Skip to main content

Cómo mantener la batería de tu MacBook

La batería es el componente clave de cualquier dispositivo portátil, pero ¿sabías que su cuidado es importante para mantener la buena salud de tu MacBook? Con un mantenimiento adecuado y una buena calibración, puedes conservar el rendimiento de la batería de tu portátil en su nivel óptimo, ofreciéndote más energía y más duración cuando estés en movimiento.

Mantenimiento de la batería

Guardarlo de manera estándar

Un MacBook, al final, es simplemente eso: un ordenador portátil. Ha sido diseñado para enchufarse y desenchufarse, permitiendo que la batería se descargue y recargue cumpliendo un ciclo normal. Por lo tanto, si usas el dispositivo enchufado todo el tiempo, es importante que descargues (o calibres) la batería de vez en cuando. Si no usas la batería, Apple recomienda descargarla por completo y volver a cargarla al menos una vez al mes. Si usas la batería del ordenador portátil con frecuencia y lo enchufas para “completar” la batería, entonces puedes llevar a cabo un ciclo de descarga completa con menos frecuencia.

Guardarlo a largo plazo

Si tienes previsto no usar tu dispositivo Mac portátil durante un periodo de tiempo de más de seis meses, entonces tendrás que almacenar adecuadamente la batería del Mac con un 50% de carga. De esta forma, te asegurarás de que no caiga en un estado de descarga profunda ni pierda capacidad haciendo que se vaya acortando la duración de la batería.

La temperatura también es un factor importante cuando se trata del mantenimiento de tu ordenador portátil. Así que también tendrás que asegurarte de que tu Mac y su batería estén guardados en un ambiente donde la temperatura oscile entre 10ºC y 35ºC. Más o menos temperatura podría dañar seriamente la batería durante un largo período de tiempo.

Calibración de la batería

Cada batería incluye un pequeño chip que se encarga de proporcionar información sobre sus ciclos de carga y descarga al ordenador. Para mantener la batería funcionando a su máxima eficiencia y para asegurarte de que el porcentaje de la batería en pantalla sea preciso, deberás llevar a cabo una calibración de la batería de vez en cuando. Esta calibración debe hacerse cuando compras tu dispositivo por primera vez y después, cada pocos meses. Pero si no sueles usar la batería, entonces tendrás que realizar este proceso una vez al mes.

Con dispositivos que tienen baterías incorporadas, la calibración es un paso innecesario, ya que las baterías vienen pre-calibradas de fábrica. Los siguientes dispositivos cuentan con baterías integradas: MacBook (13 pulgadas, finales de 2009) y posteriores; todas las versiones de MacBook Air; MacBook Pro de 13, 15 y 17 pulgadas, lanzados a principios y mediados de 2009 y posteriores; y por último, los MacBook Pro Retina de 13 y 15 pulgadas.

Antes de iniciar el proceso de calibración, asegúrate de guardar todo el trabajo, cerrar todas las aplicaciones y desconectar los periféricos del portátil para evitar la pérdida de datos.

Para dispositivos Mac más antiguos (iBooks y modelos PowerBook G4 que no sean el PowerBook G4 SuperDrive de doble capa y 15 pulgadas), tendréis que seguir estos pasos:

1. Enchufa el adaptador a la corriente y carga completamente la batería de tu dispositivo hasta que las luces que indican la batería se apaguen y la luz del cargador cambie de ámbar a verde, lo cual significa que la batería está completamente cargada.

2. Desconecta el cargador de la corriente y usa tu iBook o PowerBook con normalidad. Cuando se esté agotando la batería, aparecerá el cuadro de diálogo de advertencia de batería baja en la pantalla. Pero continúa usando tu dispositivo hasta que entre en suspensión. En ese momento, la batería se habrá agotado lo suficiente como para llevar a cabo el proceso de calibración.

3. Conecta el cargador a la corriente y déjalo conectado hasta que la batería esté de nuevo cargada completamente.

Nota: debes cargar y descargar completamente la batería solo una vez para calibrarla. Después de eso, puedes conectar y desconectar el cargador de la corriente cuando la batería esté en cualquier porcentaje de carga.

Para dispositivos portátiles Mac más recientes (SD de doble capa y 15 pulgadas, todos los modelos de MacBook y todos los modelos de MacBook Pro), seguid estos pasos:

1. Enchufa el cargador a la corriente y carga completamente la batería de tu PowerBook hasta que el anillo de luz o el LED del cargador cambie a verde y el medidor en la barra de menú de la pantalla indique que la batería está completamente cargada.

2. Deja que la batería descanse en estado de carga completa durante al menos dos horas. Puedes usar el dispositivo durante ese tiempo siempre que el cargador siga enchufado.

3. Desconecta el cargador mientras el dispositivo aún siga encendido y empieza a hacerlo funcionar con la batería. Puedes usar el ordenador durante este tiempo. Cuando la batería esté baja, el cuadro de diálogo de advertencia de batería baja aparecerá en la pantalla.

4. En ese momento, guarda tu trabajo. Pero continúa usando el dispositivo; y cuando la batería esté muy baja, se apagará automáticamente.

5. Apaga el dispositivo o déjalo en reposo durante cinco horas o más.

6. Conecta el cargador a la corriente y déjalo conectado hasta que la batería esté completamente cargada de nuevo.

Para obtener más detalles sobre la calibración de la batería en tus portátiles Mac, visita este artículo de soporte de Apple.