Skip to main content

Cómo limpiar la Xbox Series X

Una guía con todos los pasos para limpiar correctamente tu Xbox Series X

Xbox Series X en horizontal con un mando
(Image: © Shutterstock/Jim1982)

Pasos rápidos

  • Desconecta tu Xbox Series X de la corriente y quita la pegatina de detrás de la consola para que se vean los tornillos
  • Usa un destornillador T8 para quitarlos. Luego, quita la carcasa de la consola.
  • Aspira con cuidado todo el polvo con la aspiradora a la mínima potencia. Si no tienes una, puedes usar un trapo de microfibra, aire comprimido o un cepillo
  • Vuelve a montar la carcasa de la consola

Herramientas y requisitos

  • Una Xbox Series X
  • Aire comprimido, paño de microfibra, alcohol isopropílico o una aspiradora con poca potencia
  • Un destornillador T8 (si vas a quitar la carcasa)

Cómo limpiar tu Xbox Series X

Parte de atrás de la Xbox Series X

(Image credit: Shutterstock/Hopix Art)

¿Tu Xbox Series X hace más ruido de lo normal? Si es así, puede ser que le toque una limpieza. No importa lo limpio que tengas el salón, el polvo es inevitable. Además, puede causar que algunos componentes se calienten demasiado, dando pie a un fallo crítico del sistema.

Si no quieres poner en riesgo la consola, asegúrate de limpiar regularmente la Xbox Series X, sobre todo si tienes mascotas o fumas en casa. Microsoft no recomienda limpiar el interior de la consola, pero afortunadamente, no es difícil abrirla, además de que seguirá estando en garantía y no romperás nada. Eso sí, si no te ves preparado, puedes hacer simplemente una limpieza exterior.

Si quieres meterte manos a la obra, aquí tienes los pasos para limpiar a fondo tu Xbox Series X.

Pasos

Un primer plano frontal de la Xbox Series X con el mando

(Image credit: Shutterstock / Alex Van Aken)
  • Apaga totalmente tu Xbox Series X, luego, desconéctala de la corriente.
  • Pon la Xbox Series X sobre una mesa limpia. No la pongas sobre la cama, una alfombra o textiles donde se pueda atraer al polvo.
  • Quita la pegatina de encima de los puertos detrás de la Xbox Series X y la pequeña de abajo, verás unos tornillos. Uno está encima del puerto de conexión, y el de la garantía se ve abajo.
  • Usa un destornillador T8 para quitarlos y, con cuidado, quítale la tapa a la consola. Ponla en una superficie limpia.
  • Ahora, usa un aspirador de baja potencia o aire comprimido para eliminar cualquier rastro de polvo. Si no se va, intenta usar un paño de microfibra o un cepillo, para eliminar suavemente los restos.
  • Una vez hayas acabado, vuelve a poner la tapa, usa el destornillador T8 para poner los tornillos, conecta la Xbox Series X a la corriente y vuelve a jugar tranquilamente.

¿Y si solo quiero limpiar la Xbox Series X por fuera? 

Para un mantenimiento más general, Microsoft recomienda toallitas desinfectantes prehumedecidas o un paño de microfibra que esté humedecido con jabón suave y agua. Como con cualquier otro dispositivo electrónico, asegúrate de que la consola esté desconectada de la red eléctrica antes de empezar a limpiar. Microsoft tiene un método infalible aplicable a todas sus consolas: usar una solución de alcohol isopropílico.

¿Cada cuánto debo limpiar la Xbox Series X?  

Xbox Series X sobre fondo blanco con dos plantitas

(Image credit: Shutterstock / vfhnb12)

Microsoft aconseja limpiar la consola cada tres a seis meses pero, en realidad, la respuesta depende de las circunstancias. Cada casa es diferente, y la mayoría de las consolas no piden nada más allá de una limpieza estándar. Si tienes mascotas o alfombras, el pelo y el polvo se acumulan más rápido, así que te sugerimos limpiarla a fondo más a menudo.

Después de todo, nadie quiere que su Xbox Series X acabe así. Si notas que el ventilador hace más ruido, es un buen indicador de que la consola necesita una limpieza. Los ventiladores se encargan de refrigerar más rápido y de manera efectiva, y si no pueden, tu Xbox Series X se va a sobrecalentar. 

Para acabar...

Si no quieres limpiar cada poco tiempo tu Xbox Series X, más vale prevenir que curar. Los purificadores de aire pueden ayudar a combatir la acumulación de polvo, simplemente debes cambiar o limpiar los filtros regularmente. Aunque solo lo hagas con una toallita, deberás limpiar tu Xbox Series X más a menudo, y te recomendamos que la pongas en cualquier lugar que no sea el suelo. Si está en un estante del mueble del salón o sobre una mesa, asegúrate de que esas superficies también se limpien con frecuencia.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter o Instagram, si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

With contributions from