Skip to main content

La patente del Samsung Galaxy Z Fold 3 sugiere que podría medir el ECG o la presión arterial

Samsung Galaxy Z Fold 2
(Crédito de imagen: AakashJhaveri)

Mientras que los lectores de huellas dactilares en la pantalla se han convertido en algo común de los teléfonos insignia, el Samsung Galaxy Z Fold 3 y otros dispositivos plegables de Samsung podrían llevar este tipo de tecnología al siguiente nivel incluyendo escáneres biométricos, parecidos a los del Apple Watch, los cuales podrían medir la frecuencia cardíaca y la presión arterial, como ha sugerido una nueva patente.

La supuesta patente, presentada ante la USPTO en abril de 2020 y revelada por primera vez por Mark Peters en LetsGoDigital, muestra tres métodos para obtener datos biométricos, dependiendo de cómo sea el teléfono plegable, ya que el Galaxy Z Fold 3 era el que estaba etiquetado en la imagen, pero es probable que veamos este tipo de tecnología en otros futuros Samsungs plegables.

Estos tres métodos son: apretando el índice y el pulgar en los bordes del teléfono cuando el dispositivo está desplegado; sosteniendo el dispositivo extendido en la mano para que los sensores puedan leer la palma y el índice; y por último, leyendo el dedo de un usuario cuando las pantallas están plegadas.

See more

Aunque el próximo teléfono al que podría llegar esta tecnología sería al Samsung Galaxy Z Fold 3, en realidad podría aplicarse a cualquier dispositivo con una pantalla que se pliegue hacia adentro, como ocurre con los anteriores Samsung Galaxy Z Fold 2 y Samsung Galaxy Z Flip. La patente sugiere que el teléfono podrá leer e interpretar datos biométricos cuando los usuarios presionen los dedos sobre los sensores ubicados debajo la pantalla (o las pantallas) del dispositivo, de modo que los resultados y la información acerca de tu salud se mostrarían en la pantalla plegable de al lado.

Samsung Galaxy Z Fold 3

(Image credit: LetsGoDigital)

Según LetsGoDigital, la patente afirma que estos sensores podrían detectar el estado y la calidad del sistema de circulación de un individuo, no solo la presión arterial, sino el nivel de colesterol, la presión aórtica (qué tan malo puede ser permanecer sentado) y la rigidez arterial (cómo de fuerte debe bombear el corazón), junto con seguimiento de estrés y fatiga. Todos estos datos se combinarían con información de salud ofrecida por el propio usuario a través de la aplicación 'Samsung Health', y así obtendríamos gráficos personales más sólidos.

¿Por qué incluir funciones biométricas en un móvil?

¿Por qué incluir datos biométricos en un teléfono móvil? Bueno..., ¿y por qué no? La mayoría de veces, la razón principal para incluir funciones biométricas en un dispositivo es para habilitar otro método de autenticación. Sin embargo, dado el reciente aumento de interés por las aplicaciones y predicciones de salud, tiene sentido que Samsung explore nuevas maneras de hacer que los usuarios consigan alcanzar y comprobar su bienestar personal.

Mientras que en realidad los fabricantes de teléfonos móviles no se arriesgan a perder la oportunidad de vender smartwatches y otro tipo de pulseras de actividad física más discretos, lo cierto es que probablemente no sea tan difícil transferir parte de estas funciones de control de salud a una interfaz de smartphone. Los wearables todavía tienen su área de funcionamiento en cuanto al seguimiento pasivo e informes de salud más sólidos, pero los smartphones podrían ofrecer un tipo de retroalimentación inmediata que ayudaría a los usuarios a consultar un médico en el momento adecuado.

Como siempre, la patente en cuestión es simplemente una sugerencia sobre el potencial de este tipo de tecnología que tal vez no llegue a convertirse en un dispositivo físico nunca (y si lo hace, puede que no llegue pronto). Pero de todas formas, nos entusiasma la idea y esperamos que siga adelante.

Vía PhoneArena