Esta es una característica del Samsung Galaxy S23 que al parecer no será actualizada

El Samsung Galaxy S22 Ultra en la mano de alguien, mostrando su parte trasera
El Samsung Galaxy S22 Ultra (Crédito de imagen: Future)

Esperamos que los próximos Samsung Galaxy S23 (opens in new tab) vengan con una serie de mejoras en las cámaras, en los procesadores, y más, pero al parecer hay una especificación clave que no será actualizada: el sensor de huellas dactilares.

El fiable filtrador Ice Universe (opens in new tab) parece haber conseguido tener en sus manos una capa del cristal protector que tendrá el Galaxy S23 Ultra, y este revela el lugar en el que se ubicará el sensor de huellas dactilares, y resulta que tiene el mismo tamaño que en los teléfonos Samsung Galaxy S22 (opens in new tab).

El sensor de huellas dactilares del Galaxy S22 no tiene nada de malo, pero tal y como señala Notebookcheck (opens in new tab), se esperaba que el sensor del Galaxy S23 fuera más grande y mejor. Pero ahora parece que no será así.

Lo mismo de siempre

Concretamente, el Galaxy S22 está equipado con el capaz sensor Qualcomm 3D Sonic Gen 2, mientras que se pensaba que el Galaxy S23 llevaría el Qualcomm 3D Sonic Max, un sensor más preciso, más seguro y que puede leer dos dedos a la vez.

Tal vez Samsung haya decidido seguir con el mismo sensor de huellas dactilares para reducir los costes de fabricación, o tal vez el rumor original sobre una actualización del sensor de huellas dactilares estaba equivocado. Sea como sea, ahora esa mejora parece poco probable.

Se puede argumentar que el lector de huellas dactilares no es que sea el componente más importante de un móvil, pero teniendo en cuenta la frecuencia con la que desbloqueamos nuestros teléfonos cada día, puede tener un impacto significativo en la experiencia del usuario.


¿Qué mejoras traen los lectores de huellas dactilares?

Si vas a la página web oficial del Qualcomm 3D Sonic Max (opens in new tab), verás que trae mejoras en un montón de áreas. Es el sensor de huellas dactilares ultrasónico en pantalla más grande que ha habido hasta ahora, y utiliza ondas sonoras para escanear las huellas dactilares a un ritmo rápido y con una resolución increíblemente fina.

Según Qualcomm, es mucho más difícil falsificar una huella dactilar con esta tecnología que con los sensores ópticos estándar. Leerá las huellas dactilares más rápido cuando estén mojadas y, gracias al escaneo acústico desplegado, también es más fiable cuando los dedos no están limpios.

Su superficie de mayor tamaño permite escanear dos dedos a la vez, y el sensor tiene una tasa de error de 1 entre 250.000, según su fabricante. Sin embargo, basándonos en la filtración del cristal protector que hemos visto ahora, parece que tendremos que esperar al menos hasta 2024 para poder ver este nuevo sensor en un buque insignia Samsung Galaxy S.

Pero no todo son malas noticias, porque el Galaxy S23 va a traer mejoras en otras áreas respecto a su predecesor, como una versión personalizada del chip Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 que ofrecerá un rendimiento aún mayor.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de