7 formas geniales de usar tu viejo portátil o PC

Person typing on keyboard
(Crédito de imagen: Shutterstock.com)

Comprar un ordenador nuevo es muy emocionante, tanto si se trata de un nuevo equipo para juegos como de un portátil actualizado. Pero conseguir el nuevo hardware significa invariablemente que ahora tienes algún equipo viejo por ahí. Puedes guardarlo en un armario o en el garaje y olvidarte de él, o enviarlo al desguace. Pero, ¿no sería mejor darle un nuevo uso?

Hay muchas formas de convertir un PC o portátil viejo en algo útil, como el tope de puerta en el que se han convertido no pocas máquinas antiguas. Pero hay algunas formas reales en las que los ordenadores viejos pueden ser útiles, y lo mejor de todo es que normalmente no te costarán ni un céntimo.

Las posibilidades son casi infinitas, pero vamos a centrarnos en un puñado de las formas más interesantes en que un ordenador viejo puede encontrar una nueva vida en tu casa u oficina.

El servidor de archivos doméstico

Esto es especialmente útil si tienes una familia o trabajas en una oficina pequeña, dos casos en los que dar a la gente un acceso rápido y fácil a la información puede ser una gran ventaja. Ya sean archivos MP3 de tu colección de música o la última propuesta de negocio, tenerlos siempre a mano es fácil con un servidor de archivos.

Mucha gente utiliza Raspberry Pis o dispositivos de almacenamiento conectados a la red (NAS) para este tipo de cosas, pero puedes configurar tu viejo ordenador para que haga el mismo trabajo sin comprar ningún hardware adicional. Por supuesto, puedes utilizar el mismo sistema operativo que ya está instalado, probablemente una versión de Windows, o puedes instalar software diseñado para esta tarea. Amahi es una solución, al igual que FreeNAS, y como siempre, Google es tu amigo.

El servidor web

Amazon

(Image credit: Amazon)

Montar un servidor web en Internet es sorprendentemente barato hoy en día, pero ¿dónde está la gracia en dejar que otro lo haga por ti? Gracias a las rápidas conexiones domésticas a Internet, ahora hay pocas razones por las que no puedas alojar tu propio servidor y ofrecer páginas web en Internet.

Configurar un servidor web te dará la oportunidad de aprender más sobre tecnología punta como Linux y sobre el funcionamiento real de Internet, incluido el temible mundo de las DNS. Si tienes inclinaciones técnicas, configurar un servidor web puede ser una experiencia gratificante y podrás alojar tú mismo una web a través de WordPress o una de las muchas soluciones diferentes sin gastar un céntimo.

El PC de prácticas

Si estás aprendiendo cómo funcionan los ordenadores, hay pocas formas mejores de hacerlo que con una máquina que no te preocupe que se rompa, y tu PC o portátil recién estrenado es el ejemplo perfecto.

Tanto si quieres aprender a solucionar problemas con Windows como si quieres familiarizarte con la línea de comandos y Linux (y sus muchas versiones diferentes), un PC que no necesites para trabajar al final del día es vital. Te quita presión y te da el margen que necesitas para cometer errores y aprender de ellos.

Cortafuegos y bloqueador de anuncios

representational image of a cloud firewall

(Image credit: Pixabay)

De forma similar a la idea de alojar tu propia web o servidor de archivos, también puedes convertir cualquier ordenador antiguo en un cortafuegos para tener un control adicional sobre la forma en que tus dispositivos se conectan a Internet.

PiHole es un software que puede ejecutarse en casi cualquier cosa (no sólo en una Raspberry Pi, como su nombre indica) y luego configurarse para bloquear anuncios y controlar a qué sitios web pueden acceder los distintos dispositivos. Esto puede ser de gran ayuda si tienes hijos y quieres evitar que sus teléfonos y tabletas personales accedan a determinados sitios web y servicios, por ejemplo. Y, como el resto de nuestros ejemplos, no te costará nada ponerlo en marcha e incluso aprenderás un par de cosas en el proceso.

Informática distribuida

Si ninguna de estas ideas le entusiasma, siempre puede recurrir a la informática distribuida para dar un buen uso a ese viejo ordenador.

Los proyectos de computación distribuida utilizan la potencia colectiva de ordenadores de todo el mundo para hacer números en un intento de resolver problemas complicados. Por ejemplo, intentar localizar inteligencia extraterrestre o ayudar en la investigación científica.

Todo lo que tienes que hacer es instalar un programa en tu viejo ordenador y ponerlo en marcha. Utilizará su CPU y GPU para procesar números y resolver problemas, de forma muy similar a como se extraen las criptomonedas.

Lo que nos lleva a...

La minería de criptomonedas

(Image credit: Manuel Medir/Getty Images)

Hay montones de plataformas dedicadas a la minería, pero se puede utilizar cualquier ordenador. Cuanto más potente, mejor, y se prefieren las GPU potentes. Pero aunque los días de hacer una fortuna minando criptomonedas en tu casa probablemente hayan pasado, todavía puede ser algo en lo que quieras entrar. De nuevo, es una experiencia de aprendizaje más que nada.

Los ordenadores muy viejos van a tener problemas, así que tenlo en cuenta. Y a veces comprar criptomonedas es una opción mejor. ¿Pero dónde está la diversión en eso?

Dónalo a una causa noble

La última opción de nuestra lista podría ser la mejor de todas, porque significa que los niños que de otro modo no tendrían acceso a un ordenador, podrían disfrutar de uno.

Muchas escuelas o bibliotecas locales estarán más que agradecidas por un ordenador gratis, siempre que funcione bien y no parezca que lo han pateado por el patio.

¿No tienes un colegio o una biblioteca a mano? Hay muchas organizaciones benéficas que aceptan tu viejo hardware, y es una buena forma de deshacerte de él si ya no lo necesitas.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de