Tu próximo teléfono Samsung Galaxy podría contar con Face ID

Metalenz Polar ID
(Crédito de imagen: Metalenz)

El futuro del reconocimiento facial ultraseguro podría llegar por fin a los teléfonos Android, y todo gracias a una empresa tecnológica, Metalenz, que se ha centrado en una técnica de imagen de vanguardia a nivel cuántico.

Face ID de Apple ha sido el estándar de oro en la tecnología de reconocimiento facial de teléfonos inteligentes durante casi una década y, hasta ahora, los fabricantes de Android no han respondido de la misma manera. Samsung, posiblemente el líder de Android, ofrece actualmente ese reconocimiento facial que, según admite, todavía puede ser engañado por "alguien que se parezca a ti o que utilice una imagen de tu cara". No es precisamente algo que genere confianza.

Esta semana, sin embargo, Samsung se ha asociado con Metalenz para llevar su nuevo Polar ID a futuros smartphones.

"Nuestra colaboración con Metalenz no se limita a combinar tecnologías, sino que supone un avance fundamental en las capacidades de imagen biométrica, haciendo accesibles a escala mundial soluciones de desbloqueo facial más seguras y asequibles", declaró el vicepresidente de Ventas y Marketing de Sensores de Samsung en un comunicado.

Metalenz Polar ID

El sistema de sensores Polar ID de Metalenz (abajo) comparado con uno similar al que se encuentra en Face ID. (Image credit: Metalenz)

La potencia y seguridad de Face ID son producto de su proceso de reconocimiento facial en dos pasos: hay un sensor para reconocer la cara y luego una segunda pasada del sensor que utiliza la proyección detallada de puntos y un sensor 3D para identificar la cara como un ser humano vivo. A diferencia de la actual tecnología de reconocimiento facial de Samsung, no se puede engañar a Face ID con una foto. En todos los años que llevo probando iPhone con Face ID, la única vez que pude engañarlo fue con gemelos idénticos. En su momento, Apple señaló que esta era la única forma en la que sería posible engañar a su tecnología biométrica: con dos personas que comparten un ADN casi idéntico.

Polar ID busca ser más que igual a Face ID. Metalenz asegura que es más seguro que las tecnologías existentes. No puedo verificarlo, pero sí confirmar que la tecnología es muy diferente.

En lugar de un proceso de dos pasos para identificar y verificar los rostros, Polar ID se basa en un par de tecnologías de vanguardia para reconocer un rostro y la firma de la piel.

Una de las principales innovaciones de Metalenz es el uso de la metaóptica o nanofotónica, que lleva la manipulación de la luz más allá de las lentes a las metasuperficies. Estas superficies son mucho más pequeñas que una lente óptica y pueden manipular la luz mediante nanoestructuras.

Las metasuperficies son capaces de clasificar los fotones polarizados, que los algoritmos personalizados de Metalenz leen para crear un rostro específico, o incluso la firma de la piel.

Metalenz afirma que su tecnología es tan eficaz que ni siquiera una máscara de vida de alguien puede engañarla.

Ahora, Metalenz está un paso más cerca de producir Polar ID y posiblemente llevarlo a los teléfonos Samsung Galaxy tras asociarse con Samsung para utilizar su sensor de imagen ISOCELL Vizion 931. Presentado a finales del año pasado, el ISOCELL Vizion 931 destaca por su obturador global, que permite capturar imágenes completas al instante (en lugar de escanear línea por línea).

Samsung construyó el sensor de imagen con aplicaciones como Polar ID en mente, señalando el año pasado que el sensor es "óptimo para el reconocimiento del iris, el seguimiento ocular, así como la detección facial y de gestos en dispositivos de visualización montados en la cabeza como los auriculares XR."

Incluso si Polar ID no es más eficaz que Face ID, la tecnología seguramente será una bendición para los teléfonos Android. Menos componentes significan menor coste y más espacio para otras tecnologías, como cámaras con zoom más potentes. Como mínimo, Polar ID debería permitir a Samsung eliminar esas embarazosas salvedades de su tecnología de reconocimiento facial y, tal vez, ponerla en igualdad de condiciones con el iPhone, donde los propietarios utilizan Face ID no solo para desbloquear el teléfono, sino también para autenticar o contraseñas y realizar innumerables compras móviles.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de