Skip to main content

Xbox Series X vs Xbox One X: ¿merece la pena pasarse a la consola de próxima generación de Microsoft?

Xbox Series X vs Xbox One X
(Crédito de imagen: TechRadar)

La Xbox Series X ha usurpado el puesto de la envejecida Xbox One X como la consola más potente de Microsoft. Ofrece velocidades de frame más altas, tiempos de carga más rápidos y mayor fidelidad visual como nunca gracias a sus impresionantes especificaciones técnicas y a su diseño único.

Pero, ¿deberías darte prisa en adquirir el sistema de próxima generación de Microsoft o seguir con la Xbox One X? Vamos a poner las dos consolas de Xbox cara a cara para ayudarte a decidir.

Elegir entre las dos no es tan sencillo como parece, sobre todo porque los nombres de ambas consolas negro mate son muy similares, pero también satisfacen necesidades diferentes. Entonces, hay más a tener en cuenta que la mera potencia, ya que a menudo el precio puede ser el factor decisivo a la hora de hacer cualquier compra.

La Xbox One X, la actualización de media generación de la Xbox One y la respuesta de Microsoft a la PS4 Pro de Sony, sigue siendo una consola impresionante cuando se trata de pura habilidad informática. Es una videoconsola para los jugadores que desean una actualización tangible sobre los sistemas básicos en términos de especificaciones, ya que la consola admite resolución nativa de 4K y HDR. Sin embargo, desde entonces se ha descatalogado, lo que dificulta la búsqueda de existencias.

Ahora que la Xbox Series X está aquí, el atractivo original de Xbox One X de ser la consola más potente del mercado ya no existe. La nueva y diminuta torre de poder de Microsoft es significativamente más potente que su predecesora y eclipsa a la antigua Xbox en prácticamente todos los aspectos. Dicho esto, si actualmente tienes una Xbox One X o estás buscando una consola con capacidad 4K a un precio más bajo, todavía no debes descartarla.

Afortunadamente para Xbox One X, el tiempo podría resultar ventajoso. Su precio, por un lado, es notablemente más barato que el de la Xbox Series X, y aún puedes jugar a todos los juegos de Xbox One, incluidos los más recientes, aunque sin algunos de los gráficos más atractivos de última generación.

Si has estado indeciso sobre si comprarte una nueva consola o simplemente quieres saber la diferencia entre los dos, nuestra guía de Xbox Series X vs Xbox One X es el lugar en el que tienes que estar.

También podría interesarte la alternativa sin lector de discos y significativamente más barata a la Xbox Series X, la Series S.

Xbox Series X vs Xbox One X: precio

La Xbox Series X cuesta 499€, y coincide con el PVP original de la Xbox One X. Es un gran cambio del que partir, ya que la Xbox Series X incluye mucha tecnología en su carcasa cubista.

El problema es que la consola es muy difícil de encontrar, ya que los pedidos anticipados se siguen agotando a medida que se acerca el día del lanzamiento, por lo que es difícil averiguar dónde comprar la Xbox Series X. 

Mientras tanto, la Xbox One X ha sido objeto de algunos descuentos en su precio en los últimos meses. Hemos visto que la consola cayó muy por debajo de su precio de venta original, pero como desde entonces Microsoft descatalogó la Xbox One X, las ofertas son cada vez más difíciles de encontrar. Si ves una oferta atractiva, entonces vale la pena comprarla de inmediato.

Xbox Series X vs Xbox One X: especificaciones

Xbox Series X

(Image credit: Microsoft)

Cuando se trata de especificaciones, aquí es donde la Xbox Series X realmente se diferencia. La consola está equipada con un hardware realmente impresionante, muchos de los cuales permiten avances tecnológicos que simplemente no encontrarás en Xbox One X, como el soporte de Ray-Tracing gráficamente intensivo y velocidades de frame de hasta 120fps. Consulta las especificaciones de Xbox Series X a continuación:

  • CPU: AMD 7nm personalizado de ocho núcleos a 3,8 GHz (3,6 GHz con SMT)
  • GPU: 12 teraflops 1.825GHz (bloqueado)
  • RAM: 16GB GDDR6
  • Velocidad de Frames: Hasta 120fps
  • Resolución: Hasta 8K
  • Óptica: Unidad de disco HD Blu-Ray
  • Almacenamiento: SSD NVMe de 1TB

La GPU de la consola también eclipsa a la de Xbox One X cuando se trata de potencia computacional. Cuenta con una GPU de 12 teraflops en lugar de la GPU de 6 teraflops de Xbox One X, lo que la hace esencialmente dos veces más potente que la consola anterior de Microsoft.

La Xbox Series X también viene con un SSD NVMe de 1TB súper rápido, que tiene un efecto transformador en los juegos. Su sistema de almacenamiento puede aumentar los tiempos de carga hasta 40 veces más que un disco duro mecánico normal, y el nuevo formato de almacenamiento permite funciones como Quick Resume, que te permite suspender y cambiar entre varios juegos a la vez.

El SSD se utiliza junto con la nueva Xbox Velocity Architecture de Microsoft que, aunque está en sus primeras etapas, promete dejar los tiempos de carga en el pasado y ayudar a superar los cuellos de botella anteriores de los desarrolladores, como el lento rendimiento de I/O y la transmisión de texturas.

La CPU de la Xbox Series X también es una gigantesca actualización con respecto a la que se encuentra dentro de la Xbox One X. Es capaz de generar tasas de 120fps a una resolución de 4K (siempre que tengas una pantalla compatible con HDMI 2.1) y muchos juegos que antes estaban limitados a 30fps ahora pueden alcanzar 60fps con facilidad para una experiencia más suave que la seda y con mayor capacidad de respuesta.

Sin embargo, aunque a la Xbox One X ya se le empieza a notar la edad, no se queda atrás. Consulta las especificaciones de Xbox One X a continuación:

  • CPU: AMD personalizado de ocho núcleos a 2,3 GHz
  • GPU: Seis teraflops 1172 MHz
  • RAM: 12GB GDDR5
  • Tasa de refresco: Hasta 60 fps
  • Resolución: Hasta 4K
  • Óptica: Unidad de disco HD Blu-Ray
  • Almacenamiento: 1TB HDD

La consola aún es capaz de generar una resolución nativa de 4K cristalina y es compatible con todos los juegos de Xbox Series X, incluidos los más recientes, aunque esto puede cambiar en el futuro. Al igual que la Xbox Series X, la Xbox One X también viene equipada con una unidad de Blu-Ray 4K HD, lo que la convierte en una excelente opción para los entusiastas del cine en casa que buscan actualizar su configuración por menos.

Sin embargo, lo que realmente la frena es la CPU, que es un gran cuello de botella para los desarrolladores. La unidad mecánica estándar significa que los tiempos de carga en algunos títulos también pueden ser dolorosos, pero esto se puede eludir un poco con un SSD externo. La Xbox One X es una excelente opción si no te importa que los juegos se ejecuten a menudo a 30 fps, y todavía seguimos siendo grandes admiradores del diseño elegante, el funcionamiento silencioso y las capacidades multimedia de la consola.

Xbox Series X vs Xbox One X: juegos

Halo Infinite

(Image credit: 343 Industries)

Con Xbox Series X ahora disponible, hay algunos títulos emocionantes en camino y otros que llegaron con el lanzamiento de la consola. Entre los títulos propios como Halo Infinite, Hellblade 2 y los grandes éxitos de terceros como Cyberpunk 2077, hay un número creciente de juegos de Xbox Series X que esperar en el futuro, aunque los títulos disponibles en el lanzamiento de Xbox Series X no son tantos como nos gustaría.

Algunos de los juegos que llegarán a Xbox Series X son:

  • Halo Infinite
  • Cyberpunk 2077
  • Assassin's Creed: Valhalla
  • Senua’s Saga: Hellblade 2
  • Outriders
  • The Lord of the Rings: Gollum
  • Gods and Monsters
  • Rainbow Six Quarantine
  • Battlefield 6
  • Dying Light 2
  • Gothic
  • WRC 9
  • Watch Dogs: Legion
  • Bright Memory Infinite
  • Dirt 5
  • Yakuza: Like a Dragon
  • Scorn
  • The Medium
  • The Ascent
  • Chorus
  • Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2
  • Scarlet Nexus
  • Second Extinction
  • Call to the Sea
  • Far Cry 6
  • FIFA 21
  • Hitman 3
  • Resident Evil 8

Sin embargo, vale la pena señalar que no todos estos títulos estarán disponibles en el lanzamiento, y es posible que algunos no estén disponibles por algún tiempo. Puedes ver la lista completa de lanzamientos de Xbox Series X o consultar nuestra lista de juegos de Xbox Series X para ver la lista completa de títulos confirmados de la Series X.

Las impresionantes especificaciones de la Series X en combinación con el excelente valor de Xbox Game Pass brindan a los primeros usuarios una biblioteca lista para usar que se beneficia de tiempos de carga más rápidos, mejores gráficos y mayor resolución.

La retrocompatibilidad con versiones anteriores también es excelente en Xbox Series X. Puedes jugar a cientos de juegos de generaciones anteriores de Xbox en tu nueva consola, incluidos los títulos originales de Xbox, pero Microsoft ha ido un paso más allá con Smart Delivery. Considera esta "compatibilidad con versiones posteriores" en el sentido de que cuando compres un juego compatible, se desbloqueará en todo el hardware compatible. Por ejemplo, Cyberpunk 2077 admite Smart Delivery, por lo que los propietarios del juego en Xbox One X se beneficiarán de una actualización gratuita a Xbox Series X.

Microsoft ha alentado recientemente a los desarrolladores a hacer estas actualizaciones gratuitas a través de Smart Delivery a la luz de que algunos editores estaban optando por cobrar más por los juegos de generación cruzada.

Hellblade: Senua's Sacrifice

(Image credit: Ninja Theory)

Smart Delivery también significa que si la compra de una Xbox One X te ha dejado sin presupuesto, puedes comprar Halo Infinite, que se lanza en Xbox Game Pass el primer día, y jugarlo en tu consola de generación actual con la seguridad de saber que no tendrás que volver a comprarlo para la Series X una vez que te hayas gastado todo tu dinero en la nueva consola de Microsoft. Los datos guardados también se transferirán de un lado a otro.

Esto, por supuesto, significa que la Xbox Series X no tiene ninguna exclusiva frente a ti para obligarte a pasarte a la nueva generación, lo que es un enfoque accesible pero quizás frustrante para aquellos a quienes les gusta sentir que realmente están obteniendo esa nueva experiencia de nueva generación.

Si bien la Series X ofrecerá la mejor versión de un juego, la Xbox One X aún podrá soportar el mismo juego, aunque con una calidad menor. Xbox está siendo muy obstinada con su enfoque inclusivo para la próxima generación, prometiendo que no tendrá exclusivos de Xbox Series X durante los primeros años, y que los jugadores de Xbox One no se quedarán atrás en el salto a la próxima generación. Una ventaja, entonces, si te quedas con la consola más antigua de Microsoft.

Con todo eso en mente, realmente no hay un juego exclusivo que te haga apresurarte a comprar la Xbox Series X. Dar el salto será más bien para quien quiera ver esos juegos en su máximo potencial en una consola más rápida, o si buscas la mejor experiencia posible de Xbox en estos momentos.

Xbox One X vs Xbox Series X: conclusión

Xbox One X vs Xbox Series X

(Image credit: Micosoft)

La Xbox Series X es una perspectiva tentadora, especialmente para aquellos que ya han invertido en el ecosistema de Xbox. Su potencia gráfica combinada con el excelente servicio de suscripción de Xbox Game Pass significa que los fans de Xbox deberían estar realmente emocionados, y sus impresionantes especificaciones técnicas significan que hay muchas esperanzas para el futuro.

Para los primeros en comprarla, la falta de juegos exclusivos de la Series X se compensa, al menos, con una colección instantánea de grandes juegos gracias a Game Pass y la compatibilidad con versiones anteriores. Numerosos juegos también están recibiendo optimizaciones de Xbox Series X, lo que se vean mejor y se puedan jugar mejor que nunca. Además, con Smart Delivery, aquellos que buscan actualizar su Xbox One X pueden comprar juegos compatibles ahora y actualizar de forma gratuita a la versión de la Serie X una vez que puedan pagar la nueva consola.

Dado que es probable que el precio de la Xbox One X disminuya, especialmente ahora que la Series X ha llegado a las tiendas, existen pocas razones para comprarla en este momento. Incluso entonces, sería mejor opción optar por la Xbox Series S más barata, pero menos potente, aunque tendrás que conformarte con una resolución de 1440p.

A fin de cuentas, no se trata de una batalla entre Xbox One X y Xbox Series X: de hecho, Microsoft parece estar asegurando una transición armoniosa y flexible entre consolas para aquellos que quieren lo mejor de lo mejor de una Xbox.