la Galaxia: Especial Felices Fiestas

Drax y Mantis abrazan algunas decoraciones de Navidad en Guardianes de la Galaxia: Especial Felices Fiestas

(Image credit: Marvel)

Aunque esta lista va a estar repleta de clásicos consagrados, vamos a empezar con una novedad recién salida de la factoría Marvel Studios. 

En Disney+ puedes encontrar el especial de Navidad de los Guardianes de la Galaxia, un mediometraje de 40 minutos en el que podremos disfrutar de nuestros forajidos espaciales favoritos (con permiso de Han Solo y Chewie) en su faceta más navideña y tierna. Una mini-aventura para levantar los ánimos de un Star-Lord que no ha pasado un buen año y necesita una buena dosis de villancicos, ponche y una gran sorpresa en forma de Kevin Bacon. 

El Espacial Felices Fiestas es un poco gamberro y cuenta con los puntos absurdos de Drax y Mantis que siempre nos hacen reír, pero se puede ver con toda la familia, y ahora que James Gunn podría tener en sus manos el futuro cinematográfico de Batman y Superman, el espíritu de esta cinta unirá los corazones de los fans de Marvel y DC.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Jungla de Cristal

Die Hard

"¡Ven a la costa, estaremos juntos, lo pasaremos bien...!" (Image credit: 20th Century Studios)

¡Ho-ho-ho! ¡Ahora tengo una ametralladora! Ahora sí que sí, clásico entre clásicos, la historia de las vacaciones de Navidad de John McClane en Los Ángeles para intentar arreglar su matrimonio es una que ya está en el imaginario colectivo.

Considerada una de las mejores películas de acción de todos los tiempos, Jungla de Cristal fue un soplo de aire fresco a un género que en los 80 estaba saturado de héroes musculosos con ametralladoras como ejes de camión, y nos trajo a un policía que apenas está en forma, le pillan descalzo y tiene una pistola con pocas balas. 

Así es como se encontraba cuando unos terroristas irrumpen en la fiesta de Navidad del edificio Nakatomi, en el que John se halla. Son muchos, van armados, han tomado rehenes y no dudan en matar. Por suerte, McClane cuenta con su retorcido sentido del humor, el poder del sarcasmo, y la suerte del héroe. ¿Será suficiente para pararles los pies? Supongo que ya conoces la respuesta pero, por si no la has visto, la peli contiene violencia, consumo de drogas, palabrotas y chistes picantes. Y, aunque por ser del 88 se le puede perdonar el tono, mejor no la veas con menores de 13 años.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

La Vida de Brian

La Vida de Brian

"¡Lo ha dicho! ¡Es el Mesías!" (Image credit: Netflix)

Si prefieres reírte un poco en lugar de pasar tensión en el Nakatomi Plaza, en Netflix tienes una de las mejores comedias de todos los tiempos. Y como narra una vida paralela a Jesús de Nazaret y comienza en la Noche de Reyes, encaja como un guante en esta lista.

Poco se puede decir sobre esta peli que no se haya dicho ya. Los Monthy Python dieron el Do de pecho con una deliciosa parodia compuesta por una sucesión de sketches conectados por la narrativa de la trama, en los que tendremos humor absurdo, agudas críticas a la política y a la religión, comedia slapstick, surrealismo, y divertidas canciones. Además, la escena de Pijus Magníficus (Biggus Dickus) es una carcajada garantizada cada vez que la veas, y eso en comedia es una genialidad.

No es una cinta especialmente vulgar (calificada para todos los públicos), pero sí contiene un pelín de desnudez y algo de lenguaje adulto. En cualquier caso, es poco probable que los niños pequeños se enganchen a ver semejante disparate.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Un Padre en Apuros

Jingle All the Way

(Image credit: 20th Century Fox)

Vamos ya con algunos títulos para los más peques que, aunque algunos seamos un poco 'Grinch', la Navidad es para ellos al fin y al cabo.

Un Padre en Apuros es una comedia familiar de esas que alternaba el ex gobernador de California con papeles más físicos como el de 'T-800'. Sí, es de risa fácil, muy infantil, fomenta el consumismo, y el guion está escrito por gente poco preocupada por la suspensión de incredulidad, pero aun así verla en estas fechas con tus hijos, sobrinos o nietos, es muy reconfortante. Y no dura ni hora y media.

Arnold Schwarzenegger busca conseguir el perdón de su hijo por (oh, sorpresa) haberse perdido su exhibición de karate (al menos no ha sido el dichoso partido de béisbol otra vez), y para ello promete regalarle lo que pida por Navidad. El niño le pide un muñeco Turboman, y el problema es que el muñeco es el juguete más popular y está agotado en todas las tiendas. A partir de ahí, carreras, caídas, caras desencajadas, y un despropósito argumental. Relájate y disfruta, a los críos les va a encantar.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Solo en Casa

"Esta es mi casa, y tengo que defenderla."

"Esta es mi casa, y tengo que defenderla." (Image credit: 20th Century Fox)

Recuerdo perfectamente la sensación de ver esta película con 7 u 8 años. ¡Qué divertida! ¡Qué emocionante! ¡Qué fácil identificarse con ese niño y su familia! Las caras de Kevin son un poema, su casa es un castillo en el que perderse, las trampas que prepara son una oda a la imaginación infantil, los villanos son entrañablemente temibles (¿tiene sentido?), y la decoración y el ambiente navideño que se respira en cada plano del film, crea un sentimiento hogareño que es difícil olvidar.

Si la repasas de adulto te darás cuenta de que el guion no está nada mal, que las actuaciones (aunque exageradas) son bastante buenas, que la banda sonora te hace sonreír aunque no quieras, que la fotografía y los colores de cada secuencia son una masterclass de composición cinematográfica, y que sólo querías ver los primeros cinco minutos y ponerte a hacer otra cosa, pero ya llevas más de una hora sentado con tu familia y con Kevin, y ya que estás te la vas a terminar.

Ver esta cinta aún con la inocencia dentro, es una experiencia impagable que nadie se debería perder. Asegúrate de verla con los peques de la familia antes de que crezcan.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Pesadilla Antes de Navidad

Pesadilla Antes de Navidad

(Image credit: Disney)

La ciudad de Halloween se prepara para la noche del 31 de octubre, el Día de los Difuntos, en el que monstruos, fantasmas, brujas y todo tipo de seres aterradores toman las calles. Desde el alcalde hasta el vampiro más humilde se esfuerzan por crear el mejor Halloween posible… pero Jack Skellington, el rey de Halloween, está un poco deprimido por los largos años de rutina repitiendo plan. Está aburrido, busca algo nuevo y diferente, y lo encuentra en la ciudad de la Navidad. Ahora Jack tiene una nueva meta que le motiva y lo anima a ponerse a trabajar: ¡este año, la Navidad la organiza Halloween!

Es una película estadounidense del 93, de fantasía gótica animada, dirigida por Henry Selick, producida y concebida por Tim Burton. Utilizaron la técnica del stop-motion, una técnica antigua (dicen que casi tanto como el propio cine) que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos capturando fotografías. El resultado es una estética y una composición que ha quedado como referencia en el mundo del celuloide y que, a pesar de la cantidad de películas animadas por CGI que se producen hoy en día, ha influenciado cintas como Pinocho de Guillermo del Toro, estrenada este mismo año.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Batman Returns

Michael Keaton y Danny DeVito

(Image credit: Warner Bros.)

También tenemos algunas pelis de superhéroes en la colección de Navidad, aunque la trama de éstas no gire en torno al nacimiento de Cristo. En el 92, Tim Burton nos trajo una secuela de Batman que cambió durante mucho tiempo el enfoque cinematográfico del personaje. Tanto el público como la crítica de aquel entonces esperaban una historia en la misma onda que la primera entrega del hombre-murciélago, y quizás incluso un poco más 'family friendly'. Y de alguna manera (y sin confirmación de nadie cercano al film) la película fue entendida de esa manera antes de su estreno. 

Poco iba a sospechar McDonalds cuando lanzó una colección de juguetes basada en la película, que el Pingüino de Danny DeVito sería un grotesco y desasosegante psicópata, casi mutante, que devora pescado crudo y tiene fantasías eróticas con la muy sexualizada Catwoman, interpretada por Michelle Pfeiffer embutida en un traje de cuero que recuerda temáticas definitivamente adultas.

Lo que intento decirte es que no la veas con niños pequeños. Y, concluyendo lo que iba diciendo, fue tal el cabreo de los miles de padres que fueron con sus hijos al cine, que el terremoto sacudió hasta la sala de guionistas de la Warner y, durante años, en una época muy triste para el Cruzado de la Capa, las siguientes películas de Batman fueron completamente ridículas e hirientes, para los fans y para los críticos, pero aptas para ver con niños y para venderles a estos todo tipo de productos relacionados.

La historia de la película se desarrolla durante la época navideña y simplemente es inevitable notar el esplendor decorativo. Aunque el tono de la misma tiene un toque más lúgubre (con Burton y Batman creo que sobran explicaciones), también muestra un buscado contraste entre las propias festividades con su color y vida, y el hombre murciélago. Sin contar que, las películas sobre la Navidad suelen tener relación con la familia y en Batman Returns todos los protagonistas carecen de ésta.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

El Día de la Bestia

El Día de la Bestia

(Image credit: HBO Max)

"Una comedia de acción satánica", rezaba el cartel de este clásico del cine español del 95. Y aunque parezca algo fuera de tono en esta lista, para mí siempre ha sido una aventura navideña en la que tres héroes anónimos luchan por salvar el mundo.

Cierto es que dicha aventura está aderezada por sangre, drogas, violencia, lenguaje obsceno, autolesiones y muchas otras lindezas que la hacen estrictamente una peli +18, pero no por ello deja de ser una historia trepidante con grandes actores y personajes (inmensos Álex Angulo y Santiago Segura), un excelente guion, y muchos elementos muy rompedores para el cine patrio de aquella época. 

Y todo esto se desarrolla entre villancicos, belenes, regalos... y el asesinato de los Reyes Magos. Así que si eres un gruñón anti-Navidad, también tienes tu película para disfrutar en estas fiestas del caos y el frenesí, mientras todos sonríen y compran regalos. Mención especial a una banda sonora que contaba con legendarias bandas nacionales de esa generación, como Extremoduro o Def Con Dos.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Gremlins

Gremlins

(Image credit: Warner Bros)

Gremlins fue dirigida por Joe Dante en la que fácilmente sería la película más importante de su carrera. Trabajó a partir de un guion escrito por Chris Columbus (Harry Potter y la Piedra Filosofal, Solo en Casa, etc.). 

Mientras hace un pequeño negocio en Chinatown, un inventor en apuros, Rand Peltzer (Hoyt Axton), se detiene en una vieja tienda de antigüedades para comprarle a su hijo un regalo de Navidad antes de volver a casa. Escondido en la parte de atrás hay un pequeño mogwai, una criatura adorable que podría ser una mascota perfecta, pero con tres reglas muy importantes. No mojarlos. Mantenerlos alejados de la luz (sobre todo del Sol). Y lo más importante: por mucho que rueguen, nunca les des de comer después de medianoche. ¿Me creeríais si os digo que eventualmente se acaban transgrediendo todas esas reglas? Vivir para ver.

Este puro clásico navideño ochentero es de esos que contribuyeron a consolidar una época dorada para un tipo de cine familiar de aventuras que, junto a cintas como En Busca del Arca Perdida, Regreso al Futuro, Los Goonies y otras, hicieron soñar a una generación entera. Comedia, acción, romance, un toque de terror... y los animalitos más gamberros, liantes y escurridizos de la historia del cine. 

Con esta, nunca fallas. Es +12, pero todos la vimos con algún año menos y aquí estamos, casi sin taras mentales.  

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Los fantasmas atacan al jefe

Scrooged

(Image credit: Prime Video)

Bill Murray haciendo de señor gruñón que odia la Navidad.

Debería dejar la recomendación de este filme sólo en esa frase y contar con que no necesites nada más para desear verla. Pero por si eres difícil de convencer, permíteme contarte que hay pocas cosas más navideñas que esta peli. Se trata una adaptación del Cuento de Navidad de Dickens, ya sabes, el Fantasma de las Navidades Pasadas y todo eso, en el que Frank Cross (Murray) será el yuppie maleducado, agresivo y egoísta que se ha hecho a sí mismo desde cero y que cree que la gente que no tiene éxito y dinero en la vida es porque son unos vagos y unos inútiles. Suena como alguien a quien te apetece ver durante hora y media siendo atormentado por molestos espectros para intentar sacar de su corazón un poco de amor por el prójimo, ¿verdad?

La película fue dirigida y producida también por Richard Donner (Superman, Arma Letal, Los Goonies), y se convirtió en una sátira completa sobre las grandes corporaciones de la televisión y de lo materialista que se había vuelto la década de los ochenta. Y es una de esas películas que la amas y ves cien veces, o la odias... hasta que un día alguien la pone en la tele y te quedas a verla otra vez.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Saga Harry Potter

Harry, Hermione and Ron

(Image credit: Warner Bros)

Si eres un Potterhead, seguramente habrás soñado en más de una ocasión con dejar de ser un muggle y recibir una carta de Hogwarts. Y seguramente, si solo pudieras elegir un día del año para ir a Hogwarts, sería en Navidad. ¿O acaso hay algún lugar más navideño y encantador que Hogwarts?

En Harry Potter y La piedra Filosofal tenemos sin duda una de las navidades más bonitas y emotivas de toda la saga. Hogwarts y especialmente el gran comedor se visten de sus mejores galas para recibir la Navidad. Si hay que elegir una sola película de la saga para ver en las fiestas navideñas, sin duda es esta. Aunque, si estás de vacaciones y tienes un par de tardes libres, es posible que quieras hacer un maratón que haga honor a la magia de las navidades. Y si necesitas un poco más de información sobre cómo ver las películas de Harry Potter en orden, nosotros tenemos la mejor guía de Internet, y hemos incluido las de Animales Fantásticos.

Línea Divisoria con espacio en blanco pequeño

Consigue ahora tu suscripción a Prime Video

Consigue ahora tu suscripción a Prime Video
¿Sabías que España es uno de los países con el precio más bajo de suscripción a Amazon Prime?
Así es. En Estados Unidos, suscribirse a Amazon Prime cuesta 12,99$ al mes o 119$ al año (unos 11€ al mes o 102€ al año). Pero Jeff Bezos debe querernos mucho: suscribirse a Amazon Prime (que incluye Prime Video) en nuestro país cuesta 4,99€ al mes y solo 49,90€ al año. Además, hay una prueba gratuita de 30 días. También incluye una suscripción mensual en Twitch, además de envíos y devoluciones gratuitas.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?