Skip to main content

Apple Car: todo lo que sabemos hasta el momento

Apple Car
(Crédito de imagen: Industry Leaders)

La del Apple Car es una historia de muchos contratiempos y reveses.

Los rumores de acuerdos comerciales, asociaciones industriales y especificaciones de vehículos se han ido sucediendo desde que se empezó a hablar de un coche construido por Apple hace varios años, y la empresa de tecnología, conocida por su tendencia a mantener las cosas en secreto, frecuentemente ha salido a desmentir información falsa a medida que el proyecto avanza.

Si bien Apple prácticamente ha confirmado que está trabajando en un proyecto autónomo (con nombre en código Proyecto Titán), muchas preguntas importantes siguen sin ser respondidas.

¿Habrá de verdad un Apple Car? ¿Será tecnología que podamos comprar e integrar en nuestros propios vehículos? ¿Se cederá la licencia de hardware y software a fabricantes de automóviles de terceros? ¿O será parte de un servicio administrado por Apple para movernos en coches sin conductor?

En esta guía te llevamos a través de todo lo que sabemos sobre el Apple Car hasta ahora, incluido lo que esperamos ver cuando finalmente llegue a nuestras carreteras, junto con las últimas noticias, rumores, filtraciones y actualizaciones del más esperado proyecto automovilístico de Silicon Valley. 

Vamos al grano

  • ¿Qué es? El coche de Apple del que se lleva hablando tanto tiempo, posiblemente un EV, podría ser autónomo. 
  • ¿Cuándo sale? En pocas palabras: nadie lo sabe 
  • ¿Cuánto costará? No está claro en este momento, pero no esperes que sea económico.

Fecha de lanzamiento del Apple Car

Por resumir la historia: no se sabe aún.

Esto se debe a que Apple aún no ha encontrado a un fabricante con el que asociarse en el proyecto, y la cuestión de con qué marca de coches hacer negocios ha sido el tema principal de conversación y controversia en torno a la visión del Apple Car.

Ya en mayo de 2018, se informó que Apple estaba en conversaciones con el gigante alemán de la automoción Volkswagen para producir una furgoneta de transporte autónoma basada en el vehículo comercial Transporter T6, un programa que se esperaba que condujera al desarrollo de un coche Apple para el gran mercado.

Pero después de una serie de fallos de prueba de alto perfil y filtraciones de empleados, la asociación entre las dos compañías se enfrió y poco más se supo al respecto. 

See more

Hace poco creímos que el gigante tecnológico estaba en conversaciones prometedoras con Hyundai sobre la producción del EV autónomo. Más tarde informamos sobre los rumores que sugerían que Apple había firmado un acuerdo de fabricación con la filial de Hyundai, Kia, que llevaría el Apple Car al mercado a partir del 2024.

Por desgracia, en la línea de Apple, surgió otro informe que dejaba entrever que Apple había cancelado las conversaciones con Hyundai y Kia, y la compañía dirigió su atención a varios fabricantes de automóviles japoneses en un esfuerzo por que finalmente fructifiquen sus ambiciosos planes de coches eléctricos.

Así pues, parece que Apple todavía está buscando en el 2021 un socio para el proyecto. El analista de Apple Ming-Chi Kuo afirmó recientemente que el Apple Car podría no lanzarse hasta 2028 o más tarde, dado el estancamiento en las negociaciones, así que vamos a esperar mucho tiempo hasta que lo veamos en las carreteras.

Sin embargo, no es de extrañar que la colaboración haya sido un punto de fricción para esta compañía. A pesar de ser considerada la empresa más exitosa del mundo, la experiencia de Apple radica en el desarrollo tecnológico, no en la fabricación de automóviles.

Esto quiere decir que necesita la ayuda de otra marca, pero parece que las grandes compañías de automóviles no están dispuestas a convertirse en un proveedor de repuestos, como Foxconn lo es para Tesla, en un coche que finalmente llevaría el nombre de Apple. 

Especificaciones y expectativas del Apple Car

A pesar del estancamiento en el desarrollo de la producción, el proyecto de Apple Car ha estado en un estado de crecimiento continuo durante varios años. Hay algunos rumores no confirmados (siempre hay que llevar cuidado con Apple) con respecto a las características del próximo vehículo que será, muy seguramente, completamente eléctrico.

El primero es su naturaleza autónoma. Después de los problemas con Volkswagen en el 2018, se informó que Apple centraría su atención en desarrollar software autónomo para vehículos, en lugar de un coche completo en sí mismo.

En junio del 2019, Apple adquirió la startup de vehículos autónomos Drive.ai, lo que además es casi un compromiso para garantizar que su debut en el sector (ya sea con su propio vehículo, software para otros automóviles o un servicio de transporte de Apple) sea de naturaleza autónoma.

Además, mientras que Apple hace todo lo posible para mantener sus planes en secreto, los reglamentos y las solicitudes de patentes ofrecen información sobre los hechos de sus actividades. Las solicitudes de patentes de las que se tiene información revelan un sistema en el vehículo que advierte a los pasajeros sobre lo que haría un coche autónomo, así como ventanillas que puede alterar su transparencia y tinte, lo que quizás es más interesante.

Esto sugiere un intento por parte de Apple de integrar tecnologías que podrían caber en el cristal de la ventanilla de un coche, las cuales permiten a los pasajeros ver de dentro hacia afuera, pero estar protegidos de quienes les miran desde el exterior.

Aún más emocionantes son las supuestas características de automatización, con sensores que permiten que la ventana varíe su tinte o reflejo en función de las condiciones climáticas externas, por ejemplo, cuando el sol brilla con fuerza sobre la carretera.

Irónicamente, otra solicitud de patente de Apple, descubierta en marzo de 2018, sugiere planes para que el vehículo no tenga ninguna ventana. La patente detalla cómo los pasajeros del coche autónomo podrían usar visores de realidad virtual, generando ventanas virtuales con una vista del mundo exterior, o incluso cualquier mundo por el que los ocupantes del automóvil quisieran circular.

¿Te apetece un recorrido por Jurassic Park? Hecho. Incluso podrías utilizar la experiencia de VR para celebrar una reunión virtual en un espacio de oficina virtual, según la patente. 

Patente del Apple Car

(Image credit: United States Patent and Trademark Office)

Si hablamos de otras características que podemos esperar del Apple Car, el jurado está deliberando, aunque hay varias suposiciones que podemos hacer en función de los productos existentes de la compañía y las asociaciones industriales.

Una de esas suposiciones es que el Apple Car casi inevitablemente estará profundamente integrado con iOS, lo que significa que, de alguna manera, tu iPhone, iPad, Apple Watch y tal vez incluso tu Mac podrían tener un papel importante en la funcionalidad del vehículo.

Dada la investigación en curso de Apple sobre la tecnología de baterías de próxima generación, también podemos esperar que el Apple Car venga equipado con una autonomía y eficiencia que supere a cualquier otro automóvil eléctrico en el mercado en este momento.

Además, según los informes, la compañía ha mantenido conversaciones con cuatro proveedores diferentes de sensores LiDAR, que son los láseres que miden la profundidad y la distancia, lo que sugiere que el Apple Car podría parecerse a la flota planificada de vehículos autónomos de Intel.

Con Tesla, también, insinuando planes para ofrecer a los clientes su modo de conducción autónoma completa (FSD) (que permite a los vehículos maniobrar alrededor de objetos y girar sin la intervención del conductor) a través de un servicio de suscripción mensual, está clara la tecnología que podemos esperar en los vehículos autónomos para el gran púlico.

Entonces, en resumen, se espera que el Apple Car sea autónomo, esté fuertemente integrado con iOS, tenga ventanas auto-polarizadas repletas de tecnología y un rango de conducción líder en el mercado.

Precio del Apple Car

Por supuesto, con poca o ninguna información confirmada sobre si el Apple Car será un vehículo, un software o un servicio, es casi imposible predecir cuánto costará.

Dicho esto, podemos comparar los precios de otros vehículos eléctricos de gama alta (con lo que nos referimos a Tesla, básicamente) en el mercado en este momento para tener una idea clara de qué esperar de un Apple Car.

Cuando salga a la venta, se espera que el nuevo Tesla Roadster sea el Tesla más caro disponible, con un precio de compra estimado de alrededor de 180.000€. Sin embargo, en la actualidad, el Model X Performance es el Tesla más caro del mercado, con un precio de compra de 85.000€.

Aunque todavía no hay vehículos totalmente autónomos disponibles para comprar, los conductores de Tesla actualmente tienen que desembolsar 8.000€ para añadir el modo FSD mencionado anteriormente a Autopilot, el sistema de conducción avanzado de Tesla.

Lo que todo puede representar para el Apple Car no está claro. No sabemos si estará dirigido a los consumidores de a pie o si se comercializará como un vehículo de carretera de alto rendimiento y alta gama, por lo que es difícil hacer suposiciones basadas en los precios de la competencia.

En cualquier caso, vale la pena recordar que Apple es Apple. Independientemente de la forma en que llegue el Apple Car, es probable que sea bastante caro.

El camino que el Apple Car tiene por delante

Como conclusión: es probable que el Apple Car todavía esté muy lejos.

Está claro que la compañía ha avanzado en el desarrollo de tecnología autónoma y nuevas características tecnológicas llamativas dadas sus solicitudes de patente y sus escapadas de prueba en carretera, pero no deberíamos esperar ver un vehículo de Apple comercializable durante algún tiempo.

El principal obstáculo para la compañía sigue siendo negociar un acuerdo con un fabricante de automóviles, y con grandes nombres como Volkswagen, Hyundai y Kia potencialmente ya en el montón de prueba y error, será interesante ver si la compañía comienza la producción con cualquiera de las marcas japonesas a las que están tanteando en 2021. 

Logo de Apple

(Image credit: Unsplash/Laurenz Heymann)

Por supuesto, vale la pena señalar que Apple no va precisamente el último en la carrera por producir el primer automóvil autónomo para el mercado en general. Si bien Tesla claramente lidera la clasificación en ese sentido, muchas otras compañías se han apuntado al reto de desarrollar vehículos autónomos de carretera.

Quizás el competidor más comparable de Apple es Waymo, que una vez fue el proyecto de coches de Google y ahora es su propia empresa bajo Alphabet.

Waymo representa una rama vehicular de una importante corporación tecnológica, y permanece igualmente comprometida con las regulaciones cambiantes y los obstáculos de fabricación, lo que quiere decir que Apple no está sola en su desarrollo vertiginoso de este proyecto.

Uber también fue promocionado como el primero en llevar potencialmente coches autónomos a las carreteras, pero un accidente fatal en marzo de 2018 descarriló las pruebas del servicio de viajes compartidos y la compañía cerró el desarrollo de este proyecto en Arizona.

Volkswagen, Jaguar, BMW, Nissan, Ford, Mercedes-Benz, Toyota y GM también han sido objeto de rumores de proyectos de conducción autónoma, pero no parece probable que ningún vehículo seguro, comercialmente viable y para el mercado de masas salga a la carretera de aquí a poco.

Pero lo importante aquí es que algo está sucediendo en Apple, pero todavía no sabemos el qué. Está claro que el gigante de la tecnología espera ser un jugador importante en el juego de los coches autónomos en los próximos años, y también está claro que tendrá que competir con los fabricantes que ya tienen la experiencia necesaria para implementar la tecnología autónoma en una flota de vehículos.

Queda por ver si Apple es el primero en dar con la clave de la tecnología de vehículos autónomos, pero con un historial tecnológico tan icónico como el del gigante estadounidense, Apple no perdería la oportunidad de desarrollar algo verdaderamente innovador.