Skip to main content

Análisis: Amazon Echo (2020)

Una revisión completa del altavoz inteligente por excelencia de Amazon

Análisis: Amazon Echo (2020)
(Image: © Future)

Nuestro veredicto

El nuevo Amazon Echo es un gran paso adelante con respecto a sus predecesores, incluso aunque siga sin tener el mejor sonido de cualquier altavoz inteligente. Agrega a eso el smart home inteligente Zigbee incorporado, así como un nuevo procesador de borde neuronal AZ1 que reducirá el tiempo que necesita Alexa para responder a los comandos, y obtendrás la receta para el mejor diseño de Echo hasta el momento.

Pros

  • Diseño futurista
  • Sonido adaptable mejorado
  • Alexa responde más rápido
  • Integración de Zigbee

Contras

  • El nivel de volumen máximo no es lo suficientemente alto
  • No tan claro como el Echo Studio
  • No es compatible con Chromecast o Home Kit
  • La privacidad sigue siendo una gran preocupación

Habiéndose mantenido esencialmente con el mismo diseño para su icónico altavoz inteligente desde que apareció por primera vez en 2014, además de hacerlo más compacto e introducir acabados más refinados, Amazon ha llevado al Echo en una dirección completamente nueva en 2020, bueno, 360 direcciones, técnicamente hablando. 

El nuevo Amazon Echo esférico es una renovación completa del altavoz inteligente por excelencia de la compañía, y la revisión estética, aunque impresionante, es solo la mitad del asunto: con audio mejorado, smart home Zigbee incorporado y un nuevo procesador neuronal AZ1 que reducirá el tiempo que tarda Alexa en responder a los comandos, es un cambio de imagen completo.

Por supuesto, aunque el hardware es completamente nuevo, sigue siendo la misma Alexa en su interior. Alexa aún podrá responder tus preguntas básicas o hacer llamadas dentro de tu país de residencia, así como controlar cualquier cantidad de dispositivos inteligentes que tengas en tu hogar.

Entonces, ¿hay algún punto negativo? No muchos, la verdad. Los únicos problemas reales del Echo son que su nivel de volumen máximo es un poco suave, especialmente en comparación con altavoces inteligentes más grandes como Apple HomePod y Google Home Max, además de que Amazon sigue siendo una empresa bastante aislada, lo que limita la tecnología que es compatible con sus altavoces. Eso significa que no podrás transmitir audio al Echo de la forma en que lo hace el nuevo Google Nest Audio, y tendrás que usar Bluetooth cada vez que quieras conectarte a tu teléfono.

También hay que tener en cuenta la privacidad: Amazon mantiene una grabación de cada solicitud de Alexa que hayas realizado, y siempre existe el temor de que Amazon pueda estar usando esos datos de formas en las que no te sentirías cómodo, aunque Amazon insiste en que sus grabaciones son y seguirán siendo privadas.

Sin embargo, que Alexa sepa cuándo abres el garaje o apagas las luces sigue siendo una gran fuente de preocupación para muchos de nosotros, y Amazon no ha hecho mucho para disipar esas preocupaciones. No es suficiente para evitar que millones de nosotros usemos los dispositivos de Amazon, pero es algo de lo que seguimos desconfiando de todos modos.

Pero si la privacidad no te preocupa mucho, o al menos le das a Amazon el beneficio de la duda, e inviertes en el amplio ecosistema de smart home de Alexa, Amazon Echo es fácilmente uno de los altavoces inteligentes más asequibles y receptivos que hemos visto en 2020 y ofrece una excelente relación calidad-precio.

(Image credit: Future)

Análisis de precios y fecha de lanzamiento

El Amazon Echo (2020) estará disponible a partir del 22 de octubre de 2020 por 99€, el mismo precio que el Echo anterior cuando se lanzó en 2019.

En términos de competencia, el Amazon Echo tiene el mismo precio que el nuevo Apple HomePod Mini, que se acaba de anunciar a principios de octubre, y el nuevo Google Nest Audio que acaba de lanzarse justo unas semanas antes que el nuevo Echo. ¿Qué significa eso? Bueno, que sea cual sea el smart home al que estés vinculado, hay un altavoz inteligente para ti en ese rango de precios.

Diseño

Es una característica obvia por la que empezar, y nos sentimos obligados a comenzar con el diseño del nuevo Echo. Es una diferencia enorme que contrasta con lo que estamos acostumbrados a ver en Amazon, y parece francamente espacial. Si bien Amazon nos envió la muestra de color Antracita para el análisis, el Echo también está disponible en otros dos colores: Blanco y Azul grisáceo.

El chasis esférico del Echo está dividido en dos partes: hay una capa de malla dura y una pieza trasera de plástico con patas de goma en la parte inferior para que no raye tu mesa. También notarás un anillo de plástico translúcido en la parte inferior, que sirve como luz LED indicadora, la cual te indica cuándo está escuchando Alexa (azul), cuándo está el micrófono silenciado (rojo) o cuándo ha perdido la conexión a Internet el altavoz (amarillo).

(Image credit: Future)

En la parte superior de la esfera es donde encontrarás cuatro botones de control: subir volumen, bajar volumen, micrófono apagado/encendido y un botón que despierta a Alexa. Todos estos botones se pueden reemplazar por comandos de voz, con la excepción de micrófono apagado, que siempre requiere que te acerques físicamente al altavoz y lo apagues.

Gira el Amazon Echo 2020 hacia atrás y encontrarás un conector de alimentación y un jack de entrada/salida de línea auxiliar de 3,5 mm que se puede usar para enviar la señal de audio a un altavoz externo o conectar el Echo a una fuente separada como tu teléfono o tablet. Para seleccionar la forma en la que deseas que funcione, dirígete a la aplicación Alexa> Dispositivos> Selecciona tu dispositivo Echo> ve a Configuración (icono de engranaje)> Audio AUX (donde puedes seleccionar Entrada de línea o Salida de línea).

En el interior del nuevo Echo, encontrarás un controlador de graves de 3 pulgadas que apunta ligeramente hacia arriba y dos altavoces de 0.8 pulgadas que están en ángulo para ofrecer un cono de sonido bastante amplio. Eso es ligeramente diferente de la matriz de audio de 360 grados que obtuvimos en el Amazon Echo de última generación y muy diferente del HomePod equipado con seis altavoces. Eso cambiará drásticamente cómo suena el nuevo Amazon Echo en comparación con el modelo del año pasado, pero más adelante en el análisis lo analizaremos con más detalle.

(Image credit: Future)

Asistente inteligente (Alexa) 

Si bien en el pasado a Alexa necesitaba uno o dos segundos para procesar nuestras solicitudes, el nuevo Echo responderá en la mitad del tiempo gracias al nuevo procesador neuronal AZ1 que funcionará en conjunto con un modelo de voz revisado para procesar comandos. Esa característica entrará en vigor a finales de este año, tal y como nos dijo Amazon, pero ya notamos un pequeño aumento en el rendimiento.

Alexa no solo responderá un poco más rápido esta vez, sino que también es más capaz de conectarse a otros dispositivos inteligentes, gracias a la inclusión de Zigbee. La conexión de un dispositivo inteligente suele ser tan simple como conectar el producto y pedirle a Alexa que busque dispositivos. Una vez que se encuentra, puedes cambiar su nombre dentro de la aplicación Alexa y ya estaría listo.

Una vez que tengas todo el valor de los dispositivos de una smart home a tu disposición, es hora de invertir en algunas rutinas para hacer tu vida más fácil. Las rutinas se pueden crear dentro de la aplicación y pueden consistir, por ejemplo, en encender la luz cada vez que abres tu armario usando un sensor de puerta y una bombilla inteligente, o hacer que tu termostato se encienda cuando llegues a casa diciéndole a Alexa que estás de vuelta. Crear rutinas es bastante simple y es una forma divertida de sentirse como si estuvieras viviendo en la mansión de Tony Stark... incluso si no tienes un sótano lleno de trajes de Iron Man.

Para reforzar lo que Alexa puede hacer, tendrás que agregar Habilidades separadas, que se pueden encontrar en la app Alexa. Si bien la mayoría de las habilidades agregadas realmente no son tan útiles, hay algunas interesantes que vale la pena analizar, como Headspace, que te ayudará a eliminar el estrés; o Song Quiz que convierte a tu altavoz en un presentador de pruebas musicales. Son, cuanto menos, experiencias divertidas y efímeras.

Análisis Amazon Echo (2020)

(Image credit: Future)

En términos de entretenimiento real, Alexa es compatible con la mayoría de los principales servicios de transmisión de música, incluidos Amazon Music (estándar y HD), Apple Music, Spotify, TIDAL, Deezer, Pandora, SiriusXM, iHeartRadio y TuneIn, aunque en su mayoría querrás seguir con el predeterminado Amazon Music, ya que tendrás alrededor de 30,000 canciones a tu alcance, además de una mezcla heterogénea de podcasts. Si tienes un Fire TV, Alexa también puede controlarlo, pero si esa es una característica que estás buscando específicamente, debes elegir un Amazon Fire TV Cube.

Aunque no es exactamente un sistema Sonos, puedes usar Alexa para crear una configuración de música para varias habitaciones agrupando tus altavoces de Amazon. Esto es especialmente útil si deseas que la misma canción suene en todas las habitaciones de tu hogar.

Por último, pero no menos importante, vale la pena mencionar que Alexa puede vigilar tu hogar mientras estás fuera con una función llamada Alexa Guard. Una vez que esté configurado, puedes decirle a Alexa que te vas y entrará en el modo de guardia y te avisará si escucha el sonido de alarmas de humo, alarmas de monóxido de carbono o cristales rotos. Nunca hemos necesitado usarlo gracias a las cámaras inteligentes que hemos instalado en casa, pero es bueno para las personas que aún no tienen ese nivel de configuración de seguridad en el hogar.

Rendimiento

Entonces, ¿cómo suena el nuevo Amazon Echo? Bueno, su diseño esférico puede llevarte a creer que ofrecerá un sonido de 360 grados, pero en realidad estás obteniendo un audio direccional bastante enfocado que es mejor cuando estás parado a unos pocos centímetros frente a él.

En términos de calidad tonal, obtienes una buena cantidad de graves y medios, pero no una tonelada de subgraves que hagan vibrar las paredes o demasiados agudos para que la calidad del sonido sea fatigante. El resultado no es la calidad de sonido más rica que hemos escuchado en un altavoz, pero es significativamente mejor que el altavoz Echo de primera generación que hemos estado utilizado durante algunos años.

Sin embargo, el problema con la calidad del sonido es doble. El primer problema es que, a un nivel de volumen medio, la música no es tan detallada como podría ser debido a su limitado escenario sonoro. Las letras son audibles, por ejemplo, pero no quedan fuera de la mezcla de una manera que las haga muy claras, simplemente suena como una pared plana de sonido. El segundo problema es que, si lo subes, la mezcla no mejora mucho y el nivel de volumen máximo sigue siendo más bajo que algunos altavoces Bluetooth enfocados en fiestas como el Ultimate Ears Hyperboom.

Análisis Amazon Echo (2020)

(Image credit: Future)

Al escuchar Californication de Red Hot Chili Peppers, oirás los golpes de batería, la guitarra melódica de John Frusciante y el potente bajo de Flea, que suenan muy bien individualmente, pero comienzan a desmoronarse un poco cuando el cantante Anthony Kiedis se une a la mezcla 20 segundos después. Las compilaciones de sonido como esta suelen seguir el mismo camino: hermoso al principio cuando no hay muchas capas, y después peor cuando la música se complica.

El resultado aquí es que puedes modificar el ecualizador utilizando los controles de voz de Alexa. Puedes usar Alexa para subir los graves, medios o agudos, que probamos en busca del sonido perfecto. Si bien ajustar el EQ puede ayudar a algunos, debes moderar tus expectativas, ya que solo hay un límite en el que ajustar lo que el EQ puede hacer.

Dicho esto, el sonido que obtienes del altavoz será impresionante para las personas que no han escuchado cosas como Apple HomePod o Sonos One, que producen un audio más completo, y para cualquiera que aún posea dispositivos de Amazon anteriores. Echo es una muestra de cómo las mejoras que Amazon ha hecho este año son pasos en la dirección correcta.

¿Deberías comprar el Amazon Echo (2020)? 

(Image credit: Future)

Cómpralo si… 

Estás buscando un altavoz inteligente económico que lo haga todo

Por el precio, el Amazon Echo es bastante impresionante. No, no suena tan bien como otros altavoces inteligentes que cuestan el doble, pero lo que obtienes es un altavoz que tiene todas las características importantes, como la integración de Zigbee, a un precio por el que no te arruinarás.

Quieres actualizar tu Amazon Echo de primera generación

Si bien la diferencia entre la calidad del audio suele ser incremental año tras año, no hay duda de que el sonido es significativamente mejor cuando se compara el nuevo Amazon Echo y el altavoz original que se lanzó hace unos años. Si todavía estás usando el original y quieres una gran actualización sonora, no te sentirás decepcionado con la versión más reciente del dispositivo.

Está rebajado
Por supuesto, el mejor día para comprar cualquier dispositivo de Amazon es durante el evento anual de Amazon Prime Day de la compañía, el Black Friday o el Cyber Monday, que generalmente ve precios reducidos en toda la línea de dispositivos Echo. Si ves uno durante estos días por la mitad de precio, definitivamente compra uno.

(Image credit: Future)

No lo compres si... 

Quieres el altavoz inteligente con el mejor sonido

Si bien realmente apreciamos las actualizaciones de audio que Amazon ha hecho con el nuevo modelo, aún no puede competir en términos de potencia y claridad generales con algunos de los mejores altavoces inteligentes de su clase de Apple y Google.

Te preocupa tu privacidad
Como todos los altavoces inteligentes, te recomendamos que tengas cuidado con el Amazon Echo. Aunque Amazon probablemente no haga nada nefasto con él, las empresas de tecnología a menudo toman fragmentos de información personal para mejorar sus productos, lo que significa que es probable que alguien, en algún lugar, esté escuchando fragmentos de tus conversaciones.

No tienes una cuenta de Amazon Prime

Probablemente el mayor factor diferenciador entre Amazon Echo y Google Nest Audio es que el primero realmente requiere una cuenta de Amazon Prime para desbloquear todo su potencial. Claro que puedes seguir usándolo sin una suscripción, pero usarla desbloquea la transmisión de Amazon Prime Music, que es, con creces, el servicio de transmisión más fácil de usar con el dispositivo.