El Google Pixel 7 podría no ser tan potente como esperábamos, pero no pasa nada

Google Pixel 7
(Crédito de imagen: Google)

Cuando el Pixel 7 (opens in new tab) fue anunciado por Google en mayo del 2022, nos dijeron que el próximo buque insignia equipará el próximo chip Tensor 2, que es la próxima generación del chip propio de Google, cuya primera versión debutó en los Pixel 6 (opens in new tab). Ahora, la primera filtración sobre el Tensor 2 ha visto la luz, y la verdad es que nos ha sorprendido.

Bueno, antes de entrar en materia cabe señalar algo. Esta información procede de una fuente un tanto enrevesada: al parecer, alguien se las apañó para comprar un prototipo de Google Pixel 7 Pro bloqueado, y ha enviado sus registros de arranque al canal de Telegram "Google News | EN (opens in new tab)" (que presumiblemente no tiene nada que ver con la herramienta de noticias de Google del mismo nombre, y que por cierto, por fin vuelve a estar disponible en España (opens in new tab)).

El tema es que tras recibir la información, este canal la ha compartido. Según esto, los próximos Pixel 7 contarán con las mismas pantallas que su predecesores, y el chip Tensor 2, al parecer, será increíblemente similar al chip original. Este segundo dato nos parece interesante, y creemos que merece la pena analizarlo un poco, aunque recordad que teniendo en cuenta el origen de la filtración, hay que coger la información con pinzas.

Si el nuevo chip viene con pocos cambios respecto a su predecesor a nivel de hardware, es de esperar que el Pixel 7 no tenga mucha más capacidad de procesamiento que el Pixel 6. Ojo, no estamos diciendo que vayan a ser idénticos, ya que Google implementará seguramente novedades a nivel de IA, pero no esperéis que el Pixel 7 sea un teléfono Android súper potente.

Esto podría sonar decepcionante, al fin y al cabo, es de esperar que cuando sale una versión nueva de un chip, esta llegue con más potencia, pero la verdad, es que no creemos que esto suponga un problema.


Piénsalo así: mejor es peor

Se supone que cada nueva versión de un procesador Android debería ser más rápida que la anterior. Por ejemplo, se supone que el Snapdragon 8 Gen 1 es más rápido que el 888, que a la vez debería ser más rápido que el 865, que se supone que es más rápido que el 855, y así sucesivamente.

Sin embargo, en la práctica la cosa no es tan sencilla, y nosotros lo hemos podido comprobar al poner a prueba los chips generación tras generación. Aquí en TechRadar, usamos el benchmark Geekbench 5 para ver lo rápidos que demuestran ser los móviles al pasar esos test. Esto, nos ha permitido darnos cuenta de algo muy interesante últimamente.

Curiosamente, los teléfonos de 2021 que equipan el chip de alta gama Snapdragon 888, por lo general rindieron igual que los anteriores, que llevaban el Snapdragon 865. Por otro lado, los nuevos móviles que vienen con el Snapdragon 8 Gen 1, a menudo incluso rinden peor.

Esto en parte se debe a que los nuevos chips sufren de problemas de sobrecalentamiento, que es algo que puede afectar mucho al rendimiento. Eso sí, es justo señalar que lo cierto es que los nuevos chips ofrecen algunas mejoras que no se reflejan en los benchmark. 

Pero la realidad es que los teléfonos han llegado al punto que simplemente ya son lo suficientemente rápidos. Piénsalo, no tiene sentido que un móvil sea más rápido si tus dedos no pueden alcanzar esa velocidad, o si los gráficos de los juegos ya han superado lo que pueden hacer las pantallas pequeñas.

En cambio, las nuevas versiones de los chips se centran en optimizar y mejorar la eficiencia energética, así como en ofrecer nuevas capacidades de la cámara y mejorar la inteligencia artificial. Es decir, la potencia bruta y la rapidez ya no son tan importantes como la inteligencia. Más vale maña que fuerza.

Así que es probable que Google simplemente se esté enfocando en eso, y se esté centrando menos en la potencia y más en todo lo demás. Y lo cierto, es que eso encaja con el modus operandi de la compañía: siempre se ha apoyado mucho en la inteligencia artificial para cosas como la fotografía y los asistentes inteligentes.

Por lo tanto, aunque el Pixel 7 no brille en las pruebas que se le hagan con los benchmark, no pasa nada: el móvil probablemente presentará muchas mejoras en muchas otras áreas, y seguramente se convierta en un fuerte candidato a entrar en nuestro ranking de mejores teléfonos del mercado (opens in new tab).

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de