Skip to main content

La RAM pronto podría volverse mucho más cara, por lo que ahora podría ser el mejor momento para comprar

RAM
(Crédito de imagen: Tobias Dahlberg from Pixabay )

La RAM del sistema para tu PC, o para otros dispositivos, podría ser considerablemente más cara en un futuro próximo, según un nuevo informe. 

Por supuesto, no es la primera vez que escuchamos esta predicción, pero en este caso, los posibles aumentos de precios mencionados para la RAM son preocupantemente más elevados que los pronósticos anteriores, y se hacen eco de un informe reciente de hace un mes.

Según el nuevo informe de DigiTimes (que se basa en un artículo de Seeking Alpha), se estima que los precios de los módulos de RAM aumentarán los precios entre un 10% y un 20% en el tercer trimestre de 2021, según los rumores de fuentes de la industria. Aunque parece ser que el precio de los módulos de memoria podría aumentar hasta en un 25%, dependiendo del tipo de kit de RAM que estés mirando. 

El pronóstico para abril antes mencionado fue del equipo de analistas Trendforce, que calculó que la RAM podría subir de precio entre un 23% y un 28%, y que estos aumentos comenzarán a afianzarse en el segundo trimestre, en otras palabras, justo ahora. 

En cualquier caso, si estás pensando en comprar memoria de sistema, sería prudente empezar a buscar, ya que nos podemos preparar para un abanico de ofertas mucho más caras si las predicciones son acertadas.

Bajo presión

¿Por qué sucede esto? Naturalmente, la presión de la escasez de componentes relacionada con la pandemia se está haciendo sentir, además del aumento de la demanda de módulos DRAM (recuerda, las ventas de PCs han aumentado), y el hecho de que los fabricantes de memoria estén en el proceso de transición a la RAM DDR5 agrega otro peliagudo factor a la situación. Ten en cuenta que suba o no el precio de la RAM (y casi con toda seguridad será que sí) dada la situación actual, no se trata solo del precio de los módulos de memoria independientes. Los fabricantes de portátiles también pagarán más por la RAM que va dentro de sus equipos y, por supuesto, el cliente finalmente pagará el coste de eso (y además, también afectará a los teléfonos).

Lamentablemente, la RAM no es el único componente de PC que está subiendo de precio, ya que podría pasar lo mismo con los discos duros y SSD, sin mencionar otros hardwares. Los problemas para hacerse con una GPU ya son mundialmente famosos, pero también las CPU en algunos casos, y las fuentes de alimentación tienen sus propias dificultades de suministro (y los componentes de pantalla, ya que estamos). El panorama general no es nada esperanzador, especialmente para aquellos que se plantean la posibilidad de montar su propio PC.

Fuente: Tom’s Hardware