El MacBook Air M3 no será un imán para huellas dactilares, según Apple

Apple MacBook Air M3
(Crédito de imagen: Future / Lance Ulanoff)

Las similitudes entre el MacBook Air M3 y sus predecesores son numerosas, ya sea para bien o para mal, pero Apple ha anunciado que habrá una diferencia clave entre los modelos.

La variante de color Medianoche del portátil no será tan fácil de marcar con huellas dactilares esta vez. El 'Scratchgate', como se llamó en 2022 al MacBook Air M2, surgió debido a que la versión Medianoche era particularmente vulnerable tanto a las huellas dactilares como a los arañazos.

Según Apple, la nueva versión M3 cuenta con un "sello de anodización innovador para reducir las huellas dactilares", similar al MacBook Pro M3 Negro Espacial, que fue el primero de los portátiles de Apple en recibir dicho recubrimiento.

Apple parece tener la solución en la mano

Teniendo en cuenta lo prominente que fue el 'Scratchgate' con el MacBook Air M2, es bueno ver que Apple ha tratado adecuadamente el problema añadiendo este nuevo recubrimiento para proteger mejor el chasis de la versión M3. Sobre todo porque los compradores están invirtiendo en este nuevo producto y merecen tener uno que mantenga su estética.

Esperemos que, una vez que se liberen los pedidos anticipados y la gente empiece a tener el portátil en sus manos, el recubrimiento sea más que suficiente para proteger el exterior de las huellas dactilares. Sin embargo, por lo que han dicho los que tienen el Pro, el sellado de anodización sí parece ser tan eficaz para reducir la cantidad de huellas dactilares como afirma Apple, lo cual es una buena noticia para el Air M3 de medianoche. Tampoco ha habido quejas importantes sobre arañazos en el chasis, lo que también es una buena señal.

Crucemos los dedos para que este recubrimiento sea la solución definitiva a este problema y que Apple no permita que vuelva a ocurrir, ya que la calidad y la estética son dos de los mayores argumentos de venta del gigante tecnológico.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de