Skip to main content

PC gaming vs PS5 y Xbox Series X|S: ¿con cuál se juega mejor?

Una PS5 frente al CLX Scarab
(Crédito de imagen: Future)

La última década ha visto el resurgir del PC gaming frente a las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft, consolidando el hardware tope de gama para poder jugar los mismos juegos que encontrarías en un ordenador gaming premium.

Tanto la PlayStation 5 como las Xbox Series X|S tiene casi el mismo dúo de CPU y GPU de AMD con pequeñas diferencias en el rendimiento. El hecho de que Microsoft tenga un ecosistema que permita jugar tanto en PC como en Xbox difumina la línea entre consolas y ordenadores. Por resumir, jugar es más accesible que nunca.

Entre el dominio móvil del gaming en el mercado ocupando casi un 50% y un lento crecimiento del streaming de videojuegos, tiene sentido. Las consolas ocupan un 30% de la cuota de mercado en la industria, mientras que el PC tiene un 25%. La línea entre PS5, Xbox Series X|S y el ordenador se hace menos relevante, ya que los jugadores pueden elegir.

Tomar esa decisión es ahora más difícil que nunca, debido a la escasez de chips, que puede alargarse hasta 2024, pero los futuros compradores tendrán una oportunidad de barajarlo todo antes de saltar de lleno a la nueva plataforma, sea cual sea.

PC gaming vs PS5 y Xbox Series X|S: coste del hardware

La Nvidia GeForce RTX 2060 puesta en la placa base

(Image credit: Future)

Lo primero que hay que tener en cuenta es el presupuesto. Las consolas suelen ser más baratas que el PC gaming más económico, e incluyen todo lo que se necesita para empezar. La PS5 de Sony viene en dos versiones: la versión digital por 399€ y la estándar por 499€.

Las variantes de Xbox Series X|S hacen que Microsoft juegue algo distinto. Por 499€, la Xbox Series X tiene más funciones que la PS5, pero la Series S es menos potente y carece de unidad de disco. La escasez de chips ha creado un mercado negro de consolas con unos precios hasta un 50% por encima del PVP. Aun así, y con los desorbitados precios que vemos por Wallapop, las consolas siguen siendo más baratas que hacer por tu cuenta un PC gaming con unas especificaciones similares.

Y crear un ordenador con el mejor procesador, la mejor gráfica y el mejor SSD va a costarte mucho dinero. Y eso sin tener en cuenta el resto de hardware, como un ratón o unos cascos gaming, si los necesitas.

Cuando construyes un PC gaming, la CPU de AMD Zen 2 que está en la nueva generación de consolas cuesta alrededor de 300€ ella sola, y la GPU de AMD basada en RDNA 2 parte de unos 470€. Los ordenadores gaming también se han visto afectados por la escasez de chips, así que los precios siguen siendo bastante altos, y eso sin contar el precio de la caja, la fuente de alimentación, la refrigeración y la licencia de Windows 11.

Los que optan por lo configurado de fábrica tendrán mejores precios, pero quedarse cerca del rendimiento de las consolas de nueva generación sigue costando mucho más que la propia consola (suponiendo que puedas encontrar una).

PC gaming vs PS5 y Xbox Series X|S: ¿de qué son capaces?

Rayos de sol a través de árboles en Minecraft con trazado de rayos

(Image credit: Microsoft; Nvidia)

Por mucho que nos guste ver un MacBook o un iMac gaming de Apple, jugar está casi limitado a Windows en exclusiva, y el sistema operativo puede con un montón de tareas que no están relacionadas con el gaming.

Una consola de nueva generación no va a abrir el Photoshop o el Premiere, y cualquiera que haya usado un mando para poner una contraseña entenderá que un procesador de texto no es el punto fuerte de las consolas. Incluso tareas secundarias como el modding o el streaming son mucho mejores en el ordenador.

En cualquier caso, construir de cero un PC gaming es una experiencia única. Hacerlo también depende de los juegos que vayas a instalar. Un ordenador para jugar al Fortnite o al Rocket League te va a costar mucho menos que uno para pasarte el Cyberpunk 2077 en 4K con los gráficos al máximo y el trazado de rayos activado. Ten en cuenta que al construirlo tú mismo, la optimización y resolución de problemas será más compleja.

Las consolas están hechas con un único propósito, así que los usuarios saben perfectamente dónde se meten. Los desarrolladores de videojuegos también saben de antemano el tipo de hardware de las consolas, optimizando así sus juegos con las especificaciones de cada consola, lo que permite jugar a títulos AAA con un hardware menos potente que el de un ordenador.

Hay algunas diferencias entre lo que pueden hacer la PS5 y la Xbox Series X. La de Sony tiene funciones como las del mando DualSense, que lo convierte en una experiencia más inmersiva. Por otro lado, la Xbox Series X tiene retrocompatibilidad, lo que aumenta las posibilidades para jugar, ya que es compatible con juegos incluso  de la Xbox original.

También hay otros detalles, como la manera en que Sony maneja el almacenamiento en comparación con Microsoft. A pesar de que este último no tenga VR, los PCs y Sony le han dado una cálida bienvenida. Los jugadores de PC tienen una gran variedad de cascos de realidad virtual, y Sony ofrecerá la nueva versión del suyo más pronto que tarde.

PC gaming vs PS5 y Xbox Series X|S: exclusividad

Horizon Forbidden West

(Image credit: Sony)

Se ha convertido ya en una tradición. Los juegos AAA de Sony son exclusivos de sus consolas. Aunque la compañía nipona está llevando algunos de sus títulos a PC, la única manera de jugar a Returnal o Ratchet & Clank Rift Apart es en una PS5.

La estrategia de Microsoft es convertirse en un ecosistema que elimina la línea entre PC, consola y su tecnología de streaming de videojuegos. A través de la iniciativa de Play Anywhere de Windows, los suscriptores del Game Pass Ultimate pueden jugar los exclusivos de Microsoft en otras plataformas.

La biblioteca de juegos de PC es mucho más grande que la de consolas. Con tiendas online como EA, Epic Games, Rockstar, GOG o el rey, Steam; el catálogo de ordenador es casi infinito. Lo que pueden ofrecer Sony y Microsoft ni se le acerca.

A pesar de ello, la era de los juegos AAA exclusivos para ordenador es cosa del pasado, ya que las consolas han subido el listón casi al mismo nivel que un PC gaming. Además, como tanta gente tiene una consola, es mucho más fácil para los desarrolladores llevar los juegos a ellas que a un ordenador.

Sigue habiendo muchos juegos exclusivos de PC, como League of Legends y Guild Wars 2. Half Life: Alyx, considerado el máximo exponente de la realidad virtual, solo se puede jugar en PC con unos cascos VR, pero los días de los títulos exclusivos para PC como lo era el Half-Life original están casi obsoletos. 

PC gaming vs PS5 y Xbox Series X|S: precio de los juegos

Xbox Game Pass cloud gaming

(Image credit: Microsoft)

Con los avances en tecnología y fidelidad visual, los juegos son cada vez más caros de producir, por regla general. Hoy en día, un título AAA se vende por unos 70€, un salto de 10€ sobre la anterior generación de consolas. 

Sony y Microsoft también han tomado caminos distintos sobre cómo acceden al contenido sus jugadores. Los suscriptores de Sony podrán disponer del nuevo servicio PlayStation Plus dentro de poco, y tendrán acceso a dos juegos gratis al mes como mínimo. El programa de Microsoft, Game Pass, es considerado el Netflix de los videojuegos, al tener un precio mensual que otorga acceso a un montón de títulos que van rotando mes a mes. Ambos servicios también ofrecen descuentos en compras para los suscriptores, y suele haber eventos de varios días en los que encontrar buenos chollos.

Los jugadores de PC tiene algo más de flexibilidad a la hora de pagar por los juegos. La mayoría de tiendas digitales como Steam ofrecen muchas más ofertas y suelen ser más baratos que los de consola, y hay muchos juegos indie en PC que puedes comprar por lo mismo que te cuesta un café. Luego hay otras tiendas como Humble Bundle con ofertas especiales que pueden ser increíblemente baratas.

Cuando se trata de juegos AAA, no hay mucha diferencia entre los precios de PC y los de consolas. Son muy altos, algo que puede cambiar si dos tiendas grandes luchan por las ventas, así que al final, tampoco debe preocuparte mucho, ya que no vas a pagar de más en una plataforma u otra.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

With contributions from