Xbox One Original (2013): análisis

Todavía merece la pena considerar la Xbox One original

Análisis Xbox One
Análisis Xbox One

¿Por qué puedes confiar en TechRadar? Nuestros revisores expertos pasan horas probando y comparando productos y servicios para que pueda elegir el mejor para usted. Obtenga más información sobre cómo probamos.

Live ha sido el estándar de oro (juego de palabras totalmente intencionado) para los servicios en línea de la consola desde la Xbox original. Una oferta estable, sin punto de comparación y con todas las funciones, lo cual, casi sin esfuerzo, ayudó a convertir a Xbox en uno de los pesos pesados del mercado.

Su tercera copia es quizás la mayor prueba de ello que ha habido hasta ahora. Sigue siendo una suscripción premium, pero ahora se trata de una que bloquea la mayor parte de los contenidos de la consola. Necesita demostrar que es un servicio verdaderamente digno, incluso tanto como para hacer que la consola en sí sea una compra que valga la pena.

Si bien cualquiera puede conectar su Xbox One a Internet, se necesita una suscripción Gold para que la mayoría de las opciones del menú comiencen a funcionar, sin mencionar que también es necesario para interrumpir el aluvión de anuncios sobre el servicio que la consola te lanzará hasta que te registres. Dicho esto, una cuenta existente 360 Gold cubre ambas consolas, así que las actualizaciones se resolverán de inmediato.

Análisis Xbox One

Party chat, Game DVR y todos los juegos online son de pago y necesitas gastarte ese dinero para tener acceso. Pero, en su mayor parte, resulta un precio justo a pagar. Ahora que PSN es un servicio premium, la comparación revela directamente que los esfuerzos por el servicio online de One son superiores. Para empezar, es un servicio más estable, sin los periodos de inactividad tan irregulares de Sony. El emparejamiento es rápido en servidores dedicados y la computación en la nube se está utilizando para favorecer a próximos juegos como Crackdown, ayudándolo a "subcontratar" gran parte de su procesado, lo que al final acaba resultando en juegos con mejor apariencia y mejor rendimiento.

Sin embargo, Party chat, el arma secreta de Xbox Live durante mucho tiempo, ha sufrido ciertos contratiempos. Si bien al ser una aplicación compatible con Snap debería hacerlo aún más útil, por alguna razón, el sistema de chat e invitaciones independiente de la aplicación de Microsoft se ha convertido ahora en todo un desastre. Las ‘fiestas’ normalmente no cargan o simplemente se niegan a reconocer las voces del chat. Y este es un problema importante, especialmente teniendo en cuenta lo fundamental que era el servicio para la 360. Esperamos que las próximas actualizaciones logren arreglar esto, pero no esperes un camino totalmente plano.

Juegos con Gold

Sin embargo, la incorporación más significativa a la versión de Xbox One de Live es el servicio Games With Gold. Siendo una copia directa del sistema Plus de PSN, este ofrece cuatro juegos gratis cada mes (dos en Xbox One, dos en Xbox 360), sin mencionar descuentos importantes en muchos juegos.

El sistema aún no tiene la tasa de aciertos del Plus, pero con el lanzamiento de juegos nuevos como #IDARB como descarga gratuita y descuentos del 75% en grandes títulos como Titanfall, podemos suponer que pronto se convertirá en algo esencial para cada mes, como el equivalente de Sony, y una razón bastante importante para decidirte a pagar por el Gold.

Game DVR y uso compartido de medios

Un objetivo principal tanto de Xbox One como de PS4 ha sido incorporar el mundo de las interacciones en masa, tanto en las redes sociales como en sitios de reproducción de videos como YouTube. Mientras que PS4 ofrece una función ordenada en su menú con el botón de compartir, One ofrece una versión quizás menos completa, pero más satisfactoria si tenemos en cuenta otros aspectos.

Análisis Xbox One

Respecto al contenido de video, la función Game DVR incorporada guarda los últimos 30 segundos del metraje del juego solo con decir "Xbox, graba esto" a través del sensor Kinect (o tocando dos veces el botón de menú y presionando X, para aquellos sin el sensor).

Los videos se envían a la aplicación Upload, un espacio único para todo lo que tú y tus juegos grabéis. Y desde aquí, puedes compartir videos con amigos o mostrarlos en tu perfil público. Ciertos títulos, como Kalimba, incluso registran automáticamente esos 30 segundos al desbloquear un logro.

Los videos se pueden subir directamente a YouTube (mejor descargando la aplicación oficial, que ya cuenta con esa función incorporada) o enviarse a una cuenta de OneDrive a través de la aplicación de carga, donde puedes descargártelos y editarlos utilizando un ordenador, perfecto para youtubers que quieran llevar a cabo ediciones complejas sin necesidad de llevar siempre encima un USB.

Análisis Xbox One

Para los usuarios más informales que también quieran compartir videos, la aplicación Upload Studio se puede usar para llevar a cabo ediciones, con efectos y voces en off muy básicas. Es útil si solo pretendes hacer pequeños cambios o unir varios videos.

Las grabaciones de 30 segundos son menos versátiles y un poco más manejables que sus equivalentes de 15 minutos de PS4, aunque debemos reconocer que, a veces, grabar demasiado puede llegar a ser más satisfactorio si tenemos en cuenta las numerosas veces que los videos cortos de One se han perdido el momento exacto que querías compartir.

Si lo que quieres es grabar algo de forma segura, puedes usar Game DVR para grabar manualmente una parte del juego, pero como la mayoría de momentos destacados del juego surgen de repente, es una solución tonta.

Dicho esto, los videos en sí se pueden comparar con los de la PS4 (es decir, no tienen un alta calidad, pero son perfectamente útiles), y cuando funciona bien, "graba esto" es una función mucho más inmediata que el botón de compartir.

Actualizaciones

Hasta ahora, la clave de casi todas las secciones son las constantes actualizaciones de Microsoft para la consola, las cuales han convertido una consola con pocas funciones en su lanzamiento en toda una pieza tecnológica mucho más atractiva tan solo un año más tarde. Es posible que, en el pasado, nos resistiésemos a las actualizaciones regulares, pero la capacidad de mantener las actualizaciones de descarga de Xbox One en ‘modo espera’ (se enciende fácilmente en el menú de configuración) significa que rara vez hemos tenido que esperar para poder jugar.

Si bien es justo decir que gran parte del trabajo realizado ha sido solucionar problemas obvios (con algún que otro todavía pendiente), no sería justo decir que Microsoft simplemente ha hecho eso. Muchas de las mejores actualizaciones de la One provienen de otro lado, como es el caso de los formatos de archivo adicionales en la reproducción de medios, y el hecho de convertir algunas de las funciones de la consola en las mejores que puedas encontrar en el mercado.

Análisis Xbox One

Teniendo en cuenta la poca predisposición de Sony por realizar cambios en la PS4, es fácil presuponer que el próximo año la Xbox One volverá a actualizarse con muchas de las ventajas actuales de su rival e incluso la superará en otras.

A todo esto, cabe añadir el interés demostrado por parte de Microsoft y sus reacciones a los comentarios sus seguidores. Su área de peticiones UserVoice, donde los seguidores sugieren funciones que podrían agregarse, y el programa de vista previa de Xbox, que implementa actualizaciones para un grupo selecto de usuarios de forma adelantada, con la intención de detectar cualquier error final antes del lanzamiento, significa que podría ser considerado como el propietario de una consola que más se centra en el usuario. Con el peso que tienen los consumidores detrás de cada idea nueva, Microsoft consigue llevarla a cabo de forma rápida y eficiente.

Jon Porter is the ex-Home Technology Writer for TechRadar. He has also previously written for Practical Photoshop, Trusted Reviews, Inside Higher Ed, Al Bawaba, Gizmodo UK, Genetic Literacy Project, Via Satellite, Real Homes and Plant Services Magazine, and you can now find him writing for The Verge.