Netflix está tratando de liar a la gente para que no escojan su plan básico sin anuncios

Un hombre con los pies apoyados en una mesa viendo Netflix en la tele
Netflix ha escondido su plan básico sin anuncios. (Crédito de imagen: Shutterstock / Vantage_DS)

Netflix ha empezado a forzar a los usuarios para que opten por su nuevo plan con anuncios, cosa que siempre dijeron que no harían.

Tal y como ha descubierto Andrew Freedman (opens in new tab), conocedor de la industria del streaming (y compartido por primera vez por Cord Busters (opens in new tab)), Netflix está intentando "liar" a los nuevos suscriptores a la plataforma, para que opten por su nuevo plan básico con anuncios, escondiendo para ello el plan básico sin anuncios tradicional.

Hasta hace poco, cuando un usuario nuevo se metía en la web de registro para suscribirse a Netflix (opens in new tab), se le mostraban cuatro planes de pago distintos, que son el nuevo plan básico con anuncios (5.49€ al mes), el plan básico tradicional (7.99€ al mes), el estándar (12.99€/mes) y el premium (17.99€/mes). 

Los tres últimos planes son sin anuncios, mientras que con el primer plan tendrás que soportar cinco minutos de publicidad por cada hora que veas contenidos en Netflix. A cambio, ese plan te cuesta menos dinero, pero esa decisión deberían tomarla los usuarios,

Pues bien, ahora, resulta que en dicha página de registro, de primeras sólo aparecen tres planes, ya que el que cuesta 7.99€ al mes, está tan escondido, que mucha gente pensará que ha desaparecido.

La página de registro de Netflix no muestra el plan básico sin anuncios de primeras. (Image credit: Netflix)

Pero lo cierto es que ese plan básico sin anuncios sí que sigue estando disponible, lo que pasa es que hay que saber encontrarlo.

Concretamente, hay que bajar un poco, y en una letra pequeñita pone "¿Buscas más opciones? Ver todos los planes"; ahí es donde hay que pinchar para que por fin aparezca el plan básico tradicional. 

Este plan sólo cuesta dos euros y medio más que el primero, pero no tendrás que estar soportando publicidad cuando estés viendo series o películas. Además, este segundo plan te permite descargar los contenidos para verlos offline, cosa que no puedes hacer con el plan más barato con anuncios. Por último, tal y como escriben en la web en letra pequeña "el plan básico con anuncios tiene algunas series y películas que no estarán disponibles debido a las restricciones de licencias".

Hay, por lo tanto, varias razones por las que los usuarios podrían preferir pagar dos euros y medio más, en vez de pagar menos pero con esos inconvenientes.

Si investigas un poco, encontrarás el plan básico sin anuncios. (Image credit: Netflix)

¿Por qué hace esto Netflix? Al fin y al cabo, los dos niveles básicos sólo ofrecen una resolución de 720p, así que la mayoría de los usuarios optarán por los niveles estándar o premium, que ofrecen mejor calidad de vídeo, mayor resolución y otras ventajas, ¿verdad?

Pues no necesariamente. La actual crisis económica ha hecho que mucha gente tenga que tomar decisiones sobre en qué gastarse el dinero, y eso incluye las suscripciones a las plataformas de streaming. Mucha gente decide en los días que corren cancelar su suscripción, o intentan pagar menos como sea.

En este contexto, una suscripción más barata, aunque signifique que tengas que tragarte publicidad, puede ser una opción atractiva para muchas personas. Y en ese caso, podría verse bien el hecho de que Netflix destaque ese plan y esconda el segundo. Pero claro, muchas otras personas tal vez les parezca bien disfrutar de Netflix en una menor resolución que lo que ofrecen los dos planes más caros, pero no estén dispuestos a soportar la publicidad, en cuyo caso ese plan que Netflix ha escondido es precisamente el mejor para ellos.

Un cartel oficial de la temporada 4 de Stranger Things que muestra el elenco principal

Stranger Things 4 ayudó a Netflix a recuperarse tras la pérdida de suscriptores. (Image credit: Netflix)

Por eso, aquí el gran problema de que Netflix oculte a conciencia el plan básico sin anuncios, es que parece que están tratando de forzar o liar a la gente para que se suscriban, o bien al plan con anuncios, o bien a los planes más caros. Están, por lo tanto, reduciendo las opciones del consumidor. Esto podría considerarse, como mínimo, un mal servicio de atención al cliente, ya que impide que los posibles suscriptores vean todas las opciones que tienen a su disposición.

Por si fuera poco, esto es algo que va en contra de lo que los ejecutivos de Netflix dijeron a sus propios accionistas: durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2022, Greg Peters, director de operaciones y de producto de Netflix, afirmó que el gigante del streaming adoptaría un "enfoque pro-consumidor" para ofrecer a los consumidores sus opciones de suscripción.

Las palabras de Peters fueron: "Como hemos dicho antes, en realidad no intentamos orientar a nuestros afiliados hacia un plan u otro. Intentamos adoptar un enfoque que favorezca al consumidor y le permita encontrar el plan que más le convenga... Y así, realmente anticipamos que esto va a ser un modelo pro-consumidor que será más atractivo, y traerá a más miembros porque el precio es más bajo".

Peters hizo estos comentarios después de que Netflix registrara un aumento neto de 2,4 millones de abonados en el tercer trimestre de 2022, tras sucesivos trimestres en los que la empresa perdió millones de clientes y canceló varias series en desarrollo. En ese momento, parecía que los de Netflix estaban animados por haber cambiado a mejor la tendencia en los números de suscriptores, y querían mantener esa positividad diciendo a los inversores lo que querían oír.

Y sin embargo, aquí estamos, cuatro meses después, y Netflix ha escondido a propósito uno de sus niveles de suscripción tras una letra pequeña de su página de registro. ¿Sabéis qué es lo que ha cambiado? Pues que el nuevo plan básico con anuncios no está triunfando tanto como los ejecutivos esperaban.

Tal y como os contamos hace poco (opens in new tab), un análisis realizado por la empresa de investigación Antenna sugirió que la aceptación del plan de Netflix con publicidad había sido lenta, increíblemente lenta, de hecho, sólo el 9% de los nuevos abonados de EE.UU. han escogido ese plan en los cuatro meses que han pasado desde que se lanzó.

A pesar del flojo comienzo, el Presidente de Publicidad Mundial de Netflix, Jeremi Gorman, ha sugerido que la compañía estaba "satisfecha con el crecimiento que estamos viendo" (según TechCrunch (opens in new tab)) y que esperaban una mayor aceptación en los próximos meses.

Leyendo entre líneas, parece que Netflix no está tan satisfecho como afirma. Las pruebas sugieren que está empujando a los suscriptores potenciales a comprar su nivel básico basado en anuncios en lugar de su nivel básico sin anuncios, lo que contradice directamente los comentarios anteriores de la compañía sobre ser amigables con el consumidor. Netflix, esto no te hace quedar nada bien, y lo sabes.

Es más, incluso da que pensar que a Netflix le sale más rentable el dinero que saca por la publicidad incluida en su plan más barato, que por esos dos euros y medio de diferencia que hay entre los dos planes básicos, y que por eso le interesa que la gente no escoja el segundo plan.

Nos hemos puesto en contacto con Netflix por si quieren hacer algún comentario sobre por qué han ocultado el nivel básico sin anuncios en su página de registro, y actualizaremos este artículo si recibimos respuesta.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de