Skip to main content

Informe: Los cascos de RV de Apple ya tienen unos imponentes sucersores, incluso antes de su lanzamiento

Cascos VR
(Crédito de imagen: Mark Nazh / Shutterstock)

La compañía aún no ha revelado oficialmente los cascos de realidad aumentada/realidad virtual de Apple, pero la nueva información sobre el dispositivo de realidad mixta no solo apunta a su presentación el año que viene, sino que también insinúa que un dispositivo de segunda generación está en camino.

Ming-Chi Kuo, analista habitual de Apple, ha compartido nuevos detalles sobre las ambiciones de la compañía en el terreno de la realidad mixta, detallando un dispositivo de primera generación que establecerá el listón para el hardware de realidad virtual y realidad aumentada tope de gama que está por venir. 

Ming-Chi Kuo afirma que los cascos pesarán entre 300 y 400 gramos (las Oculus Quest 2 pesan unos 500 gramos), pero se las arreglarán para incluir pantallas de alta resolución para cada ojo y un nivel de rendimiento similar al que cabe esperar de los impresionantes chips M1 para portátiles de la compañía.

El analista prevé que elequipo de Apple costará unos 1.000 euros y se lanzará en el 2022, dirigido a un mercado inicial dispuesto a apostar por una tecnología incipiente tan cara. A pesar del precio, Apple espera vender entre 2,5 y 3,5 millones de cascos a lo largo del 2023.

La próxima generación está de camino

Pero Apple ya está pensando también en la próxima generación del dispositivo, según Kuo. Más ligero, más rápido, con un diseño industrial actualizado y un nuevo sistema de baterías, Kuo prevé que se revele en la segunda mitad del 2024, y que la demanda del producto supere los 10 millones en ventas.

Según los informes, Apple tiene 1.000 ingenieros trabajando en sus proyectos de RV y RA, y siendo la primera área de hardware importante en la que la compañía se ha expandido desde el Apple Watch, no es de extrañar que ya esté deseando hacer una versión mejorada del diseño inicial.

Lo más interesante, sin embargo, es el enfoque de Apple en el mercado en general. Los cascos de realidad virtual (y en menor medida los de realidad aumentada) han existido desde hace varios años. Pero el primer indicio de que se acercan a un nivel de éxito generalizado han sido las Oculus Quest 2, un dispositivo que ofrece de forma inteligente unas especificaciones lo suficientemente buenas como para alcanzar un precio asequible con el que los recién llegados están dispuestos a arriesgarse. La RV no es para todo el mundo, y la accesibilidad (en términos de acceso al hardware y de un precio razonable) parece haber sido la fórmula mágica para conseguir que los usuarios la compren.

Pero la postura de Apple en todas sus áreas de mercado siempre ha sido intentar ser líder en su clase, en términos de tecnología y diseño, sin escatimar en gastos. Cuando Apple entra en un mercado, lo hace con la intención de dominarlo. Por lo tanto, existe la sugerencia de que los dispositivos Oculus han demostrado que el mercado está preparado para actualizar a algo con un precio superior y que, si Apple puede proporcionar una experiencia de usuario accesible y fluida, la gente estará dispuesta a pagar ese precio superior para permanecer dentro de la burbuja que Apple ha construido.

Fuente: 9to5 Mac

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?