He pasado un día con el DJI Mini 3 Pro y va a sustituir mi Mavic 2 Pro

El DJI Mini 3 Pro en un bosque
(Crédito de imagen: DJI)

Cada cámara supone un gran desembolso, y con los drones pasa lo mismo. Pero después de haber pasado unas cuantas horas con el pequeño DJI Mini 3 Pro, estoy convencido de que es lo suficientemente bueno como para jubilar mi DJI Mavic 2 Pro. Para un fotógrafo de paisajes profesional al que le gusta viajar lo más ligero posible, es una oferta que no puedo rechazar.

Si te has perdido el lanzamiento de DJI, el Mini 3 Pro es lo que más cerca está en el mundo de los drones de una cámara compacta como la Fujifilm X100V, que tiene funciones muy premium en un factor de forma minúsculo. Es un dron que cabe en la palma de la mano y que entra dentro de la categoría sub-250g (que tiene importantes ventajas) ofreciendo funciones que no habíamos visto antes en la serie Mini.  

DJI Mavic 2 Pro

El DJI Mavic 2 Pro antes de su jubilación. (Image credit: Future)

Quería vender mi DJI Mavic 2 Pro, un dron mucho más grande que pesa casi 1kg, antes del lanzamiento del DJI Mavic 3. He estado usando el Mavic 2 Pro cada vez menos, ya que mi equipo fotográfico ya pesa bastante sin él. Además también me preocupaban las regulaciones de la EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) en materia de drones, ya que el 1 de enero de 2024 entrará en vigor una ley que cambiará cómo volamos ahora los drones.

Pero el DJI Mini 3 Pro es el dron que estaba esperando. El precio del Mavic 3, que parte de los 1.929€, era muy difícil de justificar. Y aunque había pensado en el Mavic Air 2S, que es muy bueno en muchos aspectos, no me llamaba mucho la atención. Con el Mini 3 Pro, sin embargo, había encontrado mi alma gemela de los drones.

Una pequeña fantasía

Una de los puntos fuertes del Mini 3 Pro es que cabe en la palma de la mano y solo pesa 249g. Las baterías extra pesan 121g y el nuevo mando DJI RC pesa 390g, así que llevar el dron junto a un equipo fotográfico va a pesar menos que si metiera el Mavic 2 Pro o el Mavic 3.

Por dar algo de contexto, el Mini 3 Pro y el paquete Vuela Más con tres baterías y un mando pesa solo 881g. Tengo suficiente batería como para volar alrededor de una hora, y el kit entero sigue pesando menos que el Mavic 3 sin el mando o alguna batería de más.

En mi viaje a la cantera de pizarra de Dinorwic, en Escocia (arriba), el Mini 3 Pro era muy cómodo de llevar, pero no quiere decir que la calidad de imagen haya sido peor.

El nuevo sensor de 12.1MP de 1/1.3 pulgadas es capaz de fotografiar imágenes de 48MP en RAW  y JPEG, y ofrece un manejo del ruido con una ISO altísima sin generar ruido con la ISO a 6400. La cámara se puede rotar 90 grados para modo retrato (fantástico), y la lente ofrece un equivalente focal a 24mm con una apertura f/1.7, lo que convierte al dron en el mejor de sus predecesores en condiciones de poca luz.

Un paisaje montañoso fotografiado desde el dron

El modo vertical del DJI Mini 3 Pro da mucha flexibilidad fotográfica. (Image credit: Future)

Un punto débil de esa rápida apertura es que los filtros de la ND (Densidad Neutral) son absolutamente necesarios para conseguir una velocidad de obturación rápida en movimiento cuando grabas de día. Cuando se trata del vídeo, es posible grabar a 4K hasta 60fps, 2.7K hasta 60fps o FHD hasta 120fps con los perfiles de color Normal y D-Cinelike disponibles. 

Como puedes ver, el Mini 3 Pro es un dron muy capaz en fotografía y vídeo con especificaciones que engañan por su pequeño tamaño. Pero lo que me llama la atención de él no son solo sus especificaciones.

Que comience el vuelo

Las ventajas de un dron por debajo de los 250g dependerán de dónde vivas, ya que las leyes varían por región. Pero para los que vivimos en Europa, el peso del Mini 3 Pro le da un par de ventajas.

En España, por ejemplo, puedes volar el Mini 3 Pro más cerca de gente que no esté relacionada con el vuelo que sus hermanos más pesados , siempre que tengas el dron certificado. No hace falta nada más, y con drones por debajo de los 250g, como el Mini 3 Pro, puedes volar hasta 30m (horizontalmente) de la gente, pero sin volar sobre ellas.

El mando del DJI Mini 3 Pro

(Image credit: Future)

La otra gran ventaja llega de la mano de las regulaciones de la EASA. Estas nuevas leyes, que no entrarán en vigor hasta el 1 de enero de 2024, podría hacer que volar drones como el Mavic 2 Pro sea más complicado, ya que requerirían volarlos mucho más lejos de áreas pobladas.

Pero como el Mini 3 Pro pesa menos de 250 gramos, podré seguir volándolo en la llamada categoría A1 a partir del 2024, incluso aunque carezca del nuevo estándar CE Class. Eso hace que los drones de menos de 250g sean los que más aguanten de cara al futuro en Europa.

El pequeño mundo

La naturaleza compacta del Mini 3 Pro, junto a sus nuevas funciones y calidad de imagen, lo convierten en una opción muy competitiva. Pero hay otro dron que ofrece especificaciones y funciones similares: el Autel Evo Nano+.

El Evo Nano+ ofrece casi lo mismo que el Mini 3 Pro. Su cámara tiene una apertura f/1.9 y un sensor de 12.5MP de 1/1.28 pulgadas capaz de fotografiar a 50MP y grabar 4K hasta 30fps. Como el Mini 3 Pro, también evita obstáculos. Son dos de los drones compactos más potentes disponibles actualmente.

El DJI Mini 3 Pro en el suelo

(Image credit: Future)

Estoy en proceso de probar el DJI y el Autel cara a cara, así que tendremos una comparativa dentro de poco. Sobre el papel, son muy similares (también en precio). 

Antes de que llegaran estos drones, la calidad de imagen siempre me ha preocupado en los modelos compactos, sobre todo después de tener un dron con un sensor de una pulgada. Pero el Mini 3 Pro y el Evo Nano+ han cambiado las normas, con funciones premium que solo se encontraban en modelos más grandes y caros, ahora con un factor de forma mucho más fácil de llevar.

Recogiendo el testigo

Después de haber estado volando el DJI Mini 3 Pro, puedo decir con seguridad que va a ser el sustituto oficial de mi Mavic 2 Pro. A pesar del incremento de precio respecto a su predecesor, creo que cuesta cada euro de su precio en términos de potencial creativo.

Poder disparar en 12.1MP con archivos RAW de 48MP, la rotación de la cámara 90 grados para modo retrato o la grabación de vídeo en 4K hasta 60fps con perfiles como D-Cinelike es lo más de lo más para un dron de este tamaño.

El DJI Mini 3 Pro en el suelo

(Image credit: Future)

A pesar de su seductor tamaño y bajo peso, los anteriores modelos Mini no llegaban a captar mi atención porque no eran superiores al Mavic 2 Pro, aunque fuera más grande. Pero el Mini 3 Pro es perfecto. Vuela increíblemente bien, y la creatividad se abre camino en cada despegue y aterrizaje. El nuevo mando DJI RC Smart Controller también ayuda a crear una experiencia de vuelo facilísima y sin barreras.

Seguramente reserve el Mini 3 Pro con el DJI RC Smart Controller y el paquete Vuela Más. El paquete con el mando no cuesta mucho más que el que tiene el mando estándar, y el Vuela Más siempre merece la pena porque ahorras más dinero que comprando los accesorios por separado. Un dron completo con funciones profesionales y que pese todo menos de 900g es una oferta brillante que me voy a llevar a todos mis viajes.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de