La ley de la UE que obliga a Apple a usar el USB-C será un desastre para los iPhones más antiguos

iPhone SE en oro rosa
(Crédito de imagen: TechRadar)

Si eres fan de iPhone, habrás escuchado las últimas noticias sobre la Unión Europea y su cargador estándar para todos los nuevos dispositivos. A partir de 2024, todos los iPhones deberán usar USB-C. 

Estas son grandes noticias: Apple ha usado su propio puerto Lightning para cargar los iPhones desde hace años, a pesar de que la inmensa mayoría de fabricantes de Android se unieron al estándar USB-C (e incluso la propia Apple lo usa ahora en sus iPads).

Aunque la UE solo gobierne en Europa, esta ley forzaría a Apple a cambiar los iPhones de todo el mundo, ya que no sería práctico vender el mismo dispositivo con diferentes puertos en distintos países.

Esperamos que el iPhone 16 de 2024 lleve un puerto USB-C, a menos que Apple decida hacerlo ya con el iPhone 15 o de forma inminente con el iPhone 14 este año (lo vemos poco probable, por falta de tiempo).

Pero no es el fin del mundo. El USB-C es mucho más rápido tanto cargando como transfiriendo datos, así que los próximos topes de gama de Apple cambiarán para mejor.

En cualquier caso, no significa que este cambio vaya a ser bueno en términos generales...

Hay muchos más iPhones

Puede sorprenderte que no todos los iPhones que se venden cada año pertenezcan a la serie número, y que aun no siendo los más potentes, se venda una enorme cantidad de ellos. Están los iPhones SE más económicos (y del que veremos un nuevo modelo en 2024), pero también hay mucho mercado para los antiguos.

Un iPhone 13 Pro Max por su parte trasera

(Image credit: TechRadar)

Apple suele vender modelos anteriores bajo su propio criterio, generalmente porque su precio es mucho más bajo que el que tenían de lanzamiento. Ahora mismo, incluso con el iPhone 13 siendo el modelo más nuevo, el iPhone 12 y el iPhone 11 siguen estando disponibles y se pueden comprar desde la página de Apple.

Y si miras más allá, puedes encontrar modelos más antiguos en las principales tiendas físicas o en Amazon, por ejemplo, donde todavía hay stock de varias generaciones de iPhones.

Y eso sin olvidar toda la industria de los reacondicionados, donde se reparan y revenden iPhones de segunda mano que han dado fallos de fábrica. Apple vende estos dispositivos alguna que otra vez, y no es nada raro ver esta práctica entre las compañías.

Cada una de esas opciones está muy bien para los que no se pueden permitir el último iPhone y quieren una versión menos potente y más antigua por mucho menos dinero.

Olvídate de esos iPhones

Si a partir de 2024 Apple no puede vender iPhones con el puerto Lightning, no solo afectará al iPhone 16. No, la compañía no podrá vender ningún dispositivo sin USB-C, y ahí se incluyen los iPhone SE y todos los reacondicionados.

Cualquier teléfono que ya estuviera en las tiendas físicas se podrá vender, pero Apple no puede crear stock, a menos que decida acumular stock de iPhones con Lightning antes de tiempo, esos modelos antiguos no se podrán poner a la venta en la Unión Europea.

Los de Cupertino podrían enviar todos esos iPhones con Lightning a Reino Unido o EEUU, dos grandes países donde no aplica la ley de la UE (y donde tampoco planean seguir la estela e implementarla ellos mismos). Eso salvaría los iPhones antiguos, sobre todo teniendo en cuenta que Apple ya no incluye cargador en la caja, así que no habría problemas con los enchufes de un país u otro.

El iPhone SE 2020 encima de una mesa

(Image credit: Future)

Aun así, en la mayoría del territorio europeo, no habría stock para los iPhones anteriores. No habría ningún iPhone SE (ni ningún otro modelo más barato) y tampoco encontraríamos el iPhone 13, así que los compradores europeos nos veríamos obligados a gastarnos el dinero en el último lanzamiento (y por ende el más caro).

Y por si eso fuera poco, Apple podría decidir reducir la producción de estos modelos, afectando a la disponibilidad mundial.

Teniendo en cuenta que muchas de las ventas de Apple las generan estos iPhones más antiguos, posicionándoles como mejor alternativa a los topes de gama más caros, los que busquen este tipo de modelo frente al último iPhone no tendrán más opción que gastar una barbaridad en el nuevo. En una crisis como la que estamos viviendo actualmente, no es de buen recibo.

Aun así, parece que las leyes de la UE podrían proteger a esta renovada industria: como estos móviles ya están en el mercado, es posible que Apple pueda continuar con sus ventas, permitir arreglar estos dispositivos y seguir vendiéndolos. Esta podría ser una forma inteligente de eludir las leyes, si la UE lo acepta. Pero no estamos seguros de ello.

Cambios tan radicales como este siempre tendrán sus daños colaterales en muchos rincones del mundo tecnológico, sobre todo los que no surgen naturalmente de los flujos y reflujos de las tendencias tecnológicas. Y la intención de la UE es inteligente: la insistencia de Apple en seguir usando el puerto Lightning genera mucha basura electrónica y ciertas acciones que infringen las leyes de competencia.

Pero cada acto, por digno que parezca, puede tener consecuencias no deseadas, y la prohibición del puerto Lightning de la UE podría tener un efecto devastador en el mercado de los iPhones más antiguos.

Al menos, hay muchos otros teléfonos de Android a los que echarle el guante.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de