Skip to main content

Pruebas con las cámaras del Samsung Galaxy S22 Ultra y del iPhone 13 Pro Max: por esto uno de ellos es mi preferido

Samsung Galaxy S22 Ultra Vs iPhone 13 Pro Max
(Crédito de imagen: Future)

Si tienes presupuesto de sobra, y quieres comprarte el móvil que haga las mejores fotos, básicamente tienes dos modelos donde elegir.

El Samsung Galaxy S22 Ultra (opens in new tab) y el iPhone 13 Pro Max (opens in new tab) son los dos teléfonos con las mejores cámaras del mercado (opens in new tab), y seguro que a estas alturas, ya has visto en Internet un montón de muestras de cámaras de ambos móviles.

Sin embargo, teniendo en cuenta que uno ejecuta Android y el otro iOS, y que lo normal es que cada persona sea fiel al sistema operativo que más le gusta, no es tan habitual comparar las cámaras de estos dos teléfonos cara a cara.

Y eso es una pena, ya que normalmente, cuando la gente dice que uno u otro es el móvil con la mejor cámara, lo más seguro es que no haya probado ambos dispositivos. Por otro lado, aquellas veces en que alguien los ha visto juntos, es porque han consultado las comparativas que han hecho los expertos, que se dedican a hacer fotos con los dos teléfonos, y luego se pasan un montón de tiempo analizando los resultados, pero no suelen tener en cuenta el factor humano.

Por eso, he pensado en hacer esta comparativa, y la pura verdad, es que yo no soy para nada de Apple, y tampoco de Samsung; yo soy más de dispositivos más pagables y con una buena relación calidad-precio, por lo que a continuación he hecho una comparativa desde un punto de vista neutral, haciendo fotos con ambos dispositivos para ver cuál me ofrecía una experiencia fotográfica más divertida.

Aquí tenéis una rápida comparación de las especificaciones

Antes de entrar a contaros lo que he ido descubriendo al comparar las cámaras del Samsung Galaxy S22 Ultra y el iPhone 13 Pro Max, creo que no viene mal repasar un momento las especificaciones de las cámaras de cada uno:

Tipo de cámaraiPhone 13 Pro MaxSamsung Galaxy S22 Ultra
Principal12MP f/1.5 26mm180MP f/1.8 23mm
Ultra gran angular12MP f/1.8 13mm 130-grados12MP f/2.2 13mm 120-grados
Teleobjetivo12MP f/2.8 77mm 3x zoom10MP f/2.4 70mm 3x zoom
Cámara periscópicaNo tiene10MP f/4.9 230mm 10x zoom

¿Las fotos estándar? Demasiado parecidas

Cuando empecé a hacer fotos con el modo estándar (1x) tanto con el iPhone como con el Galaxy, me di cuenta de algo, y al pasar las fotos a mi ordenador y ampliarlas, lo pude ver claramente.

Resulta que cuando se trata de fotografías de este tipo, hay tan pocas diferencias entre los resultados de un móvil y el otro, que son prácticamente irrelevantes. Al menos en la pantalla de mi ordenador, los colores parecen casi idénticos, el campo de visión es casi el mismo (aunque un poco más amplio en el Samsung). Y de verdad que no se aprecian grandes cambios entre las fotos.

Claro que puedes hacer zoom en algunas zonas y ver algunas ligeras discrepancias en algunas áreas, por ejemplo, los balcones que hay arriba a la izquierda se ven un poco sobreexpuestos en el Samsung, mientras que el iPhone pierde claramente detalle cuando empiezas a ampliar la imagen, pero claro, en la práctica, nadie se va a poner a hacer eso, ¿no?

Así que, desde mi punto de vista, me parece que ambos móviles ofrecen básicamente la misma experiencia cuando se trata de este tipo de fotografías. Por eso, tuve que ponerme más creativa con las pruebas.

Primeros planos

A mí, al igual que a mucha otra gente, me gusta un buen primer plano de ciertas cosas, pero parece ser que tanto Apple como Samsung no opinan lo mismo, ya que si no, hubieran hecho que sea mucho más fácil hacer este tipo de fotografías con sus móviles.

Verás, ambos dispositivos hacen uso de la lente ultra gran angular para hacer fotos macro, y los dos móviles cambian automáticamente a ese sensor cuando te acercas a un sujeto. Sin embargo, los resultados no son perfectos en ninguno de los dos casos.

Cuando acerqué el Samsung Galaxy S22 Ultra a las hojas que veis en las fotografías anteriores, con la intención de conseguir que las hojas más cercanas se vieran enfocadas, el resto ligeramente desenfocadas, y el fondo bien desenfocado, lo cierto es que me costó bastante conseguir el efecto deseado. Tuve que concentrarme en mantener el móvil totalmente quieto y ajustar manualmente el enfoque utilizando los controles en pantalla.

Pues bien, si con el Galaxy me costó lo mío, con el iPhone fue prácticamente imposible. El teléfono cambiaba entre una lente y otra de forma aparentemente aleatoria cuando lo acercaba a las hojas, y no había forma consistente de conseguir el nivel correcto de enfoque, o de mantener el móvil en modo macro. Y encima, a veces, cuando el modo se activaba, no enfocaba lo que tenía que enfocar.

Por lo tanto, las imágenes que ves aquí encima en realidad no están hechas con el modo macro del iPhone, simplemente porque no conseguí apañarme lo suficientemente bien con el teléfono para asegurarme de que salía bien.

En definitiva, ninguno de los dos móviles sale bien parado en este tipo de fotografías, ya que ninguno tiene una lente macro dedicada, tal y como tienen otros teléfonos del mercado, pero entre estos dos, el iPhone sale perdiendo.

Vamos a por las angulares

Cuando he ido a subir las dos fotos anteriores a este artículo, he tenido que comprobar varias veces que no hubiera subido sin querer la misma fotografía dos veces, ya que son tan parecidas que es difícil distinguirlas.

Ambas cámaras ultra gran angulares tienen la misma resolución y casi el mismo campo de visión, los colores son básicamente los mismos y no hay ninguna diferencia notable en cuanto a la distorsión. De hecho, prácticamente la única manera de distinguir ambas imágenes es fijarse en que se ve un cachito más del muelle en la fotografía del iPhone.

A mí, las casi inexistentes diferencias entre estas fotos angulares hechas por el iPhone y por el Samsung no me dicen mucho, por lo que no tengo mucho más que añadir en esta sección.

Haciendo un poco de zoom

Por fin llegamos a lo interesante: las capacidades de hacer zoom.

Tanto el Samsung Galaxy S22 Ultra como el iPhone 13 Pro Max ofrecen zoom 3x con su teleobjetivo (aunque el Galaxy tiene una segunda cámara para hacer zoom, pero de eso hablaremos más adelante). Eso sí, cabe señalar que eso no significa que la cantidad de zoom sea la misma, ya que cada uno contabiliza los 3x desde la perspectiva del modo estándar de cada uno.

Como el iPhone tiene una distancia focal más amplia para su lente principal, eso significa que si acercas 3 veces la imagen con el zoom 3x, en realidad se acerca más al objetivo que el Samsung. Esto es algo que se ve claramente en las muestras de imagen anteriores, ya que como ves, con el iPhone 13 Pro Max no puedes ver ningún cacho de la zona despejada del cielo.

A la hora de hacer la foto de este árbol, el iPhone funciona bien y enmarca bien las ramas. Sin embargo, cuando se amplía la imagen, aparece un extraño problema en el iPhone... si te fijas en la casa de la izquierda, podrás observar que tiene un toque más amarillento en la imagen captada por el iPhone 13 Pro Max, tanto en comparación con la foto hecha con del S22 Ultra, como con la casa real.

Por lo tanto, encontramos cosas buenas y malas en ambas fotografías, aunque si tuviera que decidir, elegiría la del iPhone en este caso. ¿Qué pasa? Pues que si este fuera el final de la prueba de cámara, ya tendríamos ganador, pero lo cierto, es que el móvil de Samsung tiene más que ofrecer, y el de Apple no.

Vayamos más allá con el zoom

Lo reconozco, me encanta usar teleobjetivos o cámaras periscópicas para acercarme lo máximo posible a ciertos sujetos. Y la pura verdad, es que la capacidad de hacer zoom del iPhone 13 Pro Max pasa a ser cada vez más decepcionante en el momento que pasas de los 3x.

El zoom máximo del iPhone es de 15x, y dada la limitada resolución de 12MP de su teleobjetivo, verás que conforme te acercas a ese nivel de zoom, los resultados se ven cada vez más pixelados (ya que el zoom digital es básicamente un recorte).

En comparación con el Samsung Galaxy S22 Ultra, que te ofrece zoom óptico hasta 10x gracias a su cámara periscópica, pudiendo llegar hasta 100x con el zoom digital si quisieras, aquí no hay vuelta de hoja: el Galaxy es muy superior para este tipo de fotografías.

Hay que tener en cuenta que las fotos con zoom no son solo útiles para captar imágenes de pájaros o barcos lejanos. Esta capacidad también es genial para hacer primeros planos de animales o flores que están a media distancia, ya que la distancia focal da lugar a fotografías con una fantástica profundidad de campo.

En mis pruebas con las cámaras del iPhone 13 Pro Max y el Samsung Galaxy S22 Ultra, con frecuencia me pasó que me encontré con sujetos que no podía capturar con el iPhone, porque el móvil simplemente no se acercaba lo suficiente. Y en esos casos, solo me resultaba útil el Galaxy.

Conclusión

Lo he dicho al principio, esta no iba a ser una comparativa típica y completa de las cámaras de estos dos móviles. Yo lo que hice fue usar las cámaras para hacer el tipo de fotografías que yo haría en un día normal si saliera de casa a pasear. Obviamente, hay otros muchos tipos de fotos que no puse a prueba, como el modo nocturno o las fotos selfie.

Pero para mí, gracias a su capacidad de hacer zoom, el Samsung Galaxy S22 Ultra se convirtió en mi preferido de estos dos móviles. Me dio la versatilidad que necesitaba para pasar de foto ultra gran angular a una con mucho zoom, según lo que me pidiera cada situación.

Por otro lado, el hecho de que el iPhone sea tan incómodo de sujetar debido a sus bordes planos, junto con la aplicación de su cámara que creo que podría ser mejor, son cosas que tampoco ayudaron a este teléfono. Pero, sea como sea, fue realmente la capacidad de hacer zoom del Galaxy S22 Ultra donde pienso que el teléfono destacó claramente.

Esperemos que Apple aprenda un par de cosas de cara al lanzamiento del iPhone 14 (opens in new tab): tratándose de un dispositivo tan caro, un zoom óptico de 3x no es suficiente.

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de