Skip to main content

Por qué estoy cómodo atrapado en mi iPhone

iPhone 12
(Crédito de imagen: DenPhotos/Shutterstock)

Da un poco de miedo pensar cómo de integrado están Apple y sus productos en nuestra vida diaria.

He vivido prácticamente de los recordatorios de iPhone, de inspiraciones nocturnas enterradas en la app de notas y de emparejar demasiado mis AirPods para relajarme. Eso sin nombrar las incontables horas delante del Mac o el viejo iPad que tenemos en la encimera de la cocina como si fuera el omnisciente Ojo de Sauron.

El gigante de Silicon Valley está tan integrado en mi existencia que requeriría un esfuerzo muy grande para evitar que siga comprando sus productos. Ya, así es como Apple genera beneficio, pero también es lo que a mí me gusta.

Cuando tengo que comprar un nuevo móvil, ya sé dónde va mi dinero. Pasó lo mismo cuando le tocaba al portátil, y es que una vez que tienes un iPhone ya no te importa la competencia. El hecho de tener todos tus dispositivos casados con el mismo sistema operativo tiene más valor (en mi opinión) que un mayor rendimiento de cada uno de ellos pero todos de distintos fabricantes.

El modelo de negocio de Apple prospera gracias a fieles clientes como yo, y me he convertido en un devoto de su ecosistema como para poder decir que nunca compraré un teléfono Android, lo cual admito que es una pena, porque hay unos cuantos buenos Android ahí fuera.

iphone 12 pro

(Image credit: Future)

Coge el Samsung Galaxy S21 Ultra, por ejemplo. Es nuestro mejor smartphone de 2021 por una buena razón. Tiene una de las mejores cámaras del mercado, potencia excepcional, una gran batería y un diseño que se aleja de su predecesor (no como Apple con sus iPhones). Luego está el OnePlus 8 Pro, el buque insignia de la 'ya no tan poco conocida' marca, que lleva discutiblemente la mejor pantalla junto con velocidades 5G de vértigo y, a diferencia de los iPhones más modernos, carga reversible.

¿Necesitas más? El nuevo Oppo Find X3 Pro iguala o incluso supera al iPhone 12 Pro en casi todos los aspectos, y su precio es muy similar, lo que significa que Apple ya no tiene los teléfonos más caros del mercado, como los tuvo en su día. Luego tenemos el Xiaomi Mi 11, Motorola Edge, OnePlus 8T y otros muchos terminales con grandes funciones que representan a sus compañías y abofetean en la cara al nada destacable iPhone 12.

Pero como he dicho: la comodidad supera al rendimiento. La felicidad (y créeme, es felicidad después de haber hecho malabares con un iPhone, un PC Windows y unos auriculares Bose) de ver a mi portátil reaccionar a eventos que pasan en mi iPhone en tiempo real es suficiente para hacerme pensar que usaré iPhone el resto de mi vida. Y todo ello sin mencionar la sinergia entre el iPhone y el Apple Watch.

Apple Watch

(Image credit: Anna Hoychuk / Shutterstock)

He estado de buena gana atrapado en el ecosistema Apple y no voy a mirar más allá.  Me apuesto lo que quieras a que es el caso de muchos otros, teniendo en cuenta con cuánta efectividad se las ha ingeniado la compañía para promocionarse como el hogar más fashion para todos tus dispositivos, incluso cuando esos productos no siempre representan lo más innovador. Por lo que pagas, la promesa de Apple de rendimiento, comodidad y estilo es suficiente para mantener la lealtad de tantísimos consumidores, a pesar de las grandes mejoras de la competencia, que normalmente ofrecen productos superiores.

Esta es la razón por la cual en TechRadar advierten en tantos análisis de productos Apple cosas como 'los AirPods Pro son los auriculares perfectos... para fans de Apple'. Es como si el gigante de Cupertino diseñara sus productos bajo el precepto de que sus clientes ya están metidos en el espíritu de Apple. Aquellos que buscan un solo dispositivo, un par de auriculares o un smartwatch considerarían imprudente decir que Apple tiene las mejores ofertas del mercado, pero ¿quién busca realmente tecnología que no complemente a otra que ya tienes?

Esa ha sido la táctica de Apple durante años, y ha cosechado una riqueza desvergonzada.

Así, la pregunta de si Apple es innovadora ha sido y seguirá causando furor entre los consumidores y expertos en tecnología durante años. ¿Sigue siendo una compañía que continúe revolucionando el mundo de la tecnología del mismo modo que lo hizo cuando lanzó el primer Mac, iPod o iPhone? O, después de conseguir sus trillones, ¿es ahora Apple más feliz centrándose en el crecimiento de su propio ecosistema, que se ha expandido al streaming, a las finanzas y (en un futuro cercano) a los coches eléctricos?

Sí, todo se reduce a tus preferencias. Sí, hay dispositivos que gritan innovación más fuerte de lo que Apple lo ha estado haciendo desde hace muchos años y sí, sé que mi iPhone está lejos de ser lo mejor de lo mejor, pero es indiscutiblemente lo mejor para mí.