Skip to main content

Es hora de que iPadOS tenga su momento Mac OS X

evento de primavera de Apple 2021
(Crédito de imagen: Apple)

El mes pasado, Apple anunció un nuevo modelo de iPad Pro que llevaba el chip M1. Este es un procesador propio que significa el adiós a los Intel que llevan los Macs.

Es el último esfuerzo de la compañía para dar un golpe sobre la mesa y demostrar la potencia de Apple, pero también muestra que puede ir más allá en diseño y funciones en toda la línea del producto.

De todas formas, los que tienen una tablet de Apple han estado esperando el momento en el que se separe del SO de iPhone, y empiece a verse como un dispositivo único. Con el nuevo chip M1 en el iPad, los usuarios tenemos curiosidad por saber cómo beneficiará a la tablet, especialmente porque lo hemos visto puesto en el nuevo iMac y su multitud de colores.

Mientras esperamos lo que anunciará Apple en la WWDC de junio, muchos tenemos la esperanza de que sea el momento del iPad: tener un software que encaje con ese potente hardware.

Ya recorrimos este camino hace 22 años, y esperamos que la historia se repita.

¿Qué era Mac OS 9?

A finales de los 90, Apple estaba en la cuerda floja. Era algo parecido a la primera mitad de Rocky III, con las mismas técnicas que ya se veían repetitivas e incluso predecibles.

Se cancelaron los esfuerzos de redefinir el sistema operativo de MacOS, llamado Copeland en 1995, pero con un objetivo difuso en la compañía que nunca llegó a buen puerto.

Si ibas al cole en aquellos tiempos, igual te has encontrado un Macintosh beige con una interfaz que parecía una versión pixelada de cómo se ve ahora macOS, junto con el logo de Apple clásico de seis colores.

Una vez que se abandonó Copeland, Mac OS 8 y 9 fueron lanzados a finales de los 90, como un medio tiempo entre el sistema operativo clásico y lo que estaba por llegar.

Llegaban por fin funciones como compartir archivos a través de una red, fuentes personalizadas y pestañas en el Finder.

Pero los usuarios querían, o más bien necesitaban, algo más, puesto que el SO seguía estando por detrás de Windows 98 en esos tiempos.

Escritorio de Mac OS 9

(Image credit: TechRadar)

Un cántico de alabanzas

Una vez que Steve jobs volvió a la compañía en 1998, se decidió usar gran parte del código fuente de la compañía que Apple había comprado para hacerles volver tanto a él como a su equipo: NeXT.

Rhapsody fue el nombre en clave del cual surgiría Mac OS X, que estuvo disponible en beta pública en el 2000.

Había un dock, un método fácil para buscar aplicaciones, una nueva interfaz y verdadero soporte para la multitarea.

¿Te suena?

Ahora estamos en macOS 11, con una interfaz rediseñada y funciones que emulan lo que usamos siempre en nuestros iPhones y iPads.

Estamos viendo los beneficios del chip M1, no solo su potente rendimiento, sino al iMac con el primer rediseño del producto en años, junto con rumores de otro diseño similar para el MacBook Air.

Apple

(Image credit: Apple)

iPadOS debería tener un momento como el de Rhapsody

El sistema operativo del iPad ha seguido un ciclo claro: un año con muchas funciones, y otro con escasez de las mismas y correcciones de bugs.

No fue hasta iOS 11 en 2017 cuando el iPad tuvo su propio dock, junto con una función de arrastrar y soltar. Pero incluso ahora, la multitarea es difícil de encontrar y usar, mientras que a la app Archivos le faltan algunas cosas obvias como una barra de progreso mientras copias archivos a otra carpeta.

Aunque se renombró el sistema operativo a iPadOS en 2019, sigue habiendo una sensación de que Apple no sabe qué hacer con la plataforma. A pesar de que el año pasado se añadió soporte para un ratón, se esperaba también soporte para un monitor externo en el nuevo iPad Pro con el M1, especialmente porque su puerto USB 4 podría soportar del todo una pantalla 4K.

Pero no ha sido el caso.

Tenemos el motor de un Seat 600 dentro de un Ferrari. El iPad es capaz de mucho, pero el sistema operativo entorpece su avance en toda la línea de producto.

Si iPadOS 15 tuviera un nuevo diseño y no solo fuera una extensión de iOS, sería una plataforma ideal y con muchas posibilidades para triunfar.

Necesita el momento que tuvo Mac OS X, uno en el que los desarrolladores y usuarios disfruten con la tablet sin restricciones ni límites.

iPad Pro 11 2021 vs iPad Air 4

(Image credit: Apple / TechRadar)

¿Cuál podría ser el siguiente paso?

De todas formas, Apple podría ser consciente ya de esto, y de hecho podríamos ver un nuevo iPadOS rediseñado muy pronto. Pero mientras tanto, hay muchas funciones que podrían ayudar a desarrolladores y usuarios ahora mismo:

  • Integración de widgets de Apple Watch y Salud
  • Grabación de Podcasts
  • Soporte (de verdad) para una pantalla externa
  • Que los widgets se puedan poner en cualquier parte de la pantalla de inicio
  • Multitarea mejorada

Ya estamos viendo florecer a macOS después de su caída durante los últimos años, mientras que el MacBook Air, Mac Pro y mac Mini por fin veían su apogeo. Con el nuevo iMac apunto de llegar, muchos estarán tentados de cambiar su iPad, y simplemente pillarse un MacBook Air. Especialmente ahora que el chip M1 están tanto en ordenadores como en tablets, la línea se empieza a desdibujar para muchos, que se preguntan cuál será el mejor en los próximos años.

Los usuarios quieren ver esa variación, esa justificación del por qué el iPad puede hacer algunas cosas mejor que el iPhone y el Mac. iPadOS necesita su momento Mac OS X, y esperamos poder empezar a disfrutar del iPad de nuevo, en vez de esperar a lo nuevo que podría llegar a la plataforma.