Skip to main content

La Steam Deck ha sido anunciada: la consola portátil de Valve que rivaliza con la Nintendo Switch

Steam Deck sobre un fondo blanco
(Crédito de imagen: Valve)

La Steam Deck tiene ahora una web propia, por lo ya sabemos que Valve está desarrollando un mini PC con formato de consola portátil con la que podrás jugar a tus juegos.

La Steam Deck vendrá con una APU personalizada que usa las arquitecturas AMD Zen 2 y RDNA 2, que es más o menos equivalente a una gráfica de la serie AMD Radeon RX 6000 y a un procesador Ryzen 3000. Valve ha afirmado que con este hardware será más que suficiente para poder jugar a todos los juegos AAA que tengas en tu biblioteca de juegos de Steam, que es algo en lo que fallaba su dispositivo anterior.

Esta APU contará con un procesador de 4 núcleos/8 hilos y una GPU con 8 CU RDNA2. Para dar un perspectiva a esto, la GPU más floja ahora mismo con microarquitectura RDNA2 es la Radeon RX 6700 XT, que cuenta con 40 CU. Por lo tanto, aunque sea posible jugar a la mayoría de juegos con esta consola, probablemente con los juegos más exigentes estarás limitado a los ajustes medios en su resolución nativa de1280 x 800.

La Steam Deck contará con 16GB de RAM, y partirá de 64GB de almacenamiento eMMC, aunque los modelos más premium tendrán un almacenamiento de más capacidad y más rápido NVMe SSD. Si necesitas más capacidad, podrás ampliarla con una tarjeta microSD y ejecutar los juegos desde ahí.

Al igual que las Steam Machine, también tendrá el sistema operativo SteamOS, lo que significa que no podrás jugar a todos tus juegos de forma nativa, a no ser que descargues Windows 10 o Windows 11 junto con un SO basado en Linux.

La Steam Deck se pondrá a la venta en diciembre de 2021, pero ya la puedes reservar aquí. El precio parte de 419€ para la versión de 64GB eMMC y sube hasta 679€ para el modelo superior, que cuenta con 512GB NVMe SSD.

¿Será menos portátil que la Switch?

Aunque la Steam Deck se parece mucho a la Nintendo Switch, lo cierto es que es mucho más potente, lo que también significa que es más grande. Tiene una longitud de unos 298mm y un grosor de 49mm. Por comparar, las dimensiones de la Switch son 239x14mm.

Pero las comparaciones no terminan ahí. Valve también está trabajando en una "estación de conexión", tal y como lo ha llamado la compañía, para la Steam Deck, aunque se venderá por separado. La gran diferencia aquí con la Nintendo Switch es que mientras esta sigue siendo más o menos lo mismo cuando la conectas a una TV, la Steam Deck conectada a su estación de conexión (que además puede ser una de terceros siempre y cuando cuente con USB Tipo-C) se convierte en un ordenador de sobremesa.

Valve también ha dejado claro que no restringirá el software que la gente podrá ejecutar en su dispositivo. Podrás instalar los programas que quieras, conectar los periféricos que desees y puedes incluso reemplazar el SO SteamOS 3.0 por Windows 10.

El Steam Deck también cuenta con muchos más controles. Debajo de cada stick analógico para los pulgares hay un trackpad, algo parecido al Steam Controller, pero al parecer en este caso es una tecnología más novedosa que se combina con un giroscopio para aumentar la precisión. También hay botones adicionales en la parte trasera del dispositivo.

A nosotros todavía no nos convence del todo la idea de jugar en una consola de este tipo a nuestros juegos de PC; seguimos prefiriendo un buen teclado y ratón, pero eso no quita que sea una alternativa curiosa.

Esto ya lo habíamos visto antes

Esta no es la primera vez que Valve se ha involucrado en el mundo del hardware relacionado con ordenadores. En 2014, presentaron la Steam Machine, que básicamente era una línea de PCs gaming con el nombre de Steam que ejecutaban SteamOS y cuya interfaz era más parecida a la de las consolas.

Valve también creó un mando muy particular para las Steam Machine: el Steam Controller, que se diferenciaba de todos los demás en que en vez de tener controles analógicos tenía paneles táctiles con retroalimentación háptica, lo cual les permitía a los gamers jugar a videojuegos diseñados para ser controlados con un ratón, como el Civilization V.

Sin embargo, tan solo unos años después, Valve cerró la tienda de Steam Machine, ya que las consolas eran demasiado caras y el sistema operativo basado en Linux no podía ejecutar muchos de los juegos de PC más populares sin instalar también Windows. Esto probablemente se debió a que, en lugar de fabricar el hardware por sí mismo, Valve simplemente les permitió a los fabricantes de PCs gaming como Alienware usar la marca Steam Machine.

Pero aunque Steam Machine no triunfó, Valve Index ha funcionado mucho mejor en el mercado: no es que haya marcado una revolución en el mundo de la realidad virtual, pero sí que ha tenido éxito entre la comunidad de gamers de RV.

Mientras esperamos la llegada de otras consolas portátiles para juegos de PC, nos emociona que una marca destacada como Valve haya anunciado un nuevo dispositivo de este tipo. Será interesante poner a prueba lo buena que es cuando salga a la venta en diciembre.

Si eres gamer no te pierdas estas guías y disfruta de la mejor experiencia de juego: