La tecnología de Microsoft para acelerar los tiempos de carga de los juegos en Windows llegará "pronto"

Forspoken
(Crédito de imagen: Square Enix)

Microsoft ha anunciado que una nueva versión de DirectStorage se pondrá a disposición de los desarrolladores de juegos antes de que finalice el año 2022, y vendrá con un importante paso adelante en términos de aceleración de los tiempos de carga con los SSD.

Como ya sabrás, DirectStorage es la característica que se vio por primera vez en la Xbox y que permite acelerar los tiempos de carga (y mejorar el rendimiento de la carga de los activos del juego en los grandes títulos de mundo abierto) y que llegó por primera vez a los PC con Windows en marzo.

Lo que Microsoft ha revelado (opens in new tab) ahora (según Tom's Hardware (opens in new tab)) es que DirectStorage 1.1, una nueva versión con tecnología de descompresión de la GPU incorporada, llegará muy pronto. Aunque todavía no hay ningún juego que se beneficie de ella.

Microsoft ya nos ha dicho que DirectStorage (DS) producirá una reducción en los tiempos de carga de hasta un 40% (para juegos en SSDs NVMe rápidos que funcionen con Windows 11) y esta nueva pieza del rompecabezas de DS, la Descompresión de la GPU, ofrecerá prácticamente el triple de rendimiento en el tiempo de carga, según promete la compañía.

Normalmente, la descompresión (de los activos comprimidos de los juegos, que deben hacerse más pequeños debido a su gran tamaño) es ejecutada por la CPU, pero lo que Microsoft está haciendo es cambiar este trabajo pesado directamente a la GPU.

Microsoft lo explica: "Las tarjetas gráficas son extremadamente eficientes a la hora de realizar tareas repetibles en paralelo, y podemos utilizar esa capacidad junto con el ancho de banda de una unidad NVMe de alta velocidad para hacer más trabajo a la vez".

En una demostración de Microsoft, la compañía ilustró que cuando DirectStorage se ejecuta con descompresión en la GPU, en comparación con la descompresión tradicional en la CPU, "las escenas se cargan casi 3 veces más rápido y la CPU se libera casi por completo para ser utilizada en otros procesos del juego." Por cierto, en esa demostración, el procesador sólo registró un 15% de uso máximo, en comparación con el 100% de uso cuando no se utilizaba la DS.

Hay que tener en cuenta que se trata de una demo seleccionada y "altamente optimizada" (en palabras de Microsoft), pero sin duda promete algunas mejoras importantes en general, que deberían hacer que los juegos compatibles con DirectStorage se cargaran y ejecutaran con mucha más fluidez.


Lamentablemente, Forspoken no está disponible (todavía)

Vale la pena señalar que, aunque DirectStorage se ha creado pensando en las unidades SSD NVMe ultrarrápidas, seguirá funcionando con unidades SSD más lentas (y, de hecho, con discos duros, hasta cierto punto), pero el efecto no será tan pronunciado. La tecnología de aceleración del almacenamiento también funcionará bien en máquinas con Windows 10, pero Windows 11 ofrece avances en el frente de la optimización del almacenamiento que, de nuevo, significarán que DS ofrece un mayor impacto. Además, necesitas una GPU moderna para que DS funcione, es decir, una con soporte DX12 y Shader Model 6.

La principal pega es que, a pesar de que el trabajo en DirectStorage avanza a buen ritmo, todavía no hay juegos de PC que soporten esta tecnología. Se suponía que este mes íbamos a recibir el primer juego compatible con DS, Forspoken, pero se ha retrasado hasta enero del 2023 (y ya se ha retrasado antes, así que es un poco decepcionante).

Dicho esto, aún faltan unos meses (suponiendo que no haya más contratiempos), pero aun así, es solo un título. Sin duda, pasará un tiempo antes de que los desarrolladores de juegos de PC adopten una compatibilidad más amplia, pero cuando lo hagan, esto podría convertirse en una razón de peso para que los gamers se actualicen a Windows 11, e igualmente es una buena razón para comprar una unidad SSD NVMe para aquellos que aún no han dado el salto en el frente del almacenamiento.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de