Skip to main content

Netflix puede aguantar la competencia de Disney+ hasta el 2026, según un nuevo estudio

Streaming en un iPhone
(Crédito de imagen: Shutterstock / Koshiro K)

Parece que Netflix puede capear el temporal del streaming, después de todo. 

Según informa Deadline (opens in new tab), un nuevo estudio realizado por la empresa británica de datos Omdia sugiere que Netflix seguirá siendo el servicio de streaming más popular del mundo al menos hasta 2026. Disney+ seguirá creciendo a un ritmo más rápido, según las estimaciones, pero no eclipsará a su mayor competidor tan pronto como se pensaba (otros analistas (opens in new tab) habían previsto un ascenso al primer puesto de Disney+ para el 2024).

Netflix perdió 200.000 suscriptores entre enero y marzo de este año, cifra que se espera que supere los dos millones a finales de junio. Pero, según Omdia, la suerte de la plataforma cambiará poco a poco, hasta contar con unos 260 millones de suscriptores frente a los 240 millones de Disney+ en el 2026. 

El nuevo estudio supondrá un respiro para Netflix en medio de las frustraciones de los clientes por sus impopulares subidas de precios, la disminución de la calidad de los contenidos, la inclusión forzosa y la cultura de la cancelación creativa. 

Las conclusiones de Omdia no predicen un cambio drástico en la trayectoria de la empresa (sugieren que la base de suscriptores de Netflix solo crecerá en unos 40 millones en los próximos cuatro años), pero los datos apuntan, no obstante, a una larga suspensión de la ejecución.

Para que quede claro, Netflix y Disney+ registraron, en marzo del 2022, cifras totales de suscriptores de 221,6 millones y 137,7 millones, respectivamente.

Infografía que muestra las cifras de abonados al servicio de streaming a partir de marzo de 2022

(Image credit: TechRadar)

Omdia también predice que, para 2026, HBO Max y Prime Video contarán con unos 150 millones de suscriptores, y que Peacock y Paramount Plus serán los dos siguientes servicios de streaming más populares de la manzana.

No olvidemos a los que regresan

Además de indicar las tendencias específicas de cada uno de los servicios de streaming, los resultados de Omdia también arrojan luz sobre una métrica de la salud del sector de la que a menudo se informa poco: las re-suscripciones o, lo que es lo mismo, los suscriptores que vuelven tras darse de baja. 

Según la empresa, en los últimos 12 meses se cancelaron un 45% más de servicios de streaming en el Reino Unido, pero las re-suscripciones aumentaron en un impresionante 84%. No se sabe si la misma tendencia se ha impuesto en todo el mundo, pero, como informa Deadline, los datos muestran que un mayor número de bajas no significa necesariamente que se abandonen las suscripciones.

De hecho, el número de suscripciones a servicios de vídeo a la carta creció un 11% el año pasado, lo que sugiere que el aumento del coste de la vida no está afectando tanto a los hábitos de streaming como muchos pensaban. 

En una presentación en la que se anunciaron los resultados, la directora senior de Omdia, Maria Rua Aguete, dijo: "En términos de hacer frente a los crecientes costes, los servicios de vídeo a la carta han aumentado. Para hacer frente al aumento de los costes, los consumidores prefieren recortar otros gastos en lugar de su propio entretenimiento en casa. De hecho, como revela nuestra encuesta, los recortes en otros gastos les han permitido suscribirse a servicios adicionales". 

Así pues, es posible que las re-suscripciones reviertan la curva negativa de suscriptores de Netflix en los próximos meses, si es que el streamer puede demostrar que es un servicio al que vale la pena volver. 

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de