Skip to main content

Halo Infinite: análisis

La última aventura de Master Chief revive la serie

Halo Infinite análisis
Editor's Choice
(Image: © Microsoft)

TechRadar Veredicto

Halo Infinite es un triunfo. Desde su fascinante historia hasta su interminable gameplay, 343 Industries ha creado una campaña que resonará entre los fans más veteranos del Halo e inspirará a la nueva generación de jugadores.

Pros

  • +

    Gameplay para evadirse de la realidad

  • +

    Historia evocadora y apasionante

  • +

    Diseño de sonido impecable

Cons

  • -

    Solo te puedes poner una pieza de equipamiento

  • -

    Las animaciones al cargar el arma rompen la tensión

Información del análisis

Tiempo jugado: 14 horas
Plataform: Xbox Series X

Cualquiera que conozca al Master Chief de Halo sabe que el Spartan de 2,08m de alto es un hombre de pocas palabras. Así que, en honor a John-117, voy a ir al grano: la campaña de Halo Infinite es la mejor y más destacada de la serie hasta la fecha.

Puede sonar a demasiado para los que todavía ven los títulos del ex-desarrollador Bungie como la crème de la crème de las campañas de Halo, lo pueden ver hasta blasfemo. Pero después de haberme visto los créditos del extenso modo de un jugador del Halo Infinite, puedo decir con confianza que mi cauteloso escepticismo estaba injustificado (menos mal).

El fantasma de la monótona y tan poco inspiradora campaña del Halo 5 (que acechaba a 343 Industries como una nube negra desde 2015) por fin se ha exorcizado. La complejidad de la historia, sus interminables batallas y los personajes banales se han ido. En lugar de eso, tenemos un juego que no solo recoge la esencia del Halo: Combat Evolved, si no que también aporta algo que el título original de Xbox todavía no tenía: libertad para el jugador.

Halo Infinite: precio y fecha de lanzamiento

  • ¿Qué es? Un shooter en primera persona y la sexta entrega de la serie Halo
  • ¿Cuándo sale? 8 de diciembre de 2021
  • ¿Dónde lo puedo jugar? Xbox One, Xbox Series X|S, PC
  • ¿Precio? Desde 69,99€; gratis con tu suscripción a Xbox Game Pass

Comisión de la verdad

Halo Infinite

(Image credit: 343 Industries)
Análisis del modo multijugador del Halo Infinite

Halo Infinite Season 1 cover art

(Image credit: Microsoft)

Como el multijugador del Halo Infinite ha dejado solo una beta y ha recibido muchas actualizaciones durante ese tiempo, daremos nuestro veredicto del modo online más adelante.

Una de las mayores críticas al Halo 5 fue que los jugadores necesitaban un amplio conocimiento del complejo universo del Halo. A veces parecía que los jugadores tuvieran que leerse una novela del Halo para tener un mínimo de contexto sobre lo que ocurría fuera de la historia principal del juego, y era totalmente inconexo y desalentador.

Pero en Halo Infinite, 343 industries ha vuelto a la normalidad y ha centrado su historia en tres elementos fundamentales: Master Chief, su relación con la IA y la batalla contra una nueva amenaza.

Como era de esperar, están las tradicionales historias secundarias a lo largo del juego, pero solo sirven para complementar la narrativa principal, sin salirse de ella. La historia es íntima y familiar, accesible para los nuevos, pero fresca y emocionante. Además, engancha desde el principio. 

El juego empieza un poco sin pensarlo. El heroico Master Chief sufre un golpe tremendo de un Brute llamado Atriox, líder de un ejército conocido como Los Desterrados. Tirado cual colilla por el espacio, Master Chief está varado mientras las fuerzas de Atriox reducen al Comando Espacial de las Naciones Unidas (UNSC) de la Tierra.

Después de seis meses perdido en una misión, un soldado de la UNSC conocido como 'El Piloto' (Eco-216) consigue reanimar a nuestro héroe caído. Sin más dilación, Chief se dispone a luchar por la supervivencia de la humanidad y descubrir qué ha pasado con su aliada, Cortana. Para hacerlo, necesitará la ayuda de 'El Piloto', y una IA totalmente nueva llamada 'Arma'.

Necesito un arma

Master Chief y Arma

(Image credit: Microsoft)

Los veteranos del Halo le harán la ola a Arma instantáneamente. Desde sus respuestas ingeniosas hasta sus observaciones, es genial volver a tener una voz dentro de la cabeza de Chief. La manera en que se desarrolla la relación entre ambos durante la campaña es uno de los puntos fuertes del juego, y es crucial para establecer una conexión emocional entre Master Chief y el jugador.

Aunque las similitudes son bastante claras, Arma no es solo una copia de carbono de Cortana.  Es mucho más extrovertida que su homónima holográfica (especialmente después del giro dramático en Halo 5). También tiene la costumbre de sacar un lado más alegre de Master Chief, que ha tardado en llegar.

Arma es también mucho más inocente de lo que era Cortana. Como tú (el que juega), ella va juntando las piezas lentamente conforme ocurren desde que Los Desterrados vencieran a la UNSC. De nuevo, el juego no asume que el jugador conoce todos los detalles del universo de Halo de los títulos anteriores.

El renacimiento del Halo

Halo Infinite

(Image credit: Microsoft)

"El gancho es, simplemente, una revelación."

Así, la historia de Halo Infinite es indudablemente convincente, pero la tradición de la serie sigue siendo la principal razón por la que tantos jugadores cayeron rendidos hace 20 años. Fue la jugabilidad en sí lo que catapultó el primer shooter en primera persona de Xbox a los anales de la historia de los videojuegos, y es mejor que nunca en el Halo Infinite.

La campaña empieza algo linear a medida que vas luchando contra ordas de grunts, fuertes Brutes y mortales Elites a bordo de una nave espacial ahora destrozada. Aun así, muchas de las nuevas mecánicas introducidas en el juego afectan mucho a las sensaciones que da el juego y su jugabilidad.

El primer cambio parece relativamente insignificante, pero es algo que nunca pasa de moda. Ahora puedes coger varios botes explosivos y tirárselos a los enemigos. Hemos lanzado barriles rojos y similares en videojuegos durante años, sin embargo, poder hacerlo con esas armas biológicas y directamente a la cara de un grunt ha sido una experiencia increíblemente liberadora. Afortunadamente, también hay una manera de coger esos botes tan volátiles desde la distancia.

El gancho, que ya cautivó a los jugadores del Halo Infinite online, es simplemente una revelación. Puedes atraer armas y botes hacia ti, conseguir alturas antes imposibles, escalar edificios con facilidad, sobrevolar peligros o impactar contra ellos por pura satisfacción.

El gancho añade tanta libertad y opciones al jugador que es difícil imaginar cómo ha podido no tenerlas Master Chief en las entregas anteriores del juego. En ningún momento parece que esté metido con calzador o sea innecesario. Al contrario, es algo que nunca falla al satisfacer las necesidades verticales en combate, algo nunca antes visto en la historia del Halo. Y con la Instalación 07 (Zeta Halo), los jugadores tienen ahora un patio perfecto.

Desde la cámara

Halo Infinite

(Image credit: Microsoft)

Como cuando Link está en la cima de las montañas en The Legend of Zelda: breath of the Wild, el anillo Zeta Halo del Halo Infinite evoca la misma sensación en muchos jugadores. Anhela ser explorada, perderse en su belleza y deleitarse con sus innumerables posibilidades.

Cuando entras en el mundo abierto del juego por primera vez hay infinitos enemigos esparcidos por el terreno hasta donde llega la vista. Halo Infinite te presenta la primera oportunidad para probar tus capacidades de creación.

Tendrás a tu disposición varias armas y habilidades Spartan para ayudarte a eliminar al enemigo, pero la manera en que lo hagas dependerá totalmente de ti. Tal vez quieras acabar con Los Desterrados usando un arma a distancia o usar el gancho para coger altura y darle desde arriba.

¿Qué pasa con los rezagados escondidos dentro de los edificios? Puedes confiar en tu rifle de asalto junto a un premeditado ataque cuerpo a cuerpo. ¿Estás desprotegido con un contraataque enemigo? Usa un escudo y devuélveles el golpe. ¿Vienen unos cuantos grunts? Lanza una granada de plasma y mira cómo se dispersan.

Esta constante sensación de libertad que se ofrece al jugador es increíblemente satisfactoria, facilitada por la enorme escala del Zeta Halo y las nuevas armas disponibles como el gancho.

Este lienzo en blanco que es Halo Infinite le da al jugador la opción de abordar las distintas situaciones como le plazca, lo que genera momentos para compartir indudablemente. Hay tantísimos '¿has visto eso?' que llenarás el disco duro de la Xbox con clips de vídeos antes de que acabes a campaña.

Un paseo por el bosque

Halo Infinite

(Image credit: Microsoft)

"La jugabilidad está tan bien hecha que cada batalla es única."

Pero... ¿cómo lo hace el mundo abierto del Halo en una saga que, tradicionalmente, siempre ha llevado al jugador en una clara dirección? Bueno, hay historias muy cerradas para completar, pero esta vez tienes muchas actividades opcionales si te apetece desviarte un poco.

Las misiones secundarias más importantes son las de capturar unas bases al estilo Far Cry. Tendrás que limpiar la base de enemigos y no solo revelará más puntos en el mapa una vez lo consigas, sino que podrás usar el puesto para invocar vehículos, armas y marines para ayudarte en la batalla. Aun así, necesitarás Valor para conseguir el mejor equipamiento.

Puedes conseguir Valor completando varias misiones como derrotar a objetivos importantes, derrocando fortalezas de Desterrados, rescatando marines capturados y destruyendo torres de propaganda. También puedes encontrar taquillas Mjolnir que contienen ítems para el multijugador del Halo Infinite, tablets que amplían información sobre el juego y Núcleos Spartan para mejorar habilidades como el gancho.

Cuanto más Valor ganes (básicamente es como un medidor de reputación) más poder tendrás frente a las fuerzas de Los Desterrados. Y cuando tienes un Razorback (algo así como un todoterreno militar moderno) lleno de marines y un lanzacohetes SPNKR a la espalda, el destino puede ir a tu favor considerablemente.

La jugabilidad general puede sonar muy familiar para un videojuego de mundo abierto. Pero el centro del Halo Infinite es la libertad del jugador y su estilo de juego sandbox, y encaja perfectamente. No solo estamos escalando torres muy bien elaboradas y saltando carretillas llenas de heno. No tienes por qué hacer esas misiones, pero no te sorprendas si acabas haciéndolas todas, la jugabilidad está tan bien hecha que cada batalla es única.

Igual algo predecible, el juego vuelve de manera muy inteligente a las misiones centradas en la historia, que te permiten moverte a través de estructuras impresionantes y completar objetivos a medida que avanzas. De esta forma, todavía estás inmerso en la experiencia clásica de Halo, pero los elementos del mundo abierto ayudan a que las cosas se sientan indudablemente nuevas al mismo tiempo.

Maravilla ambiental

Halo Infinite

(Image credit: Microsoft)

Esa jugabilidad del Halo Infinite y su cautivadora historia se elevan hasta niveles impensables gracias al impecable diseño de sonido. Puede parecer redundante para algunos, pero el Halo Infinite suena fenomenal. Siempre he tenido debilidad por el sonido de calidad, pero es que el Halo Infinite saca lo mejor del Dolby Atmos y el audio espacial. Es una experiencia increíble que sorprenderá a los más fans del sonido.

Desde localizar a enemigos con una precisión milimétrica escuchando sus balas pasando cerca de la cabeza de Master Chief hasta impactar en sus alrededores, el equipo de sonido ha hecho un trabajo impresionante haciendo que el universo alienígena de Halo cobre vida. Es como si estuvieras en la piel de Master Chief y caminaras sobre la superficie hostil del anillo.

Pero no se trata solo de las armas y los efectos ambientales. Las conversaciones entre los Desterrados también son destacables. Escucharás a brutes, grunts y élites hablando, y celebrando que te han vencido (si se da el caso). Hay un sinfín de líneas cómicas de grunts conmocionados que te harán reír, y el excepcional audio del juego ayuda mucho a juntar todas las piezas.

Salir de las sombras

Halo Infinite

(Image credit: Microsoft)

Halo Infinite es maravilloso pero, ¿dónde están esas visuales increíbles que vimos durante la primera campaña en agosto de 2010? Halo Infinite no es el tour gráfico que algunos jugadores esperaban, pero el nuevo motor Slipspace que 343 Industries ha desarrollado internamente no se queda atrás para nada.

Halo Infinite es un juego precioso a la vista que también aporta un rendimiento de libro. Sí, algunas partes del entorno pueden estar un poco feas, y los memes de Craig siguen siendo desagradables si te acercas mucho, pero llegan a ser insignificantes frente al resto del juego. El realismo de la luz, las texturas, la implementación HDR tan bien hecha, los efectos de las partículas y las animaciones fluidas. Todo es un placer para los ojos, aunque no sea como el CoD: Vanguard, tiene mucha más alma.

Desde lo más técnico, vale la pena señalar que algunos bugs visuales pueden quitarle valor a la presentación del juego. Las animaciones de recarga parecen estar a una velocidad de fotogramas más baja, y las cinemáticas pueden cortar un poco el rollo. Puede que las texturas tarden un poco en cargar, pero será mínimo y la mayoría de los jugadores ni lo notarán. Afortunadamente, los tiempos de carga son prácticamente inexistentes en Xbox Series X, lo que ayuda con el ritmo general del juego.

Veredicto

En 2021 hay muchos juegos que intentan lograr que el jugador pueda hacer casi de todo, pero Halo Infinite deja mucho lugar a la imaginación. El juego no está diseñado para tenerte cubierto, más bien lo contrario. Te anima a que pruebes cosas extravagantes en cada oportunidad que tengas de hacerlo.

Hay algo irrefutablemente especial en Halo Infinite, y si has podido probar el modo multijugador gratuito del juego, ya sabrás por qué. Ahora... acaba la pelea.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!