Skip to main content

Google por fin está preparado para darnos las Google Glass 2, pero ¿lo estamos nosotros?

Las Google Glass originales
Las Google Glass originales (Crédito de imagen: Future)

Siete años después de haber dejado de fabricar el prototipo de Google Glass y de haberse centrado en aplicaciones exclusivas para empresas, parece que el gigante tecnológico californiano está por fin dispuesto a dar otra oportunidad a la tecnología de realidad aumentada orientada al consumidor.

En una entrada del blog oficial (opens in new tab), Google ha anunciado que pronto empezará a probar públicamente los prototipos de sus próximos dispositivos de RA de Google, que se centrarán en funciones de traducción y navegación en directo. 

Los rumores de que Google está desarrollando unas nuevas gafas de realidad aumentada llevan un tiempo circulando y, de un plumazo, ha confirmado oficialmente que siempre fueron ciertos. Aunque carece de la emoción que habríamos esperado para un anuncio de este tipo, se trata de un movimiento táctico inteligente por parte de Google. 

Como se admite en el post, las pruebas de laboratorio tienen sus limitaciones y para llevar su desarrollo a la siguiente fase necesita sacar estos dispositivos al mundo real. En lugar de ponerse al día cuando estas gafas se vean en la naturaleza a partir del mes que viene (agosto del 2022), Google puede adelantarse y controlar las expectativas.

En cuanto al control de las expectativas, no esperes ver demasiados dispositivos sucesores de las Google Glass, al menos durante un tiempo.

Las primeras pruebas en el mundo real se realizarán a pequeña escala, donde sólo unas pocas docenas de empleados y probadores de Google se pasearán con las gafas puestas. Al principio se centrarán sobre todo en las sedes de Google en Estados Unidos y sus alrededores.

Además, el hecho de que las pruebas estén empezando a aumentar no garantiza que las próximas gafas de realidad aumentada de Google estén cerca de estar listas para el consumidor. 

Las piezas de las gafas están esparcidas por un banco de trabajo, insinuando el regreso de las Google Glass

(Image credit: Google)

Por la forma en que el gigante tecnológico describe sus próximas pruebas, podríamos estar ante prototipos similares a los diseños de prueba del dispositivo de realidad virtual de Meta. 

En lugar de ser un dispositivo completo, cada uno se diseñó para probar una característica a la vez para perfeccionar su implementación. En el caso de Google, podríamos ver un prototipo que destaca en la traducción, mientras que otro es un experto navegador. Con el tiempo, estos diseños podrían combinarse en un único wearable, pero eso llevará tiempo.

Educación en gafas de realidad aumentada

Aunque Google esté probando un único prototipo unificado, podría enfrentarse al regreso de un viejo enemigo: el miedo del público. Aunque Google promete que sus últimos dispositivos de realidad aumentada están restringidos en cuanto al uso de sus cámaras y micrófonos, es probable que eso no apacigüe las preocupaciones de la gente.

Cuando las Google Glass se lanzaron por primera vez, hubo numerosos informes de personas que fueron atacadas mientras las llevaban en público. El regreso de Google a los wearables de realidad aumentada podría verse frenado una vez más si sus probadores y primeros seguidores vuelven a sufrir agresiones físicas.

Dicho esto, la tecnología de RA y RV se ha vuelto mucho más común en los últimos años. Se dice que las Meta Quest 2 (antes las Oculus Quest 2) ha vendido más de 15 millones de unidades desde su lanzamiento (no muy lejos de los supuestos 20 millones de la PS5), lo que ha contribuido a poner en manos de la gente la tecnología que desgarra la realidad. Asimismo, hemos asistido al lanzamiento de varias gafas inteligentes y de realidad aumentada, como las Nreal Air y las Ray-Ban Stories, que han sentado las bases para dispositivos más avanzados.

Sin embargo, habrá que esperar a ver cómo reacciona el público en general, no sólo el mes que viene, cuando los probadores empiecen a pasearse con los prototipos, sino también cuando se lancen oficialmente. Otro gran defecto de las Google Glass originales era su precio de 1.500 dólares, difícil de digerir. Dadas las actuales dificultades económicas a las que se enfrenta mucha gente, un producto tan caro podría estar de nuevo condenado al fracaso.

Si necesitas una ayuda para la navegación hoy mismo y no puedes esperar a que se lancen las Google Glass 2, echa un vistazo a nuestra selección de cinco fantásticas funciones de Google Maps que quizá no conozcas (opens in new tab).

Antonio Romero
Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de