Skip to main content

Una pena, el Samsung Galaxy S22 Ultra es un enorme imán para el polvo

Samsung Galaxy S22 Ultra
(Crédito de imagen: Future)

Es una pena, pero el Samsung Galaxy S22 Ultra (opens in new tab) que estamos poniendo a prueba ya está lleno de polvo, y apenas lo tenemos desde hace una semana. Y no es porque lo hayamos tenido parado sobre una superficie sin usarlo, sino porque un cambio en el diseño de este móvil ha hecho que se convierta en un imán para el polvo.

Resulta que si bien el Galaxy S21 Ultra (opens in new tab) equipa un módulo de cámaras en el que las distintas lentes van metidas dentro de un mismo bloque, en el tope de gama de 2022 no han usado el mismo diseño. 

En el nuevo Galaxy S22 Ultra las distintas lentes sobresalen de forma independiente de la parte trasera del móvil, y por lo que hemos podido ver, el polvo se queda pegado entre cada uno de esos bultitos y se acumula. Bueno, y cuando decimos polvo, también incluimos a cualquier tipo de pequeña partícula o migas que pueda haber, por ejemplo, en el bolsillo del pantalón.

Como resultado, nos vemos limpiando la parte trasera del teléfono varias veces al día usando el típico pañito que se usa para limpiar las gafas, para evitar que se acumule demasiado. No es la solución ideal, pero al menos no tenemos la sensación de estar usando un móvil antiguo lleno de polvo.


Cuando un diseño especial trae consecuencias

Si bien algunos dispositivos como los smartwatch se suelen ensuciar y llenar de partículas extrañas con bastante facilidad, sobre todo en la zona donde se une la correa con el reloj, los móviles no suelen tener este tipo de problemas, al menos, no tan a menudo. Esto es debido a que tienen menos ranuras o lugares en los que el polvo se pueda meter.

Pero claro, en algunos teléfonos, como en el caso del Galaxy S22 Ultra, en los que se opta por un diseño de cámaras en el que cada lente va por separado, pues como resultado, el polvo se queda en las zonas que hay entre cada lente. Pero ese no es el único tipo de diseño que tiene este problema, ya que, por ejemplo, los dispositivos con zonas móviles sufren de lo mismo.

Cuando pusimos a prueba el Galaxy A80, que tiene un módulo trasero que sube y gira para poder usar la cámara para hacerte un selfie, también descubrimos que esa zona podía llegar a ensuciarse bastante y dar problemas por ello.

Pero este no es solo un problema de Samsung, aunque resulta gracioso que los dos ejemplos típicos que se nos vienen a la cabeza sean móviles Galaxy.

Cuando un teléfono es especialmente estiloso o elegante, lo cierto es que cualquier mancha o desperfecto llama más la atención, ya que puede fastidiar ese atractivo, y eso es lo que pasa con el Galaxy S22 Ultra. Sin dudas, los fabricantes de móviles deberían pensar alguna manera de solucionar este problema de diseño en el futuro.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.