Skip to main content

La ley surcoreana obliga a Apple y Google a permitir que los desarrolladores eviten el 30% de comisión de la tienda de aplicaciones

WWDC 2021
(Crédito de imagen: Apple)

Corea del Sur aprobó un nuevo proyecto de ley que obliga a las tiendas de aplicaciones a permitir que los desarrolladores usen los sistemas de pago que prefieran. Básicamente significa que los desarrolladores de apps pueden eludir las comisiones de hasta un 30% de Apple y Google realizando transacciones directamente con los consumidores o utilizando un servicio con una comisión menor. 

El proyecto de ley de la Ley de Negocios de Telecomunicaciones aprobado por la Asamblea Nacional de Corea del Sur se convertirá en ley cuando sea firmado por el presidente Moon Jae-in, informó Bloomberg, lo que podría suceder el próximo mes. 

El proyecto de ley tiene implicaciones directas para los negocios de Apple y Google, así como las demandas legales en curso que Epic Studios entabló contra ambas compañías. Epic ahora podría asegurar los pagos de los usuarios directamente utilizando su propio sistema de pago y evitar dar a Apple o Google parte de los ingresos. 

Apple ha utilizado su App Store para controlar el software, exigiendo que los desarrolladores pasen por su proceso de aprobación para lanzar aplicaciones para iPhones (en iOS) y iPads (en iPadOS). Google permite aplicaciones de 'carga lateral' para teléfonos y tablets que ejecutan su sistema operativo Android, pero tanto Google como Apple han obligado a las aplicaciones a pagar a través de sus propias tiendas: si estás ganando dinero con tu aplicación, el gigante tecnológico dueño del sistema operativo y la tienda de aplicaciones asociada se llevará su tajada. 

Si bien este control estricto no ha sido popular entre los desarrolladores de aplicaciones, no ha sido cuestionado hasta que Epic se metió en batallas legales contra Apple y Google. Epic quiere poner su propia tienda de software en dispositivos iOS y Android, presumible pero no oficialmente, para pagar menos o ninguna de las comisiones por ingresos a los dos gigantes tecnológicos. 

Pero el proyecto de ley de Corea del Sur no se aprobó específicamente para facilitar la expansión de la disponibilidad de software en plataformas móviles; solo libera a los desarrolladores para usar un servicio de pago diferente si lo prefieren. Según los informes, los legisladores coreanos aprobaron esta ley para adelantarse a que Google cierre una laguna legal que eximía al país de usar necesariamente su sistema de pago (y aplicar su comisión por ingresos del 30%) a las aplicaciones que no son de juegos, según Bloomberg. 

Si Apple, Google u otras empresas no cumplen, podrían recibir una multa de hasta el 3% de los ingresos obtenidos en Corea del Sur, según The Wall Street Journal.

Análisis: ¿el primer paso para abrir los pagos de las tiendas de aplicaciones en todo el mundo?

Tanto Apple como Google han afirmado que restringir el software a sus app stores ha mantenido a los usuarios seguros, y Apple afirma que sus esfuerzos evitaron un supuesto fraude de 1.500 millones de dólares. Pero mantener el control sobre los ingresos de iOS, iPadOS y Android es muy lucrativo: Apple App Store y Google Play Store generaron un total de 64,9 mil millones de dólares en ingresos en la primera mitad del 2021, según un informe de junio de la firma de analistas Sensor Tower

La gran pregunta es: ¿qué significa esto para los mercados de aplicaciones de otros países? Si bien sabíamos que los legisladores surcoreanos iban a tomar una decisión sobre las tiendas de aplicaciones de Apple y Google, otros países no tienen una legislación similar, al menos a nivel nacional. 

Los legisladores del estado de Arizona propusieron en marzo un proyecto de ley similar al de Corea del Sur que liberaría a los desarrolladores de verse obligados a utilizar los sistemas de pago de Apple y Google. Si bien el proyecto de ley murió en el comité antes de llevarse a cabo (supuestamente debido a la fuerte presión de ambos gigantes tecnológicos justo antes de las votaciones, según The Verge), demuestra que otros gobiernos en otras partes del mundo están interesados en el tema.

Ese interés podría reavivarse ahora que los esfuerzos de Corea del Sur se han convertido en ley, especialmente mostrando que la legislación puede tener éxito a pesar del rechazo de Apple y Google. Tendremos que ver si las leyes tienen éxito donde los juicios legales de Epic no han prosperado.